Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibilityLEY 34 DE 1923
                    


Ir a la encuesta de percepción

LEY341923192307 script var date = new Date(18/07/1923); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LIX .N. 19113. 23, JULIO, 1923. PÁG. 1CONGRESO DE LA REPÚBLICASobre formación y fuerza restrictiva del Presupuesto NacionalDEROGADOfalsefalsePlaneaciónfalseAdministrativo general|Funciones de servidores públicos|Organización del estado|Presupuesto publicoLEY ORDINARIANorma no vigente porque agotó su objeto23/07/192301/01/193218/07/1923191131611

DIARIO OFICIAL. AÑO LIX .N. 19113. 23, JULIO, 1923. PÁG. 1

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

LEY 34 DE 1923

(julio 18)

Sobre formación y fuerza restrictiva del Presupuesto Nacional

Estado del documento: Derogado.[Mostrar]

Subtipo: LEY ORDINARIA

El Congreso de Colombia 

  

DECRETA: 

  


Artículo 1º. El Presupuesto de rentas y gastos deberá ser presentado por el Gobierno al Congreso, de acuerdo con la Constitución, en los primeros diez días de las sesiones anuales de éste Dicho Presupuesto se presentará original en forma de proyecto de ley, por conducto del Ministerio de Hacienda, y será distribuido al mismo tiempo, en cuaderno impreso, a todos los miembros de las Cámaras Legislativas. 

  


Artículo 2º. El Presupuesto Nacional consistirá en un cálculo de las rentas probables que se recibirán y de las sumas que deban gastarse para servicio del Gobierno, durante el año siguiente a la reunión ordinaria del Congreso, en forma tal que aparezca el superávit o el déficit probable. 

  

Dicho Presupuesto se dividirá en dos partes, la primera de las cuales se llamará Presupuesto de rentas, y la segunda, Presupuesto de gastos. 

  

El Presupuesto de rentas servirá de base para los cómputos financieros, y una vez que el Congreso haya dictado las leyes que autoricen la recaudación de las rentas incluídas en dicho Presupuesto, la acción de aquél deberá limitarse a aprobar los cómputos presentados por el Gobierno. 

  

El Presupuesto de gastos será considerado simplemente como un cómputo de las sumas requeridas para los servicios públicos, y cuando haya sido aprobado por ley, se denominará Ley de Apropiaciones, que será encabezada con la siguiente fórmula: "Aprópianse de los fondos generales del Tesoro de la República de Colombia las siguientes cantidades, para los gastos que se expresan a continuación." 

  

Cuando el Presupuesto Nacional haya sido aprobado, se publicará con el nombre de Presupuesto de Rentas y Ley de Apropiaciones. 

  

Presupuesto de rentas. 

  


Artículo 3º. El Presupuesto de rentas será clasificado, según la fuente de los ingresos, en la forma siguiente: 

  

a) Bienes nacionales. 

  

b) Servicios nacionales. 

  

c) Impuestos. 

  

d) Ingresos varios. 

  

En el Presupuesto de rentas se expresarán las leyes vigentes que autorizan la recaudación de ellas. 

  


Artículo 4º Los ingresos varios comprenderán las cantidades que el Tesoro deba recibir de fuentes distintas de las enumeradas en los tres primeros ordinales del artículo anterior, a saber: 

  

1º. Los aprovechamientos, bajo cuyo nombre se designan las cantidades que entran al Tesoro provenientes de causas especiales, tales como el premio de monedas y letras de cambio vendidas, intereses pagados por los deudores del Tesoro, y los porcentajes perdidos por rematadores que no han cumplido con sus obligaciones, las porcientajes quiebras en los remates, etc. 

  

2º. Los reintegros, tales como las devoluciones al Tesoro por pagos indebidamente hechos o por otra causa, y las consignaciones que hacen los empleados de manejo de las sumas que han dejado de cobrar. 

  

3º. Los arbitrios fiscales, que consten en operaciones como la acuñación de moneda de vellón, que dejan una utilidad al Estado por la diferencia entre su precio de costo y su valor legal. 

  

4º Las multas, que comprenden las cantidades recaudadas por vía de pena, o a virtud de una cláusula penal. 

  

5º. Los productos de los remates de contrabando. 

  

6º. En general, las sumas que deben ingresar al Tesoro Nacional y que no figuran en las categorías de productos de bienes nacionales, servicios e impuestos. 

  


Artículo 5º. Las entradas por operaciones de crédito, tales como emisión de documentos de deuda pública, contratación de empréstitos, etc., no serán incluidas en el Presupuesto de rentas. 

  


Artículo 6º. El cómputo del producto de cada renta no podrá exceder al promedio del rendimiento efectivo de ella durante los tres años anteriores a la preparación del Presupuesto. Cuando hayan de recaudarse rentas adicionales, decretadas por nuevas leyes, el producto probable de aquéllas se incluirá por separado después de hallar el promedio de las otras en los tres años anteriores. 

  

Tampoco se hará disminución alguna en los cómputos que resulten de acuerdo con lo dispuesto en el inciso anterior, mientras no haya una causa justificativa de tal disminución. La causa se expresará en la exposición ministerial que debe acompañar al proyecto de Presupuestos. 

  


Artículo 7º. Cuando el cómputo de las rentas presentado a la consideración del Congreso no se ajustare en un todo a las disposiciones de la presente Ley, la Cámara devolverá el proyecto para que se modifique en concordancia con tales disposiciones, lo cual se llevará a cabo por el Gobierno en el término prerentorio (sic) de ocho días; de lo contrario, la Cámara iniciará contra los empleados renuentes el juicio de responsabilidad a que hubiere lugar. 

  


Artículo 8º. No habrá en el Presupuesto Nacional partida alguna indefinida de ingresos o que no esté representada por cifra numérica. 

  


Artículo 9º. El Presupuesto de gastos se dividirá en dos partes, a saber: 

  

Gastos ordinarios, y 

  

Gastos extraordinarios. 

  

Por gastos ordinarios se entienden los gastos corrientes de administración, inclusive los de construcción de edificios públicos, caminos y otras obras no productivas de renta, como son: 

  

Sueldos; 

  

Material y provisiones; 

  

Servicios contractuales, incluyendo jornales y materiales; 

  

Intereses de la deuda pública; 

  

Construcción de obras públicas no productivas de renta; 

  

Pagos de empréstitos temporales por anticipo de rentas; 

  

Colonización y misiones, ésta última con las sumas precisas fijadas por las leyes; y 

  

Otros gastos. 

  

Por gastos extraordinarios se entienden los siguientes: 

  

Amortización de la deuda pública; 

  

Construcción o adquisición de empresas públicas productivas de renta. 

  


Artículo 10. El Presupuesto de gastos ordinarios no podrá exceder al Presupuesto de rentas, ni podrá el Congreso aumentar ninguna de las partidas de aquél, propuestas por el Gobierno, ni incluír un nuevo gasto, salvo que el aumento o la inclusión tenga la aquiescencia del Gobierno y que no se altere con ello el equilibrio entre los dos Presupuestos. Podrá sí, el Congreso, eliminar o reducir cualquier partida de gastos propuesta por el Gobierno. 

  


Artículo 11. Si en la discusión de la ley de apropiaciones se eliminare o disminuyere alguna o algunas de las partidas del proyecto respectivo, el Congreso podrá, de acuerdo con el Gobierno, reemplazarla o reemplazarlas por otra u otras autorizadas por leyes preexistentes, cuya cuantía no exceda a las que ha rechazado o disminuido. 

  


Artículo 12. Cuando el total del Presupuesto de gastos ordinarios y extraordinarios exceda al total del Presupuesto de rentas, el Gobierno propondrá y el Congreso proveerá los medios de obtener los fondos necesarios para cubrir la diferencia. 

  


Artículo 13. Si no cupieren en el Presupuesto de rentas todos los gastos decretados por leyes anteriores, el Gobierno podrá, o proponer la creación de nuevos ingresos o prescindir de solicitar apropiación de fondos para los gastos que estime menos urgentes, aunque hayan sido decretados por ley. 

  


Artículo 14. Para los gastos de cada uno de los servicios administrativos se abrirán créditos sobre la masa de los fondos del Tesoro, sin apropiar para el pago los productos de ciertos o determinados ramos de ingresos. En consecuencia, no se llevarán cuentas parciales separadas de los productos de un mismo ramo. 

  


Artículo 15. No habrá en el Presupuesto partida alguna de egreso o gasto indefinido. Para el pago de comisiones o asignaciones eventuales y otros gastos semejantes, se presupondrá siempre una cantidad, calculando su monto sobre lo que deban producir las ventas de bienes o efectos de la Nación o la recaudación de las rentas sobre que deba pagarse una asignación eventual, o la suma que debe servir de base al gasto. 

  


Artículo 16. Para los gastos imprevistos, se presupondrá en cada servicio administrativo el uno por ciento (1 por 100) de su Presupuesto de gastos ordinarios; y por ningún motivo se presupondrá una misma partida para dos o más servicios. 

  


Artículo 17. los Ministros podrán, dentro de sus respectivos departamentos, trasladar el todo o parte de los fondos votados para un artículo del Presupuesto a otro artículo, siempre que ambos estén incluídos en el mismo capítulo, que se obtenga para ello la aprobación del Consejo de Ministros y cuando apareciere de manera evidente e indiscutible que no hay ni puede haber ya necesidad de la inversión de la suma cuya traslación va a efectuarse. Dicho traslado no será efectivo hasta que se haya dado cuenta de él al Contralor General. 

  

Parágrafo. Los documentos que justifiquen la traslación de partidas en el Presupuesto, serán presentados al Congreso en las sesiones ordinarias inmediatamente posteriores, junto con el proyecto de ley de Presupuestos, para la aprobación o improbación (sic) del traslado respectivo, según que se hayan cumplido o nó (sic) las condiciones fijadas en este artículo y que se justifique, además, la necesidad o conveniencia de aumentar la partida a la cual se haya hecho el traslado. 

  


Artículo 18. Las apropiaciones deberán hacerse para un año fiscal y serán válidas para el pago de las obligaciones contraídas durante dicho año. En tal virtud, las apropiaciones hechas para gastos del Gobierno, para cualquier año fiscal, permanecerán en vigor hasta que todas las obligaciones contraídas durante dicho año, de acuerdo con el Presupuesto, hayan sido pagadas. 

  

No podrán cargarse a las apropiaciones hechas para un año, gastos correspondientes al año siguiente. Después que todas las obligaciones contraídas durante el año hayan sido cargadas a las apropiaciones hechas para ese año, el saldo no gastado volverá al Tesoro. 

  

Parágrafo. Todas las cuentas de cobro a cargo del Gobierno deberán ser presentadas para su pago o liquidación a más tardar el 31 de marzo del año siguiente de aquél en que se contrajo la obligación correspondiente, y ninguna cuenta presentada después de esa fecha se pagará con la apropiación para dicho año; pero el acreedor podrá presentar su cuenta al empleado competente después de aquella fecha, para que sea incluida en la Ley de Apropiaciones del próximo año. 

  

Aprobación por el Congreso y el Poder Ejecutivo. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 19. El Presupuesto debe estar definitivamente aprobado por el Congreso en el término perentorio de sesenta días, a contar desde la fecha en fuere presentado por el Ministro respectivo, para que el poder Ejecutivo pueda ejercer en oportunidad la atribución constitucional de dar o nó su sanción a la respectiva Ley de Presupuestos. 

  

Si no fuere aprobado dentro de este término, lo considerará preferentemente en las siguientes cesiones, y en este caso, para alterar el orden del día, serán necesarios los votos de las cuatro quintas partes de los miembros presentes a la sesión. 

  

Si el proyecto de Presupuesto de rentas y el de la Ley de Apropiaciones no fueren ley de la República antes de la media noche de 15 de diciembre de cada año, continuarán vigentes el Presupuesto de rentas y la Ley de Apropiaciones del año anterior. 

  

Formación del Presupuesto. 

  


Artículo 20. Para la formación del Presupuesto, cada Ministro y cada Jefe de una "oficina administrativa," no incluida en un Ministerio, deberá, durante el mes de abril de cada año, preparar y enviar al Ministerio de Hacienda un cálculo de los gastos del Ministerio, o de dicha oficina administrativa. 

  

Dicho cálculo será clasificado de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 9º de esta Ley, y se citará en él la ley, contrato u otra disposición que autorice el gasto. 

  


Artículo 21. El Ministro de Hacienda preparará, durante el mes de mayo de cada año, el proyecto de Presupuesto y lo someterá a la consideración del Consejo de Ministros. 

  


Artículo 22. Cuando el Consejo de Ministros haya determinado y aprobado definitivamente las modificaciones que deben hacerse a los cálculos preliminares del Presupuesto, el Ministro de Hacienda hará sacar en limpio el proyecto para presentarlo al Congreso. 

  


Artículo 23. En el proyecto de ley de Apropiaciones se incluirá la partida necesaria, para atender a los gastos que ocasione el Congreso durante ciento veinte días de sesiones ordinarias, más los treinta días para servicio de las Secretarías de las Cámaras, conforme al artículo 9º de la Ley 97 de 1922. 

  


Artículo 24. En el margen izquierdo y en columna especial se citarán al frente de cada partida la disposición legal sustantiva preexistente, o la sentencia o el contrato legalmente aprobado que autorice el gasto. Exceptúanse los casos en que se trate de material para el Ejército, Policía, Resguardos Nacionales o de material para las oficinas públicas nacionales, cuando no haya ley especial que rija la cuantía, o de personal y material de las obras públicas cuando se hayan de ejecutar por administración directa y no haya tampoco ley especial que fije las cantidades que deban invertirse. 

  

En el margen derecho habrá también las columnas necesarias para colocar las partidas correspondientes de la liquidación del Presupuesto votado en el año anterior, las diferencias de más y las diferencias de menos, de suerte que sin dificultad se pueda hacer la comparación por capítulos, artículos y parágrafos entre dicha liquidación y el proyecto. Al pie de las respectivas páginas, o en seguida del Presupuesto, o en cuaderno separado, se pondrán las notas explicativas de los motivos de las diferencias. 

  


Artículo 25. Al proyecto de Presupuesto Nacional se acompañarán los siguientes documentos: 

  

1º Relaciones nominales de todas las pensiones concedidas. 

  

2º Un cuadro de distribución, por Cuerpos, del Ejército permanente y de sus sueldos. 

  

3º Otro cuadro de Resguardos Nacionales. 

  

4º Las disposiciones que, en concepto del Gobierno deba contener la Ley sobre Presupuestos Nacionales. 

  

A los documentos hasta aquí mencionados precederá una exposición del Ministerio de Hacienda, en la que se expresen los resultados del Presupuesto anterior, las apreciaciones sobre la situación fiscal del país, el estado de su crédito y las líneas generales de la política fiscal del Gobierno. 

  

Créditos adicionales administrativos 

  


Artículo 26. En receso del Congreso el Gobierno puede, de acuerdo con la Constitución, autorizar apropiaciones adicionales suplementales o extraordinarias al Presupuesto, cuando a su juicio sea de necesidad imprescindible hacer un gasto no incluído en las apropiaciones existentes. Tales apropiaciones adicionales se llaman créditos suplementales y créditos extraordinarios. 

  

Dichos créditos toman el nombre general de créditos administrativos. 

  

Los créditos suplementales son los que abre el Gobierno para aumentar las apropiaciones hechas, por haber resultado éstas insuficientes para el servicio a que se destinan. 

  

Los créditos extraordinarios son los que abre el Gobierno para la creación de un servicio nuevo no previsto en el Presupuesto o para la extensión de alguno de los inscritos en él. 

  

Se entiende que un gasto es imprescindible cuando no puede ser aplazado hasta la reunión del Congreso sin grave perjuicio de los intereses públicos. 

  

Los gastos de que se trata no pueden ser decretados por el Gobierno sin previa consulta al Consejo de Estado, el cual en Sala Plena emitirá su concepto motivado dentro de tercero día. 

  


Artículo 27. Para los efectos de la apertura de créditos administrativos, las apropiaciones del Presupuesto se dividen en limitativas y estimativas. 

  

Son limitativas las apropiaciones cuya cuantía está determinada en ley, contrato o sentencia preexistente de una manera precisa. 

  

Son estimativas las apropiaciones cuya cuantía se calcula en globo por aproximación, por no conocerse con exactitud de antemano el monto efectivo de ella. 

  


Artículo 28. No pueden aumentarse las apropiaciones limitativas por medio de créditos administrativos, sin cono el carácter de extraordinarios. 

  


Artículo 29. No podrán abrirse créditos suplementales sino después de cuatro meses de clausurado el Congreso, salvo los que se exijan antes de manera inaplazable, para servicios urgentes de orden público o de defensa nacional. 

  


Artículo 30. Es prohibido abrir como administrativos los créditos que, habiéndose presentado al Congreso, bien para su apertura, bien para su legalización, se hubieren negado por éste expresamente. 

  

Se exceptúan de la prohibición los créditos respecto de los cuales se acrediten nuevas y más apremiantes circunstancias, provenientes de fuerza mayor o caso fortuito. 

  


Artículo 31. Cuando se trate de obtener la apertura de un crédito suplemental, el respectivo Ministro formará un expediente que debe contener: 

  

a) Constancia del crédito primitivo. 

  

b) Giros que sobre él se hayan hecho, con explicación del objeto de cada uno. 

  

d) Constancia de la inversión efectiva del crédito primitivo, siendo entendido que no es inversión efectiva de una suma los giros que de ella se hagan por una oficina a favor de otra, con el solo fin de movilizar fondos que han de entregarse a un pagador. 

  

d) Motivos por los cuales ha llegado a ser insuficiente el crédito primitivo. 

  

3) Razón por la cual no se solicitó en oportunidad del Congreso la cantidad necesaria. 

  

f) Detalle o pormenor del gasto que falte por hacer, imputable a la partida votada. 

  

g) Inconvenientes y perjuicios que resultarían de no hacer el gasto. 

  


Artículo 32. Cuando se trate de obtener la apertura de un crédito extraordinario, el expediente que al efecto ha de forma el respectivo Ministro debe contener: 

  

a) Cuantía detallada del gasto de que se trata. 

  

b) Razones justificativas de la necesidad y urgencia que hacen imprescindible el gasto, por los inconvenientes y perjuicios que resultarían si se omitiere. 

  


Artículo 33. Con el expediente formado de acuerdo con lo previsto en los artículos que preceden, el respectivo Ministro del ramo hará la solicitud al Consejo de Ministros. 

  

El Presidente del Consejo pasará la solicitud con el expediente al estudio de otro de los Ministros, el cual será sustanciador e informante, con derecho a pedir cuantos comprobantes y datos tenga a bien. 

  

El Ministro informante tomará dictamen del Consejo de Estado, quien lo rendirá en Sala Plena y dentro de tercero día, y presentará al Consejo de Ministros un informe escrito, con proyecto de resolución. 

  

El Consejo de Ministros decidirá si se procede o nó a abrir el crédito, y en caso afirmativo el Presidente dispondrá que el Ministro de Hacienda, o quien haga las veces de éste, formule el decreto que ha de dictarse por el Poder Ejecutivo. 

  


Artículo 34. El Gobierno debe presentar a la Cámara de Representantes, en las sesiones ordinarias del Congreso, y al mismo tiempo que el Presupuesto de rentas y gastos, dos proyectos de la ley que contengan, en artículo separado, el uno la legalización de todos los créditos extraordinarios abiertos, y el otro todos los créditos suplementales. 

  

A cada proyecto acompañará copia autorizada de todos los documentos creados para la apertura de tales créditos. 

  


Artículo 35. Los créditos que se presenten al Congreso para su legalización, serán estudiados por la Cámara de Representantes en el primer mes de sus sesiones; si pasado este término no hubieren sido legalizados o improbados estos créditos, figurarán preferentemente en el orden del día de las sesiones posteriores de la Cámara respectiva, y en este caso no será alterado el orden del día sino con los votos de las cuatro quintas partes de los Senadores o Representantes en cada sesión. 

  

Si los créditos antedichos no hubieren sido aprobados o ímprobados antes del 15 de diciembre del año en que fueron sometidos a las Cámaras, se entenderá que quedan legalizados. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 36. Cuando el Congreso improbare un crédito de los mencionados en el artículo 26 de esta Ley, la Cámara de Representantes, de oficio, procederá a instruír el proceso del caso para averiguar qué empleados comprometieron su responsabilidad. 

  


Artículo 37. El Ministro que liquide y autorice gastos que han de cubrirse con la votación señalada en los decretos de créditos administrativos vedados por la ley, el pagador que lo cubriere y el contador que dejare de desecharlos en el examen de la respectiva cuenta, incurrirá en las siguientes penas: pérdida del empleo, inhabilitación por uno a cuatro años para ejercer empleo o cargo público y prisión por uno a tres meses. 

  

Créditos adicionales legislativos. 

  


Artículo 38. Ningún crédito adicional a la Ley de Apropiaciones podrá abrirse por el Congreso, sino a petición del Gobierno y para los mismos fines de que si se tratara de abrir créditos administrativos. Cuando se trate de gastos distintos de aquellos para los cuales se pueden abrir créditos administrativos, no se podrá decretar por el Congreso ninguna apropiación adicional al Presupuesto que haga superior el de gastos al de rentas, a menos que se provea lo conducente a obtener las nuevas rentas necesarias para el gasto, o a menos que el Contralor General certifique ante el Congreso que hay un saldo de rentas no apropiado, que puede emplearse en tal objeto. 

  

No quedan comprendidos en esta regla general los créditos que vote el Congreso con el exclusivo objeto de proveer a sus propios servicios. 

  


Artículo 39. Las rentas no apropiadas consistirán en el exceso del total del Presupuesto de rentas sobre el total de la Ley de Apropiaciones más el monto de rentas efectivamente recaudadas en un año, en exceso del total del Presupuesto de rentas. 

  


Artículo 40. Los proyectos de créditos adicionales legislativos que se soliciten del Congreso por el Gobierno, serán aparejados con la solicitud y comprobantes que para la apertura de los administrativos se prescriben en esta Ley. 

  

Leyes que implican gastos. 

  


Artículo 41. Las partidas de gastos decretados por leyes que dicte la misma legislatura que expida el Presupuesto, no podrán incorporarse en él sin observar las disposiciones legales para la apertura de créditos legislativos. El mismo requisito habrá de llenarse cuando otra legislatura haya de hacer la incorporación. 

  


Artículo 42. Deróganse el Título III del Libro 3º del Código Fiscal, el artículo 194 del mismo Código, la Ley 7ª de 1916 y las demás disposiciones contrarias a la presente Ley. 

  


Afecta la vigencia de: [Mostrar]



Artículo 43. Las disposiciones de la presente Ley no modifican la Ley sobre Presupuesto de rentas y gastos de la actual vigencia. 

  


Artículo 44. Esta Ley regirá desde su sanción. 

  

Dada en Bogotá a doce de julio de mil novecientos veintitrés. 

  

El Presidente del Senado, Luis de Greiff, El Presidente de la Cámara de Representantes, Ignacio Moreno E. - El Secretario del Senado, Julio D. Portocarrero 

  

El Secretario de la Cámara de Representantes, Fernando Restrepo Briceño

  

Poder Ejecutivo-Bogotá, julio 18 de 1923. 

  

Publíquese y ejecútese. 

  

PEDRO NEL OSPINA 

  

El Ministro del Tesoro, 

  

Gabriel POSADA.