¡Inscríbete en el curso SUIN-Juriscol!

Nuestro curso te brinda las herramientas y el conocimiento necesario, gratuito y con modalidad autoformación.


DECRETO12901965196505 script var date = new Date(21/05/1965); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO CI. N. 31678. 15, JUNIO, 1965. PÁG. 1.MINISTERIO DE GOBIERNOPor el cual se autoriza la convocatoria de Consejos de Guerra VerbalesVigentefalsefalseInteriorfalseDECRETO ORDINARIO15/06/196521/05/1965316784811

DIARIO OFICIAL. AÑO CI. N. 31678. 15, JUNIO, 1965. PÁG. 1.

DECRETO 1290 DE 1965

(mayo 21)

Por el cual se autoriza la convocatoria de Consejos de Guerra Verbales

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de las facultades que le confiere el artículo 121 de la Constitución Nacional, y 

  

CONSIDERANDO: 

  

Que por Decreto número 1288 de 21 de mayo de 1965 se declaró turbado el orden público y en estado de sitio todo el territorio de la República; 

  

Que entre los fundamentos que el Gobierno tuvo para dictar dicho Decreto está la aparición de alarmantes formas de delincuencia, como el secuestro, y atentados contra la vida y los bienes de las personas; 

  

Que para lograr el pronto restablecimiento del orden es necesario imponer una justicia severa y oportuna que reprima determinadas infracciones penales que causan justa alarma social; 

  

Que el procedimiento de los Consejos de Guerra Verbales previsto en el Código de Justicia Penal Militar, garantiza la rapidez en el juzgamiento de ciertos delitos comunes que se cometan durante el estado de sitio, 

  

DECRETA: 

  


Artículo primero. A partir de la vigencia del presente Decreto y mientras subsista el estado de sitio, la Justicia Penal Militar, además de los delitos establecidos en el Código de la materia, conocerá de los siguientes definidos y sancionados en la ley penal común; 

  

Delitos contra la existencia y la seguridad del Estado: 

  

Delitos contra el régimen constitucional y contra la seguridad interior del Estado; 

  

De la asociación para delinquir; 

  

Del incendio y otros delitos que envuelven un peligro común; 

  

Del secuestro; 

  

De la extorsión. 

  

Conocerá igualmente de cualquier otro delito cometido en conexidad con los anteriores, y de las conductas antisociales a que se refieren los artículos 20, 30. 31 y 33 del Decreto-ley número 1699 de 1964. 

  


Artículo segundo. Los artículos 31 y 33 del Código de Justicia Penal Militar se aplicarán sin sujeción a los límites máximos de las penas establecidas en el artículo 47 del mismo Código. 

  


Artículo tercero. Mientras subsista el estado de sitio, todos los delitos y las conductas antisociales de competencia dela Justicia Penal Militar, se investigarán y fallarán por el procedimiento de los Consejos de Guerra Verbales. 

  

Los procesos penales en curso por los delitos de secuestro y de extorsión pasarán inmediatamente a la jurisdicción penal militar en el estado en que se hallen; las investigaciones adelantadas en ellos tendrán plena validez, pero el juzgamiento se efectuará en la forma prevista en este artículo. 

  


Artículo cuarto. Los delitos de abandono del servicio, abandono del puesto y deserción continuarán investigándose y fallándose por el procedimiento especial establecido en el artículo 590 del Código de Justicia Penal Militar. 

  


Artículo quinto. La facultad de convocar Consejos de Guerra Verbales corresponde a los Jueces de primera instancia, de acuerdo con lo ordenado por el artículo 566 del Código de Justicia Penal Militar. 

  


Artículo sexto. Los Consejos de Guerra Verbales de que trata el presente Decreto sesionarán en forma permanente, sin que quienes los integran puedan ausentarse del respectivo alojamiento mientras no se notifique la sentencia. 

  


Artículo séptimo. Facúltase al Gobierno para crear los cargos que sean necesarios para el cumplimiento de este Decreto y para hacer los traslados presupuéstales a que haya lugar. 

  


Artículo octavo. Suspéndanse todas las disposiciones contrarias al presente Decreto. 

  


Artículo noveno. Este Decreto rige desde la fecha de su expedición. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá, a mayo 21 de 1965. 

  

GUILLERMO LEON VALENCIA 

  

El Ministro de Gobierno, Alberto Mendoza Hoyos, El Ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Gómez Martínez. El Ministro de Justicia, Raimundo Emiliani Román. El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Hernando Durán Dussán. El Ministro de Guerra, General Gabriel Rebéiz Pizarro. El Ministro de Agricultura, Gustavo Balcázar Monzón. El Ministro del Trabajo, Miguel Escobar Méndez. El Ministro de Salud Pública, Gustavo Romero Hernández. El Ministro de Fomento, Aníbal López Trujillo. El Ministro de Minas y Petróleos, Enrique Pardo Parra. El Ministro de Educación Nacional, Pedro Gómez Valderrama. El Ministro de Comunicaciones, Cornelio Reyes. El Ministro de Obras; Públicas, Tomás Castrillón Muñoz.