DECRETO13471906190611 script var date = new Date(05/11/1906); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO XLII. N. 12808. 28. NOVIEMBRE, 1906. PÁG. 1.MINISTERIO DE GOBIERNOPor el cual se crea y organiza la Intendencia nacional del ChocóVigentefalsefalseInteriorfalseDECRETO ORDINARIO28/11/190601/01/19071280810891

DIARIO OFICIAL. AÑO XLII. N. 12808. 28. NOVIEMBRE, 1906. PÁG. 1.

ÍNDICE [Mostrar]

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

DECRETO 1347 DE 1906

(noviembre 05)

Por el cual se crea y organiza la Intendencia nacional del Chocó

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA, 

  

visto el Decreto legislativo número 4 de 1906, y 

  

CONSIDERANDO: 

  

Primero. Que tiempo atrás gran parte de los habitantes de las Provincias de Atrato y San Juan, en el Departamento del Cauca, han solicitado que se erija el territorio de esas Provincias en Intendencia nacional administrada directamente por el Gobierno, solicitud que hoy se ha renovado con insistencia, y que el Gobierno ha tenido a bien atender debidamente; 

  

Segundo. Que dada la enorme distancia a que se encuentran esas Provincias de la capital del Cauca, militan en favor de la medida razones de conveniencia para dar a esas Provincias una organización que les permita recibir el impulso de una acción administrativa más cercana y directa; 

  

Tercero. Que una vez mejorada la administración de esas Provincias podrán reintegrarse al Departamento del Cauca, si así lo demandaren entonces suficientes razones de equidad y conveniencia pública en favor de ambas secciones, 

  

DECRETA: 

  

CAPITULO I

División y límites


Artículo 1º. Sepáranse del Departamento del Cauca las Provincias de San Juan y la del Atrato, las cuales constituirán la Intendencia nacional del Chocó, que será administrada directamente por el Gobierno. 

  


Artículo 2º. Los límites de la Intendencia nacional del Chocó serán las siguientes: 

  

Desde cabo Tiburón a las cabeceras del río de la Miel, y siguiendo la cordillera por el cerro de Candi a la sierra de Cinugargún y la de Mali a bajar por los cerros de Nigue a los altos de Aspave, y de allí al Pacífico entre Cocalito y la Ardita (límites del territorio del Darién, según la Ley de 9 de Junio de 1855, incorporado en el Departamento de Panamá de conformidad con el artículo 4º. de la Constitución); de aquí con el Océano Pacífico hasta encontrar los límites de la Provincia de San Juan con la de Buenaventura; y siguiendo los límites que actualmente tienen las Provincias de San Juan y Atrato hasta dar al cabo Tiburón, primer punto de partida. 

  


Artículo 3º. La Intendencia del Chocó se divide en dos Provincias, a saber: 

  

La de San Juan, compuesta de los Municipios de Baudó, Condoto, Sipí, Tadó, Novita e Istmina (San Pablo), que será su cabecera. 

  

La del Atrato, compuesta de los Municipios de Quibdó, que será su cabecera, Bagadó, Carmen y Lloró, y los de San Nicolás de Titumate, San Rafael de Negúa y el del litoral del Pacífico creados por el presente Decreto y comprendidos dentro de los siguientes linderos: 

  

El de San Nicolás de Titumate, por el Norte y Oeste los límites con el Departamento de Panamá; por el Sur, el río Arquía, desde sus vertientes más altas en la cordillera hasta su desembocadura en el río Atrato, y por el Oriente, el golfo de Urabá. 

  

El de San Rafael de Negúa, por el Norte, el río Arquía (que hace parte de los límites de los Departamentos de Cauca y Antioquia), desde su nacimiento en la cordillera occidental hasta su desembocadura en el río Atrato; por el Occidente, desde la desembocadura del Arquía en el Atrato, aguas arriba de éste hasta la confluencia con el río Neguá; por el Sur, este río hasta su nacimiento en la cordillera occidental, y por Oriente, con ésta cordillera que es el límite entre los Departamentos de Antioquia y Cauca. De este Distrito hará parte el Corregimiento de Bebará por los límites que actualmente tienen. 

  

El del litoral del Pacífico, cuya cabecera será la población de Juradó, estará formado por una faja de cinco leguas de latitud sobre las costas del Pacífico, comprendida desde Punta Ardita hasta Morro de Micos, en la boca del río Chori. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 4º. Los límites de los demás Municipios que componen las Provincias de la Intendencia del Chocó, no fijados en el presente Decreto, serán los que le corresponden por disposiciones legales anteriores, y serán rectificados por los respectivos Consejos municipales con aprobación del Intendente. En caso de diferencia, el Gobierno decidirá definitivamente. 

  


Artículo 5º. La Intendencia nacional del Chocó tendrá por capital a Quibdó. 

  

CAPITULO II

Administración y personal.

La Intendencia será administrada por un empleado superior, Agente inmediato del Gobierno, que se denominará Intendente; por los Alcaldes provinciales, por los Alcaldes municipales y por los inspectores de policía. El Intendente durará en su destino por un período de tres años, y servirá de fecha inicial el 1º. de Enero siguiente al de su elección.


Artículo 7º. Las disposiciones de los artículos 154 a 157 del Código Político y Municipal son aplicables a los Intendentes, quienes tendrán las atribuciones de los Gobernadores, según el artículo 158 del mismo Código y los otros que las leyes o el Gobierno les asignen o les hubiesen delegado, excepto los que hacen relación a las Asambleas departamentales, y además las siguientes: 

  

1ª. Intervenir en la dirección de la instrucción pública, de común acuerdo con el Director del Ramo; 

  

2ª. Crear las escuelas superiores e inferiores de uno y otro sexo que fueren necesarias, y nombrar los Directores respectivos con aprobación del Ministro de Instrucción Pública; 

  

3ª. Presentar al Gobierno un informe anual sobre los distintos ramos de la administración a su cargo, y proponer las medidas que a su juicio sean convenientes para el mejoramiento y progreso de la Intendencia; 

  

4ª. Visitar cuatro veces al año, por lo menos, todas las Oficinas y establecimientos públicos de carácter nacional o municipal que haya dentro del territorio, dictar las medidas que estime convenientes y nombrar y remover a los empleados en caso de mal manejo; 

  

5ª. Atender con el mayor interés a la civilización de los habitantes del territorio, procurando reducir a poblaciones fijas a los indígenas errantes y acostumbrarlos por medios suaves a la obediencia y sujeción de las leyes, para lo cual debe fomentar el establecimiento y desarrollo de las misiones; 

  

6ª. Fijar de acuerdo con el Vicario o Jefe de las misiones los límites de las poblaciones que éstos funden; 

  

7ª. Dictar las providencias necesarias para impedir colisiones entre la autoridad civil y la que los misioneros ejerzan en las poblaciones que fundaren, las cuales se regirán en todos los ramos de la legislación por las reglas que de acuerdo con la autoridad eclesiástica determine el Gobierno; 

  

8ª. Velar constantemente para estorbar el comercio clandestino que pueda hacerse, y castigar o hacer castigar a los infractores de las leyes y reglamentos sobre la materia; 

  

9ª. Tomar las providencias conducentes a conservar el dominio de la República en el territorio de su mando, según las instrucciones que reciba del Poder Ejecutivo. De tales providencias dará cuenta inmediatamente al Gobierno, así como de todo atentado contra los derechos e independencia de la Nación; 

  

10. Celebrar los contratos necesarios para la conducción de correos de la Intendencia, construcción y conservación de líneas telegráficas, y someterlos a la aprobación del Ministerio de Gobierno, o pedir que dichos contratos se celebren directamente con el Director general del Ramo; 

  

11. Celebrar los contratos necesarios para la apertura y composición de los caminos de la Intendencia y de los que pongan en comunicación a ésta con los Departamentos limítrofes, y someterlos previamente a la consideración del Ministro de Obras Públicas; 

  

12. Celebrar contratos para la construcción o adquisición de los edificios que requiera la administración de la Intendencia, así como para el establecimiento de las Colonias penales con aprobación del Ministerio de Obras Públicas; 

  

13. Solicitar del Poder Ejecutivo la creación de Municipios cuando llenen las condiciones exigidas por el Capítulo II, título 6º. Del Código Político y Municipal; 

  

14. Promover lo conducente al establecimiento de nuevas poblaciones y a la organización de las existentes en el territorio; 

  

15. Conocer de los denuncios sobre tierras baldías; practicar las diligencias pertinentes según el Código Fiscal para la adjudicación provisional de ellos y promover las gestiones necesarias para adjudicar los baldíos a los colonos y cultivadores, como lo previene el Decreto sobre Colonias penales; 

  

16. Disponer que se levante el censo del territorio en la forma y términos de que trata la Ley 8ª. de 1904, que sean compatibles con la organización de la Intendencia. Para la formación del censo en las secciones donde no haya Consejos municipales, el Intendente nombrará comisionados al efecto; de manera que no quede porción ninguna del territorio que no esté comprendida en él y haciendo mención del número y nomenclatura de los tribus salvajes; 

  

17. Nombrar y remover libremente a los Alcaldes provinciales y municipales; 

  

18. Expedir los reglamentos sobre policía rural, inscripción y uso de marcas quemadoras, establecimiento de labranzas, quema de sábanas y lo demás que requiera la buena marcha de la administración; 

  

19. Establecer y reglamentar el impuesto sobre bienes inmuebles, así como el de trabajo personal subsidiario, de acuerdo con las leyes; 

  

20. Proveer lo necesario para la ejecución de obras que interesen conjuntamente a varios Municipios, y señalar la parte de gastos que a cada uno de ellos corresponda, previo el dictamen de los respectivos Consejos municipales; 

  

21. Prohibir los juegos y diversiones públicos que perjudiquen a la moralidad o al desarrollo de la riqueza pública y reglamentar los que permitan las leyes; 

  

22. Ejercer las funciones de Jefe de la Gendarmería Nacional y las de Inspector de la Provincia de Urabá, del Departamento de Antioquia, de acuerdo con el Gobernador del Departamento; 

  

23. Enviar al Gobierno para su aprobación y antes del 1º. De Enero de cada año, el proyecto de presupuesto de rentas y gastos de la Intendencia. 

  


Artículo 8º. El Intendente tiene el carácter de Visitador Fiscal de las Aduanas y Salinas que estén establecidas o se establezcan dentro del territorio de su jurisdicción; con la obligación de indicar al Ministerio de Hacienda y Tesoro las modificaciones que estime convenientes en ese ramo. 

  


Artículo 10. Cada Provincia será regida por un Alcalde provincial de libre nombramiento y remoción del Intendente, de quien es agente inmediato. 

  


Artículo 11. El período del Alcalde será de un año y puede ser reelecto indefinidamente. 

  


Artículo 12. Los Alcaldes provinciales tendrán las mismas atribuciones y obligaciones de los Prefectos de Provincia, según los capítulos 2º. y 3º.del título 5º. de la Ley 149 de 1888, y ejercerán las funciones de Agentes de Policía judicial, de conformidad con las leyes, y las demás que las deleguen el Intendente y el Poder Ejecutivo. 

  


Artículo 13. Los Alcaldes municipales e Inspectores de Policía tendrán las atribuciones de que trata el Capítulo 7º. Título 5º. del Código Político y Municipal, serán también Oficiales de Policía judicial, según las leyes, y además funcionarios de instrucción, y podrán practicar por comisión las diligencias civiles que les confieren las autoridades del Poder Judicial. 

  


Artículo 14. La Intendencia tendrá para su despacho el siguiente personal, con las asignaciones que se expresan: 

  

Parágrafo. Por decreto de la Intendencia serán señaladas las funciones y deberes de tales empleados, con aprobación del Gobierno. 

  


Artículo 15. El personal y asignaciones de las Alcaldías provinciales, municipales e Inspecciones de Policía serán determinados por el Intendente con aprobación del Gobierno. 

  

CAPITULO III

Legislación.


Artículo 16. Regirán en la Intendencia todas las leyes y decretos legislativos vigentes y que sean compatibles con los que el Gobierno dicte para organizar y administrar la Intendencia. 

  


Artículo 17. Con las mismas restricciones y salvedades regirán en la Intendencia las ordenanzas sobre policía y Ramo fiscal vigentes en el Departamento del Cauca. 

  

CAPITULO IV

Régimen de los Distritos.


Artículo 18. Son aplicables a los Municipios de la Intendencia las disposiciones a que se contrae el Título VI de la Ley 149 de 1888, y las contenidas en las ordenanzas del Cauca en todo lo que no se oponga al presente Decreto. 

  


Artículo 19. Los Consejos municipales nombrarán Tesoreros municipales, con aprobación del Intendente. 

  


Artículo 20. En cada Distrito habrá un Agente del Ministerio público llamado Personero municipal, que tendrá un suplente, y serán nombrados ambos por el Intendente. 

  

Parágrafo. El período de duración del Personero municipal será de un año, sin perjuicio de ser reelecto indefinidamente. 

  


Artículo 21. Las atribuciones del Personero municipal serán las determinadas en el artículo 271 de la Ley 149 de 1888 y las demás que les hayan sido designadas por las leyes y decretos posteriores. 

  


Artículo 22. Autorízase al Intendente para organizar en todos los ramos la administración de los Municipios creados por el presente Decreto, así como para fijar los límites del Municipio de San Pablo, ampliando su territorio. Los decretos que expida al efecto serán sometidos a la consideración del Gobierno. 

  

CAPITULO V

Organización Judicial.


Artículo 23. En la Intendencia del Chocó habrá dos Circuitos judiciales, el de Atrato y del de San Juan; el primero pertenecerá al Distrito Judicial de Bolívar y el segundo al del Cauca. 

  


Artículo 24. El Circuito judicial de Atrato lo formarán los Municipios de Bagadó, Carmen, Lloró, San Nicolás de Titumate, San Rafael de Neguá con el Corregimiento de Bebará, el del litoral del Pacífico y Quibdó, que será su cabecera. 

  


Artículo 25. El Circuito judicial de San Juan será integrado por los Municipios de Baudó, Sipí, Nóvita, Tadó, Condoto e Istmina, que será su cabecera. 

  


Artículo 26. En los Circuitos de Atrato y San Juan habrá sendos juzgados de Circuito que conocerán de ambos ramos, con el personal y asignaciones de los de su categoría. 

  

CAPITULO VI

Notariado y registro.


Artículo 27. En la Intendencia del Chocó habrá los siguientes Circuitos de Notaría y Registro: 

  

En la Provincia de Atrato, el de Quibdó, que será su cabecera, con los Distritos de Bagadó, Carmen, Lloró, San Nicolás de Titumate, San Rafael de Neguá, con el Corregimiento de Bebará, el del litoral del Pacífico y los demás corregimientos que actualmente lo constituyan. 

  

En la Provincia de San Juan, los de Nóvita, con los Distritos de Nóvita por cabecera, y Sipí; y el de Istmina con los Distritos de San Pablo, que será su cabecera, Baudó, Condoto y Tadó. 

  


Artículo 28. Deróganse todas las resoluciones y decretos por medio de los cuales se haya autorizado a los Secretarios de los Consejos municipales de la Intendencia para ejercer funciones notariales. 

  

Parágrafo. Los archivos que se hayan formado en virtud de tales autorizaciones pasarán antes del 1º. De Marzo de 1907 a los Notarios de las cabeceras de los respectivos Circuitos, a fin de que sean incorporados en los archivos correspondientes. 

  

CAPITULO VII

Administración fiscal.


Artículo 29. El manejo inmediato de la Hacienda nacional estará a cargo del Administrador del Circuito que exista, de acuerdo con el Decreto número 806 de 1905, reglamentario de la Ley 61 de 1905. 

  


Artículo 30. Las cuentas del Administrador de Hacienda nacional de la Intendencia serán rendidas en la forma y términos que previenen las leyes y decretos sobre la materia. 

  

CAPITULO VIII

Elecciones.


Artículo 31. La Intendencia nacional del Chocó elegirá un Representante al Congreso y dos suplentes. La elección la verificará una Junta formada por el Intendente, su Secretario general y tres vecinos notables elegidos por el Consejo municipal de la capital de la Intendencia. 

  


Artículo 32. Los Consejos municipales serán de elección popular en la forma que determinan las leyes sobre la materia. 

  

Parágrafo. Mientras se verifican las elecciones populares facúltase al Intendente para nombrar Consejeros municipales en todos los Distritos, con aprobación del Gobierno. 

  


Artículo 33. La Intendencia no hará parte de ninguna circunscripción electoral para la elección de Diputados a la Asamblea departamental. 

  

CAPITULO IX

Escuelas.


Artículo 34. Habrá en la Intendencia escuelas superiores en Quibdó e Itsmina, una para hombres y otra para mujeres, según los reglamentos que dicte el Intendente, aprobados por el Ministerio de Instrucción Pública. 

  


Artículo 35. En cada uno de los Municipios de la Intendencia y en las poblaciones de alguna importancia habrá una escuela mixta, o una elemental para varones y otra para niñas. Los decretos respectivos se someterán a la aprobación del Ministerio del Ramo. 

  

CAPITULO X

Colonización y misiones.


Artículo 36. Establécese en la Intendencia una Junta de colonización formada por el Intendente, que la presidirá el Superior de los Misiones, el Cura párroco de la capital de la Intendencia y en defecto de éste el que designe el Intendente, y de un vecino honorable. 

  

Parágrafo. El nombramiento de Secretario de la Junta podrá recaer en una persona extraña. 

  


Artículo 37. La Junta fijará, de acuerdo con los Misioneros, los lugares donde deban establecerse las misiones, la suma anual con que deba auxiliarse a cada una de ellas, la residencia de las Hermanas de la Caridad, los sueldos y auxilios que a éstos correspondan, y en general, cuanto juzgue conveniente para alcanzar buen éxito la evangelización de las tribus salvajes y en el progreso moral de todos los habitantes de la Intendencia. 

  


Artículo 38. La misma Junta organizará colonias agrícolas con aprobación del Gobierno. 

  

CAPITULO XI

Vías de comunicación.


Artículo 39. Los caminos de la Intendencia se dividen en tres clases: vías nacionales, vías departamentales y vías municipales. Las primeras que son las determinadas en el artículo 1º. de la Ley 60 de 1905, serán de cargo directamente del Gobierno, y las dos últimas serán de cargo de la Intendencia. 

  


Artículo 40. La construcción y conservación de las vías mencionadas se llevarán a efecto conforme a la Ley 60 de 1905 y los decretos reglamentarios, con aprobación del Ministerio de Obras Públicas. 

  

CAPITULO XII

Establecimientos de castigo.


Artículo 41. Habrá en la Intendencia la Colonia penal de Titumate, a cargo de un Director y conforme a la organización que le ha dado el Poder Ejecutivo. 

  


Artículo 42. En cada Municipio habrá dos cárceles, una para hombres y otra para mujeres, o una sola con dos departamentos distintos y perfectamente asilados uno del otro. Aquellas o ésta en la cabecera de la Intendencia constituirán el establecimiento de reclusión destinado para cumplir la pena de presidio, reclusión y arresto; y tendrá además un departamento especial para habitación del Director. Este empleado será nombrado por el Intendente. 

  

CAPITULO XIII

Policía.


Artículo 43. El servicio de policía en la Intendencia será prestado por la fuerza pública de la Nación, conforme lo disponga el Gobierno. 

  


Artículo 44. El Intendente tendrá el carácter de Inspector fluvial; organizará la policía respectiva que sea necesaria y dará cuenta de las providencias que dicte a este respecto el Ministerio de Guerra. 

  

CAPITULO XIV

Publicaciones oficiales.


Artículo 45. Los actos de los empleados administrativos y judiciales de la Intendencia que deban publicarse en los periódicos oficiales, según lo determinan las leyes, decretos y resoluciones, se insertarán a costa de los interesados, en los que circulen con tal fin en la Intendencia, y a falta de éstos en los periódicos oficiales de los Departamentos del Cauca y Bolívar. 

  

Parágrafo. Los empleados que ordenen una publicación deben determinar precisamente los efectos legales que haya de surtir, y dispondrán además que se haga por carteles en la respectiva localidad. 

  

CAPITULO XV

Disposiciones varias


Artículo 46. Autorízase al Intendente para señalar los sueldos de los empleados creados por el presente Decreto con aprobación del Gobierno. 

  


Artículo 47. Las consultas y apelaciones de las providencias del Intendente, de que debe conocer el Gobierno, se surtirán ante el Ministerio del Ramo a que dichas providencias se refieran. 

  


Artículo 48. El Intendente hará levantar el catastro de la propiedad raíz antes del 1º. de Agosto de 1907, a fin de hacer efectivo este impuesto, y deberá remitir al Gobierno un resumen para su conocimiento. 

  


Artículo 49. Delégase al Intendente la facultad de conceder permiso al Distrito de SAN Pablo para establecer bodegas cómodas y seguras en los puntos extremos del istmo del mismo nombre, a fin de que ese Distrito pueda atender al mejoramiento de las vías públicas invirtiendo la renta que se derive de los derechos de bodegaje, los cuales serán fijados de manera equitativa. Los decretos que se expidan se someterán a la aprobación del Gobierno. 

  


Artículo 50. El Intendente ejercerá las funciones de Jefe de Alta Policía Nacional cuando así lo determine el Poder Ejecutivo, en los términos del Decreto legislativo número 11 de 1906, así como también las de Agente de Policía Judicial atribuidas a los Gobernadores según las Leyes 43 y 51 de 1905. 

  


Artículo 51. El presente Decreto regirá desde el 1º. de Enero de 1907. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Madrid (Departamento de Cundinamarca), a 5 de Noviembre de 1906. 

  

R. REYES 

  

El Subsecretario de Gobierno encargado del Despacho, 

  

LUCIANO HERRERA