Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibilityDECRETO 164 DE 1950
                    


Ir a la encuesta de percepción

DECRETO1641950195001 script var date = new Date(24/01/1950); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXXXIX. N. 27990. 1. SEPTIEMBRE, 1952. PÁG. 6.PRESIDENCIA DE LA REPUBLICAPor el cual se organiza el manejo del PresupuestoVigencia en EstudiofalsefalsefalsePresupuesto publicofalseDECRETO LEGISLATIVONorma no vigente porque agotó su objetofalse01/09/195201/01/1950279908331

DIARIO OFICIAL. AÑO LXXXIX. N. 27990. 1. SEPTIEMBRE, 1952. PÁG. 6.

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

DECRETO 164 DE 1950

(enero 24)

Por el cual se organiza el manejo del Presupuesto

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente. [Mostrar]

Subtipo: DECRETO LEGISLATIVO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de sus facultades legales, y en especial las que le confiere por el ARTÍCULO 121 de la Constitución Nacional, y 

  

CONSIDERANDO: 

  

Que por Decreto número 3518, de 9 de noviembre de 1949, se declaró turbado el orden público y en estado de sitio todo el territorio de la República; 

  

Que está íntimamente vinculada con el orden público la necesidad de tecnificar los sistemas relacionados con el manejo de la Hacienda Pública, y especialmente los concernientes a la preparación, el estudio, la aprobación, la ejecución del Presupuesto Nacional, y la vigilancia administrativa sobre los gastos públicos nacionales; 

  

Que el Comité de Expertos Financieros del Ministerio de Hacienda de Crédito Público elaboró proyecto sobre la materia, que fue sometido por el Gobierno a la consideración de las Cámaras Legislativas en sus sesiones ordinarias de 1948, habiendo sido aprobado con leves modificaciones por la Cámara de Representantes, y estudiado en el Senado durante el curso de 1949 con concepto favorable del ponente, sin que hubiera alcanzado la aprobación reglamentaria, y 

  

Que en el presente Decreto se tienen en consideración los mencionados estudios, 

  

DECRETA: 

  

Normas generales sobre el Presupuesto

  


ARTÍCULO 1°. El ejercicio fiscal comienza el 1 de enero y termina el 31 de diciembre de cada año. 

  


ARTÍCULO 2°. Habrá unidad de Presupuesto. No habrá destinaciones especiales de rentas. Con el producto de todas las rentas e ingresos se formará un acervo común sobre el cual se girará para atender al pago de los gastos autorizados en el Presupuesto. 

  

Para dar cumplimiento a las disposiciones legales anteriores a la expedición de este Decreto, sobre destinación especial de alguna rentas, el Gobierno incluirá en el proyecto de Presupuesto que debe someter a la consideración del Congreso, apropiaciones para gastos por un valor que cubra la parte de las rentas afectada (sic) por la destinación o el compromiso; siendo entendido que el mayor producto de las mismas rentas durante el ejercicio presupuestal correspondiente, ingresará a fondos comunes. 

  

A los recursos provenientes del crédito que se incorporen en el Presupuesto podrá llevárseles cuenta especial; pero no será materia de Presupuesto separado. 

  


ARTÍCULO 3°. El Presupuesto se dividirá en tres partes: La primera, denominada "Presupuesto de Rentas e Ingresos", contendrá una relación de las entradas que se estime habrán de recaudarse o reconocerse durante el año fiscal a que se refiere el Presupuesto; 

  

La segunda parte, denominada "Presupuesto de Gastos", contendrá una relación detallada de las apropiaciones que se autoricen para el mismo período, y 

  

La tercera parte, denominada "Disposiciones Generales", contendrá aquellas normas relacionadas con las rentas, los ingresos y los gastos computados, que se estimen oportunas para la ejecución del Presupuesto que trata de expedirse. 

  


ARTÍCULO 4°. El Presupuesto de Rentas e Ingresos contendrá tres grandes secciones, a saber: 

  

El Cálculo de las Rentas, que se formará con el cómputo de las entradas provenientes de impuestos, tasas y demás rentas contractuales u ocasionales, autorizadas por leyes anteriores; 

  

El Cálculo de los Recursos del Balance del Tesoro, que contendrá el cómputo del superávit fiscal que se espere liquidar en la vigencia anterior a la del Presupuesto; las disponibilidades provenientes de la cancelación de reservas, y los demás recursos que, sin constituir una renta, no provienen de empréstitos otorgados a la Nación; 

  

El Cálculo de los Recursos del Crédito, que contendrá únicamente la relación de los empréstitos a largo plazo ya autorizados, de que se espere hacer uso. 

  


ARTÍCULO 5°. Las rentas son de tres clases, según la naturaleza de las mismas, a saber: 

  

Rentas de imposición, que comprenderán los ingresos periódicos provenientes de impuestos directos; impuestos directos; tasas y multas; 

  

Rentas contractuales, que comprenderán los ingresos provenientes del ejercicio de actividades de orden civil, comercial o económico que ejecute la Nación, o del valor convenido o aceptado de concesiones, bienes o servicios suministrados el interés particular, y 

  

Rentas ocasionales, que comprenderán el cálculo del producto de rentas de imposición o contractuales que se incorporen accidentalmente en un Presupuesto, y que no constituyan recursos periódicos. 

  


ARTÍCULO 6°. El producto de operaciones de Tesorería, como el recibo de depósitos, el descuento de libranzas o pagarés que deban cubrirse con los productos de las mismas rentas sin pasar por el Presupuesto, así como los avances que se obtengan del Banco de la República dentro del cupo legal, no podrán ser incluidos como parte del Presupuesto de Rentas e Ingresos. 

  


ARTÍCULO 7°. El Presupuesto de Gastos tendrá como base el Presupuesto de Rentas e Ingresos; el total del primero no excederá el total del segundo, y se mantendrá entre los dos el más estricto equilibrio. 

  


ARTÍCULO 8°. Las apropiaciones para gastos son de tres clases, a saber: 

  

a) Apropiaciones para gastos ordinarios; 

  

b) Apropiaciones para gastos de "Fomento", y 

  

c) Apropiaciones para gastos "Extraordinarios". 

  

Se califican como apropiaciones "Ordinarias" las que se requieran para el funcionamiento normal y continuo de la Administración Pública, y para el pago de las obligaciones contractuales y de los créditos judicialmente reconocidos. Estos gastos ordinarios, que no pueden ser disminuidos en su cuantía por el Congreso al estudiar el proyecto de Presupuesto, de acuerdo con el ARTÍCULO 211 de la Constitución, son los siguientes: 

  

El personal de planta y la dotación de elementos esenciales de los servicios que en seguida se enumeran: 

  

La Presidencia de la República, los Ministerios y Departamentos Administrativos; 

  

La Administración de Justicia; 

  

El Ejército, la Marina y la Aviación; 

  

La Policía Nacional; 

  

La Educación Primaria, la Secundaria y la Universidad Nacional; 

  

a Higiene y Asistencia Social; 

  

Los Correos y las Telecomunicaciones; 

  

La vigilancia de los bancos, de las sociedades anónimas y de las cooperativas; 

  

El recaudo de las rentas; 

  

La fiscalización de la Administración Pública; 

  

El servicio de la deuda pública y demás obligaciones contractuales; 

  

Los créditos judicialmente reconocidos; 

  

Las subvenciones a las Cajas de Previsión Social de Empleados y Obreros Nacionales, y Fuerzas Armadas. 

  

También son apropiaciones ordinarias las que se destinan a pagar dietas y gastos de los Senadores y Representantes; los empleados que requiera del Congreso para su propio servicio, y la dotación de los elementos esenciales para su funcionamiento; pero estas partidas podrán ser disminuidas si el Congreso así lo determinare. 

  

Se califican como apropiaciones "Secundarias o de Fomento" las que se requieran para el desarrollo político, económico, cultural y social del país, y las demás que sin corresponder a servicios esenciales del Gobierno, son necesarias para la buena marcha de la Administración Pública. 

  

Se califican como apropiaciones "Extraordinarias" las correspondientes a gastos ocasionados por conmoción interior, por guerra internacional, o por calamidades públicas. 

  

Se entiende por personal de planta, para efectos de la aplicación de este ARTÍCULO, la nómina vigente creada por el Congreso o por el Gobierno cuando tuviere facultad para ello. Para la Contraloría General de la República el personal de planta estará formado por los empleos y las asignaciones que fije la ley, conforme a lo dispuesto por el inciso 5 del ARTÍCULO 60 de la Constitución. 

  

Se entiende por elementos esenciales, para efectos de la aplicación de este ARTÍCULO, las partidas necesarias para el pago de arrendamientos, útiles de escritorio y muebles indispensables para el funcionamiento de las respectivas oficinas. 

  


ARTÍCULO 9°. El monto de las apropiaciones para gastos "Ordinarios" o de "Fomento", que se incluya en cada Presupuesto anual, no podrá exceder del monto calculado de la rentas definidas en el ARTÍCULO 5 de este Decreto, sumado al de los recursos del Balance del Tesoro, salvo que se trate de obras públicas o de empresas útiles o benéficas, que respondan a un plan o programa legal que deba desarrollarse con recursos provenientes de empréstitos previamente autorizados por el Congreso. 

  

De los cómputos de rentas e ingresos. 

  


ARTÍCULO 10. El cómputo de las rentas que deban incluirse en el proyecto de Presupuesto, tendrá por base el monto del reconocimiento de cada renglón rentístico durante el año fiscal inmediatamente anterior a aquel en que se prepare el proyecto de Presupuesto, sin tomar en consideración el costo de su recaudo. El Gobierno podrá aumentar hasta en un 10% el cálculo de cada renglón de las rentas periódicas, respecto de esa base, y disminuirlo hasta en un 30%, según las perspectivas económicas y fiscales que se contemplan para el año en que va a regir el Presupuesto, salvo, en ambos casos, que disposiciones legales o contractuales modifiquen el rendimiento del respectivo renglón de cuentas. 

  

El Gobierno hará el cálculo directo de los productos que espere recibir, cuando se trate de rentas ocasionales, o de rentas nuevas basadas en leyes sancionadas después de Presupuesto en curso. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


ARTÍCULO 11. Cuando se trate de ingresos provenientes de entidades descentralizadas de servicio o interés público, con personería jurídica, y que actúen dentro de un Presupuesto autónomo, el cálculo tendrá como base el producto líquido durante el año fiscal inmediatamente anterior. 

  


ARTÍCULO 12. Si el Gobierno considerare necesario proponer nuevas fuentes de ingresos, formará un proyecto separado adicional con el cálculo de esas nuevas rentas o recursos, y al propio tiempo presentará las apropiaciones que deban atenderse con tales ingresos. 

  


ARTÍCULO 13. En la preparación del cómputo de las rentas se adoptará el principio de la universalidad, debiendo incluirse en dicho cálculo todos los ingresos provenientes de bienes, servicios o de actividades de las dependencias nacionales según su rendimiento bruto, salvo que se trate de empresas o entidades descentralizadas cuyos productos se computarán conforme a lo previsto en el ARTÍCULO 11 de la presente Ley. 

  

De la preparación del Presupuesto de Gastos. 

  


ARTÍCULO 14. En el Presupuesto de Gastos no podrá incluirse partida alguna que no corresponda a un gasto decretado por ley anterior o a un crédito judicialmente reconocido. Cuando en el Balance del Tesoro de la vigencia anterior a la en que se prepara el Presupuesto resultare un déficit fiscal, el Ministro de Hacienda incluirá la partida necesaria para amortizarlo, salvo que el Congreso hubiere indicado la manera de cancelarlo. 

  

Si los gastos decretados por leyes anteriores excedieren del cómputo de las rentas e ingresos, el Gobierno prescindirá de solicitar apropiaciones de fondos para los gastos que estime menos urgentes, y, en cuanto fuere necesario, disminuirá las partidas o los porcentajes señalados en leyes anteriores. 

  


ARTÍCULO 15. El monto de las apropiaciones para gastos que deba incluirse en el proyecto de Presupuesto, será fijado por el Presidente de la República asistido por el Ministro de Hacienda, teniendo en cuenta el cómputo de las rentas y el de los recursos del Balance del Tesoro para el año próximo. Y para fijar la cuantía de los recursos del crédito de que convenga hacer uso en el respectivo año fiscal, se tomará en consideración, además de los planes y programas legalmente aprobados, la capacidad económica del país para la absorción de tales recursos. 

  


ARTÍCULO 16. Dentro de los primeros quince días del mes de marzo de cada año, con base en los datos del Informe Financiero de aproximación que hubiere presentado el Contralor General de la República correspondiente al año inmediatamente anterior, el Ministro de Hacienda y el Director del Presupuesto prepararán y someterán a la consideración del Presidente de la República el cálculo de las rentas y el cómputo de los recursos del Balance del Tesoro con que se cuenta para el año siguiente. Con base en estos datos, el Presidente de la República, asistido por tales funcionarios, fijará el monto de las apropiaciones ordinarias, de fomento y extraordinarias que deban incluirse en el proyecto de Presupuesto; delineará la política presupuestal del Gobierno para el próximo año, asignando a cada Ministerio o Departamento Administrativo un porcentaje de los gastos totales, habida consideración del valor calculado de los servicios en el año en que se prepare el Presupuesto, de sus ampliaciones o reducciones, de las nuevas actividades que vayan a iniciarse en cada rama de la Administración, consultando hasta donde sea posible una equitativa distribución de los dineros públicos entre las distintas regiones del país. 

  


ARTÍCULO 17. El Presidente comunicará sus decisiones a los Ministros y Jefes de Departamentos Administrativos por conducto del Ministro de Hacienda y Crédito Público, antes del 15 de abril de cada año. 

  


ARTÍCULO 18. Antes del 10 de mayo inmediatamente siguiente y dentro de los porcentajes asignados por el Presidente de la República a cada Ministerio o Departamento Administrativo, remitirán éstos a la Dirección del Presupuesto del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, sus peticiones de partidas para incluir en el proyecto de Presupuesto. 

  


ARTÍCULO 19. Si el Jefe de alguna de las citadas dependencias estimare que la partida asignada resulta insuficiente para la atención completa de todas las actividades que intente desarrollar durante el año respectivo, lo comunicará así al Presidente de la República, exponiendo las razones del caso, para que decida lo pertinente. El Presidente informará de su decisión al Ministro de Hacienda. 

  


ARTÍCULO 20. En la preparación de las solicitudes de partidas para gastos que deban incluirse en el proyecto de Presupuesto, los Ministros y Jefes de Departamentos Administrativos proveerán en primer término lo necesario para atender los servicios completos de la Administración Pública, el servicio de la deuda pública y las obligaciones contractuales o de origen judicial, antes de incluír lo relativo a otros servicios o proyectos que puedan ser eliminados o reducidos sin perjuicio de la buena marcha de la Administración. 

  


ARTÍCULO 21. Las solicitudes de partidas a que se refiere el ARTÍCULO anterior contendrán los siguientes detalles: 

  

1°. Oficina o Sección a que correspondan los gastos; 

  

2°. Ley que autoriza el gasto, o sentencia que lo motiva; 

  

3°. Fin a que se destina cada partida que se solicite; 

  

4°. El monto apropiado para los mismos gastos en el año en curso; 

  

5°. Monto de la partida que se solicite para incluir en el proyecto de Presupuesto, y 

  

6°. Exposición de los motivos del aumento o de la disminución de la partida que se solicite, o razones de necesidad o conveniencia cuando se trate de gastos nuevos. 

  


ARTÍCULO 22. El monto total de las solicitudes para gastos "Ordinarios", de "Fomento" y "Extraordinarios" de cada Ministerio o Departamento Administrativo no podrá exceder de la partida señalada por el Presidente de la República para cada una de dichas dependencias. 

  


ARTÍCULO 23. Las solicitudes de partidas para incluir en el proyecto de Presupuesto se sujetarán a las siguientes normas: 

  

1. Las partidas para gastos fijos o periódicos deben ser suficientes en su cuantía para los respectivos gastos que se presupongan para el año. Las apropiaciones para sueldos se justificarán con el envío de la nómina y sus asignaciones; 

  

2. Las partidas para gastos estimados o de cuantía variable serán iguales al monto de lo apropiado para el año en que se prepare el Presupuesto, salvo que se explique satisfactoriamente el motivo del aumento o de la disminución; 

  

3. Las partidas para el servicio de la deuda pública deberán corresponder exactamente al monto del valor de los servicios de los empréstitos, según los respectivos contratos; 

  

4. Las partidas para construcción de obras públicas en ejecución o destinadas al desarrollo de campañas planificadas deberán corresponder a la cuantía que los respectivos presupuestos de construcción o de desarrollo prevean para el año de que se trate; 

  

5. Cuando se contemplen partidas para obras públicas que hayan de emprenderse deberán corresponder a la partida prevista para el año de que se trate, en el respectivo plan o programa; 

  

6. Las partidas para obras públicas en ejecución o que vayan a iniciarse las propondrá el respectivo Ministerio o Departamento Administrativo en forma discriminada, para que así se incluyan en el proyecto de Presupuesto, a saber: 

  

a) Una global para la adquisición de materiales, maquinaria y equipo, y demás elementos para la construcción del conjunto de las obras, y 

  

b) Las necesarias para atender, en cada una de las obras, a los gastos de administración y pago de salarios; 

  

7. No se incorporarán en una misma partida gastos periódicos y fijos y gastos variables que hayan de calcularse por estimación; 

  

8. Para gastos imprevistos se incluirá en el Capítulo de Gastos Varios de cada Ministerio o Departamento Administrativo una cantidad que no podrá exceder de un dos por mil (2 por 1.000) del monto total de las apropiaciones de la respectiva dependencia, y 

  

9. Las partidas se presentarán clasificadas en dos columnas: una para los gastos "Ordinarios" y otra para los gastos de "Fomento". En caso de duda acerca de la clasificación de una partida, se presumirá que corresponde a un gasto de fomento. Los gastos "Extraordinarios" irán en último lugar en cada Ministerio o Departamento Administrativo. 

  


ARTÍCULO 24. La Dirección del Presupuesto hará un estudio detenido y cuidadoso de todas las solicitudes de gastos para incluir en al (sic) proyecto de Presupuesto, y cuando no se ajusten a las normas previstas en este Decreto, formulará un pliego de observaciones que hará conocer del respectivo Ministro o Jefe de Departamento Administrativo antes del 15 de junio, con indicación de que las observaciones que no fueren aceptadas podrán ser discutidas hasta el 25 de junio, y serán sometidas a la decisión del Presidente de la República. 

  


ARTÍCULO 25. Cuando llegado el 25 de junio algún Ministerio o Departamento Administrativo no hubiere presentado su petición de apropiaciones para el proyecto de Presupuesto, se incluirán en éste las partidas que determinen el Presidente de la República y el Ministro de Hacienda. 

  


ARTÍCULO 26. Las apropiaciones solicitadas por los Ministros y Jefes de Departamentos Administrativos que fueren aceptadas por el Ministro de Hacienda, y las fijadas por el Presidente de acuerdo con lo dispuesto en los Artículos anteriores, serán las únicas que integrarán el proyecto de Presupuesto. 

  


ARTÍCULO 27. El Presupuesto de Gastos se dividirá en tantas secciones cuantos sean los Ministerios y Departamentos Administrativos que se doten de apropiaciones en el Presupuesto. El cálculo de gastos correspondientes a cada una de dichas secciones se clasificará en capítulos y en artículos. Los capítulos, en orden numérico dentro de cada sección, representarán las distintas unidades de la organización de la respectiva dependencia. Los artículos representarán los fines u objetos individuales de los gastos. Las partidas de gastos irán numeradas en serie ininterrumpida, y clasificadas en dos columnas: una para los gastos "Ordinarios" y otra para los de "Fomento"; al final de cada sección se incluirán, cuando fuere el caso, los gastos "Extraordinarios", y se hará un resumen por capítulos y por clase de gastos. 

  


ARTÍCULO 28. Preparado el proyecto de Presupuesto sobre las bases previstas en este Decreto, deberá aparecer equilibrado el monto total de los gastos con el Presupuesto de Rentas e Ingresos, sin que el monto de los gastos "Ordinarios" y de "Fomento" pueda exceder del cómputo de las rentas unido al de los recursos del Balance del Tesoro, salvo los gastos correspondientes a construcción de obras o campañas planificadas, que puedan atenderse con recursos del crédito. 

  

De la presentación del proyecto de Presupuesto al Congreso. 

  


ARTÍCULO 29. El Gobierno someterá el proyecto de Presupuesto a la consideración del Congreso por conducto del Ministro de Hacienda y Crédito Público, durante los primeros diez días hábiles de las sesiones ordinarias de julio. De dicho proyecto se imprimirá una cantidad de ejemplares suficientes para su distribución entre todos los miembros del Congreso. 

  


ARTÍCULO 30. El proyecto de Presupuesto se presentará a la Cámara de Representantes en forma comparativa y con exposición de motivos que justifique las partidas propuestas. 

  


ARTÍCULO 31. El Presupuesto de Rentas e Ingresos deberá presentarse detallado por renglones numerados en orden continuo y se acompañará de estudios que contengan los siguientes datos: 

  

1°. Disposición legal en que se funda la incorporación de cada renglón de rentas o recursos; 

  

2°. Nombre con que se distinga el renglón de rentas o el recurso; 

  

3°. Producto de cada renglón de rentas en el año anterior a aquel en que se prepara el Presupuesto; 

  

4°. Cálculo con que aparezca cada renglón de rentas en el Presupuesto en ejercicio; 

  

5°. Producto de cada renglón de rentas hasta el mes de mayo de la vigencia en que se prepara el proyecto; 

  

6°. Cálculo de cada renglón de rentas para el año que se presupone, y 

  

7°. Razones en que se base el aumento o la disminución del cómputo de cada renglón respecto del producto del año anterior a aquel en que se prepara el proyecto. 

  


ARTÍCULO 32. El Presupuesto de Gastos deberá presentarse a la Cámara de Representantes de manera comparativa y acompañado de los siguientes datos: 

  

1°. Ley o sentencia en que se base la incorporación de cada partida; 

  

2°. Cantidad gastada y comprometida por cuenta de cada ARTÍCULO durante el año precedente a aquel en que se prepare el proyecto, según el informe de la Contraloría General; 

  

3°. Cantidad votada para el mismo ARTÍCULO en la Ley de Apropiaciones en ejercicio, con inclusión de los créditos y contra créditos que se le hayan hecho durante el período transcurrido del ejercicio; 

  

4°. Cantidad propuesta en el proyecto para el mismo ARTÍCULO; 

  

5°. El aumento o la disminución que resulte respecto de lo apropiado para el año en curso; 

  

6°. Explicación de tales aumentos o disminuciones y de las partidas nuevas que se hubieren incorporado en el proyecto; 

  

7°. Situación del Tesoro en 31 de mayo del año en curso, según el informe de aproximación del Contralor General; 

  

8°. Las partidas para sueldos se justificarán con la nómina y sus asignaciones, y 

  

9°. Cualesquiera otros datos e informaciones que en concepto del Gobierno sean necesarios para explicar su programa presupuestal. 

  


ARTÍCULO 33. Junto con el proyecto de Presupuesto enviará el Presidente de la República un mensaje al Congreso, en que exponga la política presupuestal del Gobierno para el respectivo año. 

  

Del estudio del proyecto de Presupuesto en el Congreso. 

  


ARTÍCULO 34. El Ministro de Hacienda y Crédito Público presentará el proyecto de Presupuesto, por duplicado, a la Secretaría de la Cámara de Representantes, la cual lo remitirá, junto con el mensaje del Presidente de la República a la Comisión Constitucional respectiva. Recibido el proyecto de dicha Comisión, su Presidente lo pasará a uno de sus miembros para que como ponente estudie su legalidad y proponga que se devuelva o que se estudie en primer debate. 

  


ARTÍCULO 35. Si el proyecto no hubiere sido formulado por el Gobierno de la manera exigida por esta Ley, el ponente propondrá que se devuelva al Ministro de Hacienda y Crédito Público. Si la Comisión así lo decidiere, el proyecto pasará al Ministro, quien deberá devolverlo con las correcciones o adiciones pertinentes dentro de los ocho días hábiles siguientes a su recibo. 

  

Parágrafo. Si la Comisión, dentro del término de diez días contados a partir de la fecha de la presentación del proyecto no hubiere hecho uso de la facultad consagrada en este artículo, el proyecto seguirá su curso reglamentario. 

  


ARTÍCULO 36. Si la Comisión decidiere discutir el proyecto en primer debate o no se devloviere (sic) dentro del término fijado en el artículo anterior, continuará el curso reglamentario, y una vez cerrado el primer debate, el Presidente lo pasará a un nuevo ponente para que revise el proyecto y redacte el informe para el segundo debate en la Cámara. 

  


ARTÍCULO 37. La Comisión dispondrá del término de dos meses, contados desde la fecha del recibo del proyecto definitivo de Presupuesto, para devolverlo a la Cámara con el informe de segundo debate. Devuelto el proyecto, figurará en primer término en el orden del día de la Cámara, y sólo podrá alterarse ese orden del día por el voto de las dos terceras partes de los Representantes presentes en la sesión correspondiente. 

  


ARTÍCULO 38. Aprobado el proyecto en la Cámara de Representantes, pasará al Senado, en donde se discutirá en primer debate en la Comisión Constitucional respectiva, sin designar ponente. La Comisión dispondrá del término de quince días para devolverlo al Senado con el informe del segundo debate redactado por el ponente que se nombrará inmediatamente después de terminada la discusión. 

  


ARTÍCULO 39. Ni la Cámara ni el Senado podrán apropiar partidas que no hayan sido propuestas a la Comisión correspondiente, ni modificar en otro sentido el proyecto. 

  


ARTÍCULO 40. Si el Senado introdujere variaciones al proyecto de Presupuesto aprobado por la Cámara, se devolverá en seguida a esta corporación, y la Comisión constitucional respectiva designará inmediatamente una Diputación de tres miembros para que sostenga y explique las modificaciones en la Comisión de la Cámara. 

  


ARTÍCULO 41. Si la Comisión de la Cámara, después de oídas las explicaciones de los Senadores, no aprobare las variaciones hechas, se designará una subcomisión de tres Representantes del seno de la Comisión, para que formando una Comisión mixta con los tres Senadores designados, examine si hay transacción posible o si deben reformarse el punto o puntos controvertidos e informe del resultado a la Comisión de la Cámara. 

  


ARTÍCULO 42. Si la Comisión de la Cámara insistiere en los puntos que hubiere aprobado, y tal decisión fue confirmada por la Cámara, y el Senado no desistiere, se considerará suprimida la variación, y el proyecto pasará al Gobierno para su sanción. 

  


ARTÍCULO 43. El órgano de comunicación del Gobierno con el Congreso en materias presupuestales es el Ministro de Hacienda y Crédito Público. En consecuencia, sólo este funcionario podrá solicitar, a nombre del Gobierno, la creación de nuevas rentas o recursos; la modificación de las tarifas de las rentas; la modificación o el traslado de partidas para gastos incluidas por el Gobierno en el proyecto de Presupuesto; la consideración de nuevas partidas y las autorizaciones para contratar empréstitos. 

  

El Director del Presupuesto podrá asistir a las Comisiones de Presupuestos del Congreso, para suministrar datos o informaciones cuando así lo solicite el Ministro de Hacienda y Crédito Público o alguno de los miembros de la respectiva Comisión y ésta así lo aprobare. 

  


ARTÍCULO 44. Los cómputos de las rentas o de los recursos del Balance del Tesoro que hubiere presentado el Gobierno con arreglo a las normas del presente Decreto no podrán ser aumentados por las Comisiones ni por el Congreso sino dentro de los límites del artículo 10 de este Decreto, y con el concepto previo y favorable del Gobierno expresado en un mensaje. 

  


ARTÍCULO 45. Ni el Gobierno ni el Congreso podrán proponer el aumento de las partidas solicitadas, ni la inclusión de nuevos gastos en el proyecto de Presupuesto si con ello se altera el equilibrio entre el Presupuesto de Gastos y el de Rentas e Ingresos; pero sí podrán incorporarse en el Presupuesto los nuevos recursos solicitados por el Gobierno en proyecto separado, y las apropiaciones respectivas, cuando el Congreso hubiere aprobado previamente las leyes pertinentes. 

  

El Congreso podrá eliminar o reducir cualquier partida de gastos propuesta por el Gobierno, y reemplazarla por otra o destinarla a aumentar las existentes en el proyecto, con excepción de las que se mencionan en el artículo 8° de este Decreto. 

  


ARTÍCULO 46. Las partidas de gastos votadas en leyes aprobadas por el Congreso durante la consideración del proyecto de presupuesto para el año siguiente, sólo podrán ser incluidas en el Presupuesto con la aprobación del Ministro de Hacienda y Crédito Público y con sujeción a las normas del presente Decreto. 

  


ARTÍCULO 47. En las disposiciones generales del Presupuesto sólo se incluirán aquellas normas relacionadas con las rentas y los gastos que hayan de servir para ejecutar el Presupuesto, y regirán únicamente durante el año fiscal para el cual se expidan. Por medio de ellas no se podran (sic) crear nuevos impuestos, ni abolir los existentes, ni derogar ni modificar las leyes vigentes, ni decretar nuevos gastos. 

  

De la liquidación del Presupuesto

  


ARTÍCULO 48. Corresponde al Gobierno dictar el decreto de liquidación del Presupuesto aprobado por el Congreso. En la preparación de tal decreto el Ministro de Hacienda y Crédito Público observará las siguientes normas: 

  

1°. Se tomará como base el proyecto de Presupuesto presentado por el Gobierno a la consideración del Congreso; 

  

2°. Se agregará, se rebajará o se suprimirá todo que haya sido agregado, rebajado o suprimido por el Congreso; 

  

3°. Se corregirán los errores puramente aritméticos en que haya incurrido, ajustando en la forma más conveniente los renglones de rentas o de gastos en que se hubieren cometido esos errores aritméticos, a efecto de mantener el equilibrio presupuestal; 

  

4°. Se repetirán con exactitud las leyendas para los artículos de las apropiaciones que aparezcan tanto en el proyecto original como en las modificaciones introducidas por el Congreso; 

  

5°. En la parte de las Disposiciones Generales se incluirán las que hubiere aprobado el Congreso; 

  

6°. El decreto de liquidación del Presupuesto deberá dictarse antes del 1 de enero del año fiscal a que se refiera el Presupuesto, y 

  

7°. Como anexo del decreto de liquidación se insertará el detalle de las apropiaciones para el año fiscal de que se trate, con arreglo a las normas anteriores. 

  

De la repetición del Presupuesto

  


ARTÍCULO 49. Si el proyecto de Presupuesto no fuere aprobado por el Congreso antes de la media noche del 10 de diciembre del respectivo año, continuará vigente el Presupuesto del año anterior. 

  


ARTÍCULO 50. Para efectos de su repetición, se entiende por Presupuesto anterior: 

  

1°. El Presupuesto de Rentas e Ingresos y Ley de Apropiaciones aprobado por el Congreso y liquidado por el Gobierno al iniciarse la vigencia fiscal anterior; 

  

2°. Los créditos adicionales, tanto a las rentas como a las apropiaciones, abiertos por el Congreso al mismo Presupuesto; 

  

3°. Los créditos adicionales administrativos, tanto a las rentas como a las apropiaciones, constitucionalmente abiertos por el Gobierno, que se hubieren sometido a la legalización del Congreso y no hubieren sido improbados por ninguna de las Cámaras; 

  

4°. Las traslaciones efectuadas por el Congreso. 

  


ARTÍCULO 51. Antes del 31 de diciembre el Gobierno expedirá el respectivo decreto de repetición del Presupuesto. 

  


ARTÍCULO 52. Expedido el Decreto de repetición del Presupuesto, y en guarda de su equilibrio, el Ministro de Hacienda, de acuerdo con el Director del Presupuesto, hará los cálculos de rentas del nuevo ejercicio a que se refiere el artículo 209 de la Constitución, de conformidad con las siguientes normas: 

  

a) Eliminará los renglones de rentas o de ingresos ocasionales, que no puedan ser recaudados nuevamente; 

  

b) Suprimirá los renglones correspondientes a los empréstitos autorizados por una sola vez, en la cuantía en que hayan sido suscritos; 

  

c) No computará los recursos del Balance del Tesoro, correspondiente al año anterior al cálculo; 

  

d) Estimará cada uno de los renglones de rentas del nuevo ejercicio sin exceder del cómputo del Presupuesto repetido, pero teniendo en cuenta, en cada caso, todos los factores de disminución que puedan presentarse. 

  

El cálculo así formado se someterá al Presidente de la República y se publicará en el Diario Oficial

  


ARTÍCULO 53. El Gobierno, en vista del mencionado cálculo de rentas, expedirá un decreto de reajuste del Presupuesto, en la forma siguiente: 

  

a) Eliminará los gastos que no hayan sido autorizados sino una sola vez; b) Las partidas para cubrir créditos ya extinguidos, y c) En general, todas aquellas que hubieran sido apropiadas y gastadas por el monto señalado en la ley que decretó el gasto, pudiendo hacer los correspondientes contracréditos en el Presupuesto de Rentas e Ingresos. 

  

Si hechas tales eliminaciones las rentas no alcanzaren a cubrir el total de las apropiaciones para gastos, podrá el Gobierno, en uso de la facultad constitucional, reducir los gastos y suprimir o refundir empleos hasta la cuantía del cálculo de las rentas del nuevo ejercicio, efectuando los correspondientes contracréditos para ajustarlo a dicho cálculo. 

  


ARTÍCULO 54. Las disposiciones generales pertinentes que versen sobre ejecución del Presupuesto, regirán asimismo en el año siguiente cuando no lo expida el Congreso, siempre que no sean incompatibles con la situación excepcional prevista en el artículo 209 de la Constitución. 

  

De los Acuerdos de Obligaciones y de Ordenación de Gastos. 

  


ARTÍCULO 55. Para mantener el equilibrio del Presupuesto durante su ejecución, el Ministro de Hacienda y Crédito Público, asistido por el Director del Presupuesto, preparará durante los diez últimos días de cada mes un programa de las obligaciones que puedan tomarse a cargo del Estado, y otro de las sumas que puedan girarse por las distintas dependencias con cargo a sus respectivas apropiaciones para gastos, mediante la asignación de partidas globales, teniendo en consideración las solicitudes que los Ministerios y Departamentos Administrativos le hagan antes del 20 de cada mes, el producto de las rentas e ingresos durante los meses corridos del ejercicio, la viabilidad de los recursos del crédito que se hubieren incluido en el Presupuesto, y las necesidades del equilibrio presupuestal. Tales programas de obligaciones y de gastos serán sometidos a la aprobación del Consejo de Ministros, antes del mes para el cual va a regir el acuerdo. 

  


ARTÍCULO 56. Los Ministros o Jefes de Departamentos Administrativos no podrán celebrar contratos ni contraer obligaciones a cargo de una vigencia fiscal, sin que antes haya sido aprobado el gasto en el respectivo acuerdo mensual de obligaciones. Los contratos que se celebren en contravención a lo dispuesto en este ARTÍCULO no constituirán obligaciones a cargo del Estado. 

  


ARTÍCULO 57. El acuerdo mensual de ordenación de gastos tendrá dos secciones: Una, para gastos pagaderos con el producto de las rentas y los recursos presupuestos del Balance del Tesoro, y otra, para las apropiaciones que deban atenderse con fondos provenientes de empréstitos. 

  

El monto de los acuerdos votados para gastos de la primera sección, durante los seis (6) primeros meses de cada ejercicio, tendrá como límite máximo el de las duodécimas partes correspondientes de las respectivas apropiaciones. Del mes de julio en adelante, el límite máximo para los acuerdos de esa sección en cada mes será el promedio del producto conocido de las rentas y de los recursos presupuestos del Balance del Tesoro durante los meses corridos del año. El Gobierno tomará las medidas conducentes a que al finalizar el año el monto de los acuerdos aludidos no exceda del producto de las rentas. 

  

Los gastos pagaderos con fondos provenientes de empréstitos podrán ser incluidos en la respectiva sección del acuerdo por las cuantías necesarias, en cuanto lo permitan las disponibilidades de tales fondos. 

  


ARTÍCULO 58. En el monto de los acuerdos para gastos en cada mes deberán incluirse ineludiblemente la totalidad de los gastos ordinarios, fijos y periódicos; la cuota parte correspondiente de las apropiaciones destinadas al servicio de la deuda pública, y el monto de los vencimientos por compromisos que deban pagarse en el respectivo mes, antes de votar partidas para las obras y campañas planificadas y para gastos accidentales que puedan aplazarse en caso necesario. 

  


ARTÍCULO 59. Durante los primeros veinte días del mes de enero de cada año el Ministro de Hacienda hará una clasificación de las apropiaciones del Presupuesto vigente, en "Forzosas" y "Accidentales", que someterá a la aprobación del Consejo de Ministros. Como "Forzosas" calificará, en primer término, las destinadas al pago de sueldos y demás servicios fijos y periódicos; las votadas para atender el servicio de la deuda pública. Como "Accidentales", todas las no calificadas como forzosas. 

  

Las partidas calificadas como "Forzosas" deberán incluirse ineludiblemente en los acuerdos para gastos de cada mes, así como los vencimientos de obligaciones contraídas sobre partidas accidentales, conforme a lo previsto en el artículo anterior, y el Contralor General podrá formular las observaciones del caso a los acuerdos para giros cuando se aparten de esta norma; pero si el Gobierno insiste, el Contralor lo registrará e informará a la Cámara. 

  


ARTÍCULO 60. Si en cualquier mes del ejercicio el Ministro de Hacienda estimare fundadamente que el total efectivo de las entradas del año puede ser inferior al total de los gastos y obligaciones contraídas que deban pagarse con cargo a tales recursos, el Gobierno tomará las medidas conducentes a la reducción del programa de gastos, conforme a las previsiones del presente Decreto, pudiendo, además, aplazar la ejecución del total o parte de los gastos no indispensables para la buena marcha de la Administración Pública, con la aprobación del Consejo de Ministros. 

  


ARTÍCULO 61. Cuando el Gobierno se viere precisado a reducir el programa de gastos autorizados en el Presupuesto, bien por deficiencias en el producto de las rentas, o por no haber podido hacer efectivas las operaciones de crédito incluidas en el Presupuesto, señalará por medio de decreto las apropiaciones para gastos de "Fomento" o "Extraordinarios", cuya ejecución se aplaza total o parcialmente, con la aprobación del Consejo de Ministros. Sobre las partidas aplazadas no podrá el Contralor General expedir certificaciones de reservas para obligaciones, ni aceptar giros, ni expedir certificaciones de disponibilidad para abrir créditos adicionales o efectuar traslados de apropiaciones. 

  

Estando reunido el Congreso, el Gobierno podrá solicitar las modificaciones a la Ley de Apropiaciones que estimare convenientes, por conducto del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. 

  


ARTÍCULO 62. Dentro de las partidas globales asignadas a cada Ministerio o Departamento Administrativo en el Acuerdo Mensual de Ordenación de Gastos, después de deducir el monto de los gastos de ineludible inclusión en el Acuerdo, las dependencias podrán distribuir el remanente entre sus apropiaciones para gastos accidentales, con la aprobación del Ministro de Hacienda y Crédito Público, dando cuenta de ello al Contralor General de la República. 

  

De la ejecución del Presupuesto

  


ARTÍCULO 63. Corresponde al Ministerio de Hacienda y Crédito Público efectuar el recaudo de las rentas e ingresos presupuestos, por conducto de las oficinas de manejo de su dependencia, sin perjuicio de que las rentas provenientes de ciertos servicios, como los de correos, comunicaciones eléctricas, administración de puertos, y otras, puedan ser recaudadas directamente por funcionarios dependientes de otros Ministerios, pero tales funcionarios deberán consignar diariamente el monto de sus recaudos en la Tesorería General de la República. 

  


ARTÍCULO 64. El monto que se autorice para cada artículo de gastos incluidos en la Ley de Apropiaciones debe aplicarse exclusivamente al objeto determinado en el texto del respectivo ARTÍCULO, y no podrá excederse, salvo que el monto del ARTÍCULO se modifique por medio de créditos adicionales abiertos en los términos autorizados por el presente Decreto. 

  


ARTÍCULO 65. La afectación y el giro sobre las apropiaciones para gastos estará a cargo de los respectivos Ministerios y Departamentos Administrativos, con arreglo a las normas del presente Decreto, y a las que dicte el Presidente de la República con la refrendación del Ministro de Hacienda y Crédito Público dentro de las facultades conferidas por este Decreto. 

  

De la vigilancia administrativa del Presupuesto. 

  


ARTÍCULO 66. Corresponde al Ministro de Hacienda y Crédito Público la vigilancia administrativa de las actividades presupuestales de todas las dependencias del Gobierno conforme a las orientaciones que le imparta el Presidente de la República, sin perjuicio de las actividades del control numérico legal, que continuará ejerciéndose por la Contraloría General de la República. 

  


ARTÍCULO 67. Créase, dependiente del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, un Departamento que se llamará Dirección del Presupuesto, encargado de la ejecución de las leyes que se relacionen con la preparación, ejecución y vigilancia administrativa del Presupuesto Nacional. El Jefe de dicho Departamento se denominará Director del Presupuesto, y tendrá las facultades y deberes que se le asignan por el presente Decreto. 

  

El Director del Presupuesto será nombrado por el Presidente de la República con la refrendación del Ministro de Hacienda, y tendrá la misma remuneración de un Ministro del Despacho. 

  

Será colombiano de nacimiento, mayor de veinticinco años y experto en contabilidad y legislación fiscal. 

  


ARTÍCULO 68. Son funciones del Director del Presupuesto, que ejercerá bajo la supe vigilancia del Ministro de Hacienda y Crédito Público, las siguientes: 

  

1. Preparar el proyecto de Presupuesto anual que el Gobierno debe someter a la consideración del Congreso por conducto del Ministro de Hacienda en los primeros diez días de las sesiones de julio, con base en las leyes, planes y programas aprobados legalmente, siguiendo las instrucciones que sobre el particular imparta el Presidente de la República, conforme al procedimiento fijado en este Decreto; 

  

2. Preparar el decreto de liquidación del Presupuesto aprobado por el Congreso, o el de repetición del Presupuesto anterior, en los casos pertinentes, siguiendo las normas previstas en el presente Decreto; 

  

3. Preparar el acuerdo mensual de obligaciones y de ordenación de gastos para cada mes, que el Ministro de Hacienda debe someter a la consideración del Consejo de Ministros; 

  

4. Preparar los proyectos de créditos adicionales y de traslados de apropiaciones que el Gobierno estime convenientes durante el curso de cada ejercicio fiscal; 

  

5. Preparar los proyectos de legalización de los créditos administrativos abiertos por el Gobierno a la Ley de Apropiaciones de cada vigencia, que deben someterse a la aprobación del Congreso; 

  

6. Hacer los estudios previos requeridos para que el Presidente de la República pueda determinar el volumen de las apropiaciones del proyecto de Presupuesto que deba someterse a la consideración del Congreso, y el de las partidas globales que se asignen a cada Ministerio o Departamento Administrativo para que dentro de ellas se soliciten los gastos para el año siguiente; 

  

7. Vigilar administrativamente la ejecución del Presupuesto por parte de las distintas dependencias del Gobierno, para lo cual mantendrá un conocimiento detallado de cómo se están afectando y girando las partidas presupuestales; recopilar datos de las obligaciones, los giros y los gastos; comparar el costo de servicios similares en las distintas dependencias, y promover ante el Ministro de Hacienda la adopción de medidas encaminadas a obtener economías en el costo de la Administración Pública. 

  

8. Promover la organización de Juntas Coordinadoras para unificar y simplificar las actividades de la Administración Pública, Juntas que formará el Ministro de Hacienda con el personal especializado de cada rama, de que dispongan los Ministerios y Departamentos Administrativos. Con base en los estudios que efectúen tales Juntas, el Ministro de Hacienda preparará los proyectos de ley o los decretos ejecutivos pertinentes, que someterá la consideración del Presidente de la República. 

  

A los funcionarios especializados que designe el Ministro de Hacienda para integrar las Juntas Coordinadoras podrá reconocérseles por dicho Ministerio una remuneración hasta de diez pesos ($10) por cada sesión a que concurran, cuando tengan lugar en horas extraordinarias, sin pasar de cuatro (4) sesiones remuneradas en cada mes; 

  

9. Estudiar el número de empleados y las asignaciones de las distintas dependencias del Gobierno; proyectar categorías, a las cuales deben corresponder asignaciones similares, y preparar los respectivos proyectos de ley, que serán sometidos por el Ministro de Hacienda a la consideración del Presidente de la República antes de presentarlos a la aprobación del Congreso. 

  

En los casos en que el Gobierno esté facultado para determinar los empleos y fijar las asignaciones del total o parte de la Administración Pública, el uso de tales facultades se hará de acuerdo con el Ministro de Hacienda, cuya firma será indispensable para la validez de los respectivos decretos. La nomenclatura de las organizaciones, los empleos y los sueldos, se ajustarán a los estudios que sobre el particular hubiere efectuado la Dirección del Presupuesto y que acoja el Ministro de Hacienda; 

  

10. Estudiar los resultados de la ejecución presupuestal a través de los informes mensuales y anuales que presente el Contralor General de la República, y mantener informado al Ministro de Hacienda del desarrollo del ejercicio fiscal, a efecto de que pueda tomar las medidas que estimare convenientes para resguardar el equilibrio del Presupuesto durante su ejecución; 

  

11. Colaborar con las Comisiones del Congreso en el estudio el proyecto de Presupuesto y en la apertura de créditos adicionales o de traslados en las apropiaciones vigentes; 

  

12. Estudiar el funcionamiento de las entidades descentralizadas del Estado, que actúan por fuera del Presupuesto Nacional, cuando así lo disponga el Gobierno; 

  

13. Efectuar los estudios que el Gobierno le encomiende sobre la organización y el funcionamiento de cualquier dependencia oficial; 

  

14. Estudiar los proyectos de ley sobre materias financieras y presupuestales que se sometan a la consideración del Congreso, e informar sobre ellos al Ministro de Hacienda y Crédito Público; 

  

15. Recopilar estadísticas del movimiento económico y financiero del país, que sirvan al Presidente de la República y al Ministro de Hacienda para planear la política presupuestal que en cada año deba someterse a la consideración del Congreso a través del proyecto de Presupuesto, y 

  

16. Las demás labores que el Gobierno tenga a bien encomendarle dentro de la índole de sus funciones. 

  


ARTÍCULO 69. Los Jefes o los encargados de las Secciones de Presupuesto y Contabilidad de los Ministerios y Departamentos Administrativos del Gobierno cumplirán las instrucciones de los respectivos Ministros o Jefes de Departamentos Administrativos sobre la afectación y el giro a cargo de sus apropiaciones, dentro de las normas impartidas por el Ministro de Hacienda por conducto del Director del Presupuesto, a quien suministrarán los datos e informes que les solicite. 

  


ARTÍCULO 70. Las actividades del Ministerio de Hacienda en el ejercicio de la vigilancia administrativa del Presupuesto no interferirán la política de cada Ministerio o Departamento Administrativo en la afectación, el giro y la inversión de las partidas con que se les dote en el Presupuesto; pero si advirtiere que se causan gastos innecesarios, excesivos o superfluos, el Ministro de Hacienda dará cuenta de ello al Presidente de la República para que se tomen las medidas tendientes a evitarlos. 

  


ARTÍCULO 71. La Dirección del Presupuesto dispondrá para el ejercicio de sus funciones de personal especializado en las distintas ramas de la Administración Pública, capacitado para ejercer la vigilancia administrativa de los gastos. El número de los empleos y sus asignaciones serán fijados por la ley; pero para facilitar su adecuada organización durante el primer año de sus actividades, el Gobierno por decretos separados fijará las dependencias, los empleos y los sueldos, así como los gastos de material que fueren necesarios a su buen funcionamiento; efectuará los traslados de las apropiaciones que fueren del caso, y abrirá los créditos adicionales que se requieran para el cumplimiento del plan de trabajos (sic) prospectado. 

  


ARTÍCULO 72. El Director del Presupuesto nombrará el personal que su dependencia por medio de resoluciones, que someterá a la aprobación del Gobierno. 

  


ARTÍCULO 73. El actual Departamento de Presupuesto y Contabilidad del Ministerio de Hacienda quedará refundido en la Dirección del Presupuesto que se créa (sic) por la presente Ley, con exclusión de las Secciones de Fomento Municipal, Pagaduría y Proveeduría, que el Gobierno incorporará en otras dependencias del Ministerio al organizar la Dirección del Presupuesto. 

  

De los créditos adicionales. 

  


ARTÍCULO 74. Cuando durante la ejecución del Presupuesto se hiciere indispensable aumentar el volumen de las apropiaciones para gastos, bien para complementar partidas insuficientes, bien para ampliar los servicios existentes, o bien para establecer nuevos servicios autorizados por la ley, podrán abrirse créditos adicionales por el Congreso o por el Gobierno, con arreglo a las disposiciones de los Artículos siguientes. 

  


ARTÍCULO 75. Cuando estando en receso el Congreso se presente la necesidad de aumentar las apropiaciones para gastos, el Gobierno podrá abrir los créditos supleméntales o extraordinarios del caso, con la aprobación del Consejo de Ministros y el concepto previo favorable del Consejo de Estado. Una relación de tales créditos, junto con copias certificadas de los documentos que las autoricen, se someterá al Congreso para su legalización dentro del primer mes de sus sesiones ordinarias. 

  


ARTÍCULO 76. Los créditos adicionales abiertos por el Gobierno durante el receso del Congreso no podrán exceder en cada ejercicio del diez por ciento (10%) del monto total de la Ley de Apropiaciones aprobada inicialmente por el Congreso para el respectivo año, salvo que se trate de gastos ocasionados por conmoción interior o de carácter internacional, o por calamidades públicas. 

  


ARTÍCULO 77. Para salvaguardia del equilibrio presupuestal, todo crédito adicional, ya sea suplemental o extraordinario, que vaya a abrirse por el Congreso o por el Gobierno a las apropiaciones de un ejercicio, deberá basarse en alguno de los siguientes hechos, certificado por el Contralor General de la República, a saber: 

  

1. Que la vigencia fiscal inmediatamente anterior a la del ejercicio fue liquidada por el Contralor con superávit fiscal, no apropiado en el Presupuesto en curso, que está disponible para atender al pago de los nuevos gastos; 

  

2. Que existe un recurso, o una operación de crédito legalmente autorizada, que no se ha incorporado en el Presupuesto actual, y, por tanto, puede servir de base para la apertura del crédito de que se trate; 

  

3. Que existe un saldo crédito, no afectado e innecesario durante toda la vigencia, en alguna partida de la Ley de Apropiaciones, que en concepto del respectivo Ministro o Jefe de Departamento Administrativo puede contra reditarse. Tal concepto deberá emitirse por resolución ejecutiva que refrendará el Ministro de Hacienda y Crédito Público. 

  

4. Que en el Balance del Tesoro de la Nación se ha cancelado una reserva correspondiente al año anterior, por haber desaparecido la obligación que la originó, o por haber expirado el término para su pago, o que se ha extinguido otro crédito o pasivo que motiva una disponibilidad que puede servir como recursos para la apertura del crédito adicional, siempre que no exista déficit fiscal en el Balance del Tesoro. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


ARTÍCULO 78. Ni el Congreso ni el Gobierno podrán abrir créditos adicionales al Presupuesto sin que en la ley o decreto respectivos se establezca de manera clara y precisa el recurso que ha de servir de base para su apertura y con el cual se deba incrementar el Presupuesto de Rentas e Ingresos, a menos que se trate de créditos abiertos con recursos provenientes de contracréditos a la Ley de Apropiaciones. El Gobierno devolverá con objeciones los proyectos de ley que no llenen este requisito. 

  


ARTÍCULO 79. El mayor producto de impuestos directos e indirectos, tasas o multas sobre el promedio de los cómputos presupuestos, no podrá servir de recurso, ni al Gobierno, ni al Congreso, para la apertura de créditos adicionales; pero el mayor producto de rentas contractuales sobre los promedios presupuestos, cuando tales rentas provengan de actividades comerciales de las dependencias del Gobierno, como la administración de puertos, terminales marítimos, transportes y otros, puede ser certificado por el Contralor General en cualquier mes de una vigencia como una disponibilidad para adicionar precisamente las apropiaciones incluidas en el Presupuesto con destino a pagar los gastos de explotación de tales actividades comerciales, cuando las partidas votadas resultaren insuficientes para atender a la totalidad de los gastos del año. 

  

No obstante lo dispuesto en este artículo, si después del mes de octubre de cada año el producto total de las rentas globalmente consideradas excediere en las duodécimas partes respectivas de la Ley de Apropiaciones, el Contralor General podrá certificar como una disponibilidad para la apertura de créditos destinados a gastos imprescindibles, a juicio del Gobierno, hasta el ochenta por ciento (80%) del mayor producto de las rentas sobre las duodécimas partes de la Ley de Apropiaciones, siempre que no exista déficit fiscal según el Balance del Tesoro. 

  


ARTÍCULO 80. Los créditos adicionales destinados a pagar gastos ocasionados durante estado de sitio declarado por las causas previstas en el artículo 121 de la Constitución Nacional, para los cuales no se incluyó partida en el Presupuesto, serán abiertos conforme a las normas de los artículos anteriores, o en la forma que el Presidente de la República y el Consejo de Ministros decidan. 

  


ARTÍCULO 81. Los créditos adicionales destinados a pagar gastos ocasionados por calamidades públicas serán abiertos conforme a las normas generales previstas; pero si no hubiere recursos, para obtenerlos podrán contracreditarse o aplazarse apropiaciones, aun indispensables. 

  


ARTÍCULO 82. Toda solicitud para la apertura de créditos adicionales será sometida por el respectivo Ministro o Jefe de Departamento Administrativo a la consideración del Presidente de la República, quien de acuerdo con el Ministro de Hacienda decidirá sobre su conveniencia. 

  


ARTÍCULO 83. El funcionario que solicite la apertura de un crédito adicional que tienda a complementar apropiaciones deficientes, presentará junto con su solicitud las siguientes informaciones: 

  

1. Monto de lo votado en el Presupuesto para la apropiación que desea adicionarse; 

  

2. Monto de lo girado y afectado por cuenta de esa apropiación; 

  

3. Saldo no girado ni afectado en la apropiación que se desea adicionar, en la fecha de la solicitud; 

  

4. Monto de la adición que se solicita; 

  

5. Exposición de los motivos por los cuales resultó insuficiente la apropiación, y explicaciones sobre los perjuicios que resultarían para la Nación en caso de no abrirse el crédito, y 

  

6. Recursos que proponga utilizar para respaldar el crédito solicitado. 

  


ARTÍCULO 84. Cuando la solicitud se refiera a la apertura de créditos extraordinarios para atender a gastos no previstos en el Presupuesto, el Ministro o Jefe de Departamento informará sobre lo siguiente: 

  

1. Ley que autoriza el gasto que se desea incluir en el Presupuesto, o sentencia que reconoció el crédito judicial; 

  

2. La cantidad que se requiera para el gasto; 

  

3. Las razones de urgencia o de conveniencia que hagan aconsejable la apertura del crédito, y 

  

4. Los recursos que estime puedan utilizarse para los nuevos gastos. 

  


ARTÍCULO 85. Aprobada la conveniencia del crédito por el Presidente de la República y el Ministro de Hacienda, éste pedirá al Contralor General de la República la certificación de disponibilidad que ampare la apertura del respectivo crédito. 

  


ARTÍCULO 86. Obtenido el certificado de disponibilidad expedido por el Contralor General, el Ministro de Hacienda someterá el expediente del crédito a la aprobación del Consejo de Ministros, y una vez aprobado por dicha entidad lo enviará al estudio del Consejo de Estado. 

  

Si el Consejo de Estado emitiere concepto favorable, el Gobierno dictará el Decreto de apertura del crédito. En caso de concepto desfavorable, se archivará el expediente. 

  


ARTÍCULO 87. Cuando se trate de la apertura de créditos, estando reunido el Congreso, los respectivos Ministros o Jefes de Departamento Administrativo harán sus solicitudes al Presidente de la República y al Ministro de Hacienda en la forma prevista en los artículos anteriores. Aceptada la conveniencia, el Ministro de Hacienda hará la solicitud de la certificación de disponibilidad al Contralor General y, al obtenerla, someterá el expediente a la consideración de la Cámara de Representantes, con el proyecto de ley respectivo. 

  


ARTÍCULO 88. El Gobierno no podrá abrir créditos administrativos para objetos o fines que hubieren sido expresamente negados por el Congreso al aprobar la respectiva Ley de Apropiaciones o al decidir sobre un crédito adicional. Tampoco podrá aumentar las partidas reducidas por el Congreso. 

  


ARTÍCULO 89. Los créditos adicionales al Presupuesto de Gastos no podrán ser abiertos por el Congreso sino a solicitud del Gobierno, por conducto del Ministro de Hacienda, de acuerdo con el inciso final del artículo 212 de la Constitución. 

  

De las translaciones de apropiaciones. 

  


ARTÍCULO 90. Las translaciones de apropiaciones entre artículos de un mismo capítulo, o entre artículos de distintos capítulos de un mismo Ministerio o Departamento Administrativo, pueden ser hechas por el Gobierno cuando no esté reunido el Congreso, con la aprobación del Consejo de Ministros, previa certificación del Contralor General de la República de que la apropiación que va a transferirse está libre de afectaciones. 

  

Las traslaciones sólo pueden hacerse por el Gobierno para adicionar partidas insuficientes de la Ley de Apropiaciones. Cuando se trate de abrir apropiaciones nuevas, para gastos no previstos en el Presupuesto, con recursos provenientes de contra créditos a las apropiaciones, el expediente deberá tramitarse por la vía del crédito adicional, sujeto al concepto favorable del Consejo de Estado y al cumplimiento de los demás requisitos consignados en este Decreto. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


ARTÍCULO 91. Si estuviere reunido el Congreso, la solicitud de traslaciones se presentará por el Ministro de Hacienda a la consideración de la Cámara de Representantes, acompañada de la certificación del Contralor General sobre la suficiencia de las partidas que se proyecte transferir. 

  


ARTÍCULO 92. No podrá hacerse la declaración de que el total o parte de una partida apropiada para gastos está disponible para ser transferida, en los siguientes casos: 

  

1. Cuando se trate de partidas destinadas al pago de sueldos o gastos fijos, salvo que legalmente se haya disminuido el costo del respectivo servicio; 

  

2. Cuando se trate de partidas afectadas al pago de servicios permanentes, como el de la deuda pública, salvo que se demuestre que existe un sobrante innecesario; 

  

3. Cuando se trate de partidas que correspondan al valor de la construcción o del desarrollo de un plan o programa, para un año, salvo que se demuestre que la partida que se desea transferir es insuficiente para cumplir cabalmente el objeto para que fue destinada, y que resulta más conveniente no aplicarla a los fines previstos, y 

  

4. Cuando el objeto para que fue destinada la partida los hubiere cumplido totalmente, a menos que se demuestre que al cumplirlo quedará un sobrante, que es el que se propone transferir. 

  

5. El Gobierno no podrá aumentar por medio de créditos suplementarios o translaciones, abiertos administrativamente, las apropiaciones que haya disminuido conforme a las prescripciones de los numerales anteriores en este artículo. 

  


ARTÍCULO 93. El monto de las translaciones que en un año fiscal pueden hacerse por el Gobierno dentro de las apropiaciones de cada Ministerio o Departamento Administrativo, no podrá exceder del diez por ciento (10%) del monto total de las apropiaciones votadas inicialmente por el Congreso para cada dependencia del Gobierno. 

  

Régimen de las apropiaciones. 

  


ARTÍCULO 94. El producto de las rentas se contabilizará sobre la base de su reconocimiento, y corresponde al año fiscal en que aquél se efectúe. 

  

Se entiende por reconocimiento el acto de liquidar o determinar la cuantía de lo que deba pagarse por concepto de impuesto o de cualquier otra renta. 

  


ARTÍCULO 95. Los saldos no recaudados de rentas reconocidas y contabilizadas, al liquidar cada ejercicio fiscal, serán computados por el Contralor General en el correspondiente balance del Tesoro, como un activo disponible hasta por un año, y continuarán luégo (sic) en vigor hasta que se obtenga su recaudo. Tales saldos de rentas por recaudar incorporados en los resultados de un ejercicio fiscal, no podrán figurar como recursos en un nuevo presupuesto. 

  


ARTÍCULO 96. Las apropiaciones para gastos incluidas en el Presupuesto son autorizaciones que el Congreso da al Gobierno, y expiran el 31 de diciembre de cada año, al terminar el ejercicio fiscal. Después de dicha fecha las apropiaciones de ese año no podrán adicionarse, ni transferirse, ni contracreditarse, ni afectarse. 

  

Para atender al pago de las obligaciones contraídas por el Gobierno antes del 31 de diciembre, con cargo a las apropiaciones de la vigencia, insolutas en dicha fecha, el Contralor General de la República hará reservas de apropiaciones al liquidar el ejercicio que contabilizará como pasivos exigibles en el balance del Tesoro. En tales casos, el Contralor sólo podrá contabilizar reservas en las apropiaciones por los siguientes conceptos: 

  

1. Para amparar compromisos contractuales, que hubiere quedado pendientes de pago el 31 de diciembre de la respectiva vigencia; 

  

2. Para atender a la deuda pendiente de pago en 31 de diciembre en las oficinas de manejo, que los responsables denunciaren al Contralor General antes del 31 de enero siguiente, y que hayan sido contraídas con base en los giros para gastos que hubiere emitido el Gobierno y refrendado el Contralor General antes de terminar el año; 

  

3. Para apropiaciones destinadas al pago del servicio de la deuda pública nacional; 

  

4. Para apropiaciones pagaderas con fondos provenientes de empréstitos, hasta la cuantía de los fondos disponibles; 

  

5. Para atender al pago de participaciones legales en el producto de las rentas nacionales, a los Departamentos y Municipios, hasta por la cuantía del porcentaje sobre el respectivo producto, y 

  

6. Las reservas distintas de las anteriores enumeradas sólo podrán hacerse en el balance del Tesoro con la previa aprobación del Ministro de Hacienda y Crédito Público. 

  


ARTÍCULO 97. Las reservas que el Contralor General haga en el balance del Tesoro con cargo a las apropiaciones de cada vigencia podrán ser giradas y pagadas durante todo el curso del año fiscal siguiente; pero al cerrar el balance del Tesoro de tal año el Contralor cancelará de oficio cualquier saldo pendiente de giro de dichas reservas. Cuando se trate de saldos de reservas afectadas al pago de obligaciones contractuales, o que cuenten con respaldo en fondos provenientes de empréstitos, dará cuenta de ello al Gobierno para que incorpore en el Presupuesto las apropiaciones necesarias para el cumplimiento de tales fines, con base en el recurso que ofrezca la cancelación de los saldos mencionados. En este caso, podrán permanecer tales saldos en el balance del Tesoro, en un capítulo que se denominará "Reservas para Cancelar", y ser giradas, hasta que se certifique la disponibilidad y se abra el crédito respectivo. 

  

Los créditos adicionales que abra el Gobierno para incorporar en el Presupuesto los saldos de reservas que cancele el Contralor General conforme a las previsiones de este artículo, no estarán sujetos al límite del diez por ciento (10%) de que trata el artículo 76 de este Decreto. 

  

Cuenta general del Presupuesto y del Tesoro. 

  


ARTÍCULO 98 Corresponde al Contralor General de la República rendir a la Cámara de Representantes la cuenta general del Presupuesto y del Tesoro de cada año, conforme a lo preceptuado en el ordinal 3° del artículo 102 de la Constitución. Tal informe o cuenta será confeccionado por el Contralor y presentado al Gobierno antes del 31 de mayo de cada año, y a la Cámara de Representantes, ya impreso, durante los diez primeros días de las sesiones ordinarias de julio, y contendrá lo siguiente: 

  

1. Estados que muestren detalladamente el producto de las rentas e ingresos durante el ejercicio cuya cuenta se rinde, con indicaciones del cómputo de cada renglón, su producto, y los aumentos o disminuciones respecto del cálculo presupuesto; 

  

2. Resultados de la ejecución de la Ley de Apropiaciones, detallados por Ministerios y Departamento Administrativos, capítulos y artículos, presentando en forma comparativa la cantidad votada inicialmente por el Congreso para cada artículo; el monto de las adiciones; los contracréditos; el total de la apropiación; el monto de los gastos comprobados; el de las reservas constituidas por el Contralor al liquidar la vigencia; el total de gastos y reservas para cada artículo, y la cantidad sobrante. 

  

3. Estado comparativo de los ingresos y los gastos presupuestos del ejercicio, en que se muestre globalmente el producto de las rentas; el de los empréstitos; el monto de los gastos y reservas, y el superávit o déficit que hubiere resultado de la ejecución del Presupuesto. 

  

4. Estado de la deuda pública nacional al finalizar la vigencia, con clasificación de deuda interna y deuda externa; detalle de los empréstitos; cantidad emitida; monto amortizado durante el año; saldos en circulación al final de la vigencia, e información del monto de los intereses y comisiones pagados; 

  

5. Balance de la Nación al terminar el ejercicio cuya cuenta se rinda, con clasificación de los activos y pasivos corrientes, independientemente de los demás activos y pasivos de la Nación, en forma que facilite la determinación del déficit o superávit fiscal que hubiere resultado, acompañado de los análisis de todas y cada una de las cuentas que integren dicho balance; 

  

6. Relación detallada de los gastos pagados durante la vigencia cuya cuenta se rinda, con cargo a las reservas de la vigencia inmediatamente anterior, y 

  

7. Las recomendaciones que el Contralor General tenga a bien presentar al Gobierno y a la Cámara sobre la expresada cuenta general. 

  


ARTÍCULO 99. La cuenta general del Presupuesto y del Tesoro, una vez recibida por la Secretaría de la Cámara, se remitirá a la Comisión de Presupuesto para que la estudie y proponga el proyecto de resolución que corresponda. 

  


ARTÍCULO 100. El proyecto de resolución que resulte del estudio de la Comisión será sometido al estudio y aprobación de la Cámara de Representantes. 

  


ARTÍCULO 101. Si transcurridos dos años contados desde la fecha de la rendición de la cuenta la Cámara no hubiere pronunciado ninguna decisión, se entenderá que la cuenta ha sido aprobada. 

  

Disposiciones generales

  


ARTÍCULO 102. Sobre apropiaciones para gastos pagaderos con fondos provenientes de empréstitos, el Contralor General sólo podrá expedir las certificaciones de reservas para obligaciones contractuales, cuando se encuentre asegurada la colocación de los respectivos empréstitos, y sólo refrendará giros librados a cargo de tales apropiaciones hasta la concurrencia de los fondos disponibles. 

  


ARTÍCULO 103. Ninguna autoridad podrá obligarse a hacer gastos imputables a la Ley de Apropiaciones sobre partidas inexistentes o en exceso del saldo disponible con anticipación a la apertura del crédito adicional correspondiente, y quienes lo hicieren responderán personalmente de las obligaciones que contraigan. 

  


ARTÍCULO 104. Todo contrato que celebre el Gobierno con entidades oficiales o con particulares, sobre construcción de obras o la prestación de servicios, estará limitado en su cuantía por el monto de la respectiva apropiación presupuestal. Si la entidad o persona contratante se compromete a suministrar en préstamo los fondos para la obra, y si el Gobierno está autorizado para verificar las operaciones de crédito para tal fin, los respectivos recursos deberán incorporarse en el Presupuesto de Rentas e Ingresos, y, en consecuencia, se adicionarán al mismo tiempo las apropiaciones respectivas. Cuando el contrato abarque más de una vigencia, en cada año deberá ampararse la parte correspondiente con el certificado de reserva del Contralor General. 

  


ARTÍCULO 105. Todo proyecto de ley que afecte el Presupuesto en su ejecución, por concepto de aumento en personal o sueldos de la nómina del servicio civil, o que aumente en cualquier forma el costo de las pensiones y prestaciones sociales a cargo del Estado, se acompañará de una estadística certificada por el Ministerio o Departamento Administrativo correspondiente sobre el valor de tales aumentos, y deberá ser presentado en forma de proyecto de traslados o de créditos adicionales al Presupuesto vigente, para garantizar así la financiación del proyecto y guardar el equilibrio presupuestal. Sin estos requisitos, las respectivas Comisiones del Congreso se abstendrán de darle curso a esos proyectos. 

  


ARTÍCULO 106. El Ministro o Jefe de Departamento Administrativo que autorice gastos o afectaciones que excedan las partidas votadas en la Ley de Apropiaciones; el Contralor que los refrendare o que autorice gastos en exceso a las apropiaciones votadas por el Gobierno en el Acuerdo mensual de Ordenación; y el Pagador que cubriere gastos irregulares sin la insistencia comprobada del ordenador, serán responsables de los perjuicios que sufra la Nación por tales actuaciones, además de la sanción penal correspondiente. 

  


ARTÍCULO 107. En los casos previstos en el artículo anterior, el Contralor General abrirá juicio de cuentas al respectivo Ministro o Jefe de Departamento, y deducirá la responsabilidad a que hubiere lugar, debiendo remitir el expediente a la Cámara de Representantes para la aprobación del alcance. 

  

De la responsabilidad en que pueda incurrir el Contralor General en estos casos, conocerá la Corte Suprema de Justicia conforme a lo previsto en el artículo 78 de la Ley 42 de 1923. 

  


ARTÍCULO 108. Además de lo prevenido en el artículo 104 de este Decreto, el Consejo de Estado podrá imponer multas al Contralor General, las cuales no podrán exceder de dos mil pesos ($2000). 

  


ARTÍCULO 109. Cuando los ordenadores secundarios contraigan obligaciones por cuenta de la Nación, en exceso de las autorizaciones para gastos giradas por los respectivos Ministros o Jefes de Departamentos Administrativos con la refrendación del Contralor General, serán enjuiciados por el Contralor por la vía del juicio civil de cuentas, y podrá imponerles, además, multas hasta de mil pesos ($1000) por cada infracción, sin perjuicio de las investigaciones de orden criminal que dicho funcionario puede adelantar conforme a las previsiones de la Ley 58 de 1946. 

  


ARTÍCULO 110. Si la Corte Suprema declarare inexequible la Ley de Presupuesto en su conjunto, continuará rigiendo el Presupuesto del año anterior, repetido de acuerdo con las normas del presente Decreto. 

  

Si por cualquier causa se declararen inexequibles o se anularen una o varias partidas de la Ley de Presupuesto o de los decretos de liquidación, de repetición, o de reajuste del mismo, tal inexequibilidad o nulidad no afectará ni la ley ni los decretos en su conjunto. 

  

La misma norma se aplicará en el caso de suspensión provisional de una o varias partidas de la ley o de los decretos. 

  


ARTÍCULO 111. Si la inexequibilidad o nulidad afectare alguno o algunos de los renglones de Presupuesto de Rentas e Ingresos, el Gobierno suprimirá apropiaciones para gastos de "fomento" por una cuantía igual a la de las rentas suspendidas. 

  


ARTÍCULO 112. Si la inexequibilidad o nulidad afectare algunas partidas de apropiaciones, el Gobierno pondrá en ejecución el Presupuesto en la parte exequible o válida, y podrá contracreditar las partidas suprimidas. 

  


ARTÍCULO 113. En el caso de la suspensión provisional de una o varias partidas del Presupuesto de Rentas, el Gobierno aplazará apropiaciones para gastos de fomento, por un monto igual al de las rentas suspendidas. 

  

Si la suspensión fuere de una o varias partidas de apropiaciones, el Gobierno se abstendrá de afectarlas o de efectuar el gasto correspondiente, mientras no se decida definitivamente el litigio. 

  


ARTÍCULO 114. Quedan suspendidas la Ley 64 de 1931; las que la adicionan y reforman; el artículo 6 de la Ley 35 de 1944, y las demás disposiciones que sean contrarias al presente Decreto. 

  


Afecta la vigencia de: [Mostrar]



ARTÍCULO 115. Este Decreto entrará a regir el 1 de febrero de 1950; pero el Capítulo "Régimen de las Apropiaciones" rige para la liquidación pendiente del ejercicio fiscal de 1949. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 24 de enero de 1950. 

  

MARIANO OSPINA PEREZ 

  

El Ministro de Gobierno, Luis Ignacio ANDRADE 

  

El Ministro de Relaciones Exteriores, Eliseo ARANGO 

  

El Ministro de Justicia, General Miguel SANJUAN 

  

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Hernan JARAMILLO OCAMPO 

  

El Ministro de Guerra, Teniente General Rafael SANCHEZ AMAYA 

  

El Ministro del Trabajo, Evaristo SOURDIS 

  

El Ministro de Higiene, Jorge CAVELIER

  

El Ministro de Comercio e Industrias, Juan Guillermo RESTREPO JARAMILLO 

  

El Ministro de Minas y Petróleos, José Elías Del HIERRO 

  

El Ministro de Educación Nacional, Manuel MOSQUERA GARCÉS 

  

El Ministro de Correos y Telégrafos, General Gustavo ROJAS PINILLA 

  

El Ministro de Obras, Víctor ARCHILA BRICEÑO