¡Inscríbete en el curso SUIN-Juriscol!

Nuestro curso te brinda las herramientas y el conocimiento necesario, gratuito y con modalidad autoformación.


DECRETO23901943194312 script var date = new Date(03/12/1943); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXXIX. N. 25416. 9, DICIEMBRE, 1943. PÁG. 9.MINISTERIO DE LA ECONOMIA NACIONALPor el cual se organiza una Colonia Agrícola en la región del SarareVigentefalsefalseHacienda y Crédito PúblicofalseDECRETO ORDINARIO09/12/194309/12/1943254167939

DIARIO OFICIAL. AÑO LXXIX. N. 25416. 9, DICIEMBRE, 1943. PÁG. 9.

DECRETO 2390 DE 1943

(diciembre 03)

Por el cual se organiza una Colonia Agrícola en la región del Sarare

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Primer Designado, Encargado de la Presidencia de la República de Colombia, 

  

en uso de sus facultades legales, especialmente de las que le confieren las Leyes 114 de 1922, 100 de 1923, 47 de 1926, 29 de 1936 y 29 de 1943, y 

  

CONSIDERANDO 

  

Que el Gobierno está autorizado para establecer por los sistemas que considere convenientes Colonias Agrícolas en aquellos lugares que considere más adecuados y de acuerdo con las disponibilidades presupuestales; 

  

Que por el Decreto número 963 de 16 de mayo último se entregó la administración de la Colonia Agrícola de Babia Solano a la Intendencia Nacional del Chocó y se dispuso que con los saldos de las partidas apropiadas para esta Colonia el Gobierno establecería otra; 

  

Que de estudios recientemente realizados resulta conveniente para la economía general del país el establecimiento de una Colonia Agrícola en la región del Sarare, 

  

DECRETA: 

  


Artículo primero. Créase una Colonia Agrícola en la región del Sarare, y destínanse para establecerla los terrenos baldíos que existan dentro de una zona ubicada en las hoyas de los ríos Cobujón, Cobaría, Royatá y Bojabá, y comprendida dentro los siguientes linderos: 

  

"Partiendo del puente llamado 'En Indio', sobre el río Cobujón, se traza una línea recta con dirección Norte Sur, recta que irá a terminar en el filo de la cuchilla que sirve de límite entre el Departamento de Boyacá y la Comisaría Especial de Arauca; por el filo de esta cuchilla, hacia abajo, hasta encontrar los nacimientos del rio Bojabá; por este río, aguas abajo, hasta donde rinde sus aguas el río Arauca; por el Arauca, aguas arriba, hasta donde éste se forma, por la unión de los ríos Margua y Cobujón; por el Cobujón, aguas arriba, hasta el puente 'El Indio', punto de partida." 

  


Artículo segundo. Dentro de la zona antes delimitada se destina para área de una futura población una extensión hasta de trescientas (300) hectáreas; y para el establecimiento de una Granja Agropecuaria una área hasta de doscientas (200) hectáreas. 

  


Artículo tercero. Las parcelas adjudicables dentro de la zona de colonización a que se refiere este Decreto serán de dos clases: rurales y urbanas. 

  

Las parcelas urbanas no podrán ser mayores de dos mil metros (2.000) cuadrados, y se adjudicarán de acuerdo con la Ley 98 de 1928; y las rurales serán entregadas y adjudicadas con destino a la agricultura o a la ganadería en extensiones no mayores de setenta y cinco (75) hectáreas ni menores de diez y de acuerdo con las condiciones que el presente Decreto determina. 

  


Artículo cuarto. Las parcelas tanto rurales como urbanas pueden ser concedidas a los nacionales o a los inmigrantes que reúnan los requisitos y cumplan las prescripciones de este Decreto. 

  


Artículo quinto. Dentro de la zona delimitada para la Colonia del Sarare podrán establecerse como colonos todas las personas que a bien lo tengan por su propia cuenta y sin auxilios del Gobierno; pero siempre deberán hacerlo en los lugares que para el efecto les destine el Ministerio de la Economía por conducto de la Dirección, y estarán obligados a someterse a las prescripciones y reglamentos de la Colonia. 

  


Artículo sexto. Todo el que quisiere recibir auxilios para establecerse como colono deberá cumplir los siguientes requisitos: 

  

a) Elevar una solicitud al Ministerio de la Economía Nacional directamente o por conducto de la primera autoridad política del lugar de su domicilio, solicitando su admisión; 

  

b) Acompañar a su solicitud una certificación de la primera autoridad política del lugar de su domicilio, y en su defecto, una certificación de dos personas de reconocida honorabilidad, sobre su buena conducta y aptitud para labores agrícolas, y 

  

c) Certificado médico que acredite que el peticionario no padece enfermedad contagiosa y es igualmente apto para labores agrícolas. 

  


Artículo séptimo. Los colonos que se establezcan previo el lleno de los requisitos estatuídos, tendrán derecho a los siguientes auxilios: 

  

a) A recibir debidamente delimitada una parcela hasta de setenta y cinco (75) hectáreas, de las cuales cinco (5) estarán desmontadas y la mitad de estas últimas preparadas para cultivos y a ser posible con ellos; 

  

b) A recibir en calidad de préstamo las herramientas indispensables para el cultivo y ensanchamiento de sus parcelas, semillas y demás elementos y materiales necesarios para el incremento de su labor; 

  

c) A recibir crédito en ganado del Fondo Rotatorio de que adelante se hablará; 

  

d) A obtener créditos del Comisariato de la Colonia. 

  

Estos préstamos se otorgarán en cuotas proporcionales a las extensiones cultivadas, necesidades, capacidad de pago y cumplimiento en el servicio de las obligaciones que haya contraído, pero en ningún caso excederán de la cantidad de trescientos cincuenta pesos ($ 350). 

  


Artículo octavo. Además, los colonos establecidos con el lleno de los requisitos indicados en este Decreto, tendrán derecho a que se les auxilie con la suma mensual de veinte pesos ($ 20) durante el término de seis (6) meses, con desttino a su sostenimiento, y siempre que las apropiaciones presupuestales permitan atender este auxilio. 

  


Artículo noveno. Los colonos que quieran obtener la adjudicación de un lote dentro del área destinada para zona urbana deberán haber obtenido previamente la adjudicación de la parcela rural. 

  


Artículo décimo. Anualmente se celebrará un concurso entre los colonos establecidos para premiar a los que hubieren cultivado no menos de diez (10) hectáreas. 

  

Estos premios al mejor esfuerzo realizado podrán consistir de acuerdo con las apropiaciones presupuestales, en la construcción de su vivienda rural o urbana, en herramientas, ganados, etc., o en la condonación de las deudas que hubieren contraído en la Colonia. 

  


Artículo undécimo. Los colonos estarán en la obligación de cultivar en las parcelas que se les entregue los productos que el Ministerio de la Economía les indique. 

  


Artículo duodécimo. Ningún colono podrá vender ni gravar en ninguna forma las mejoras de la parcela que se le haya señalado, sin haberla cultivado antes durante un período no menor de tres años, y previo permiso que le otorgue el Ministerio de la Economía; la contravención a esta disposición será penada con la pérdida de las mejoras, casa de habitación, etc., en favor del Gobierno, quien podrá establecer otro colono. 

  

Bajo la misma sanción tampoco se podrán enajenar las mejoras de los lotes para zona urbana, sin haber construído antes casa de habitación y haber obtenido la adjudicación definitiva de la parcela rural. 

  


Artículo décimotercero. Los colonos y en general toda persona establecida dentro de la zona demarcada para Colonia Agrícola del Sarare, estará en la obligación de conservar limpios los caminos; vías o trochas que hubiere hecho el Ministerio de la Economía y que linden o pasen por sus parcelas, so pena de ser privados de todos los auxilios o de que se les suspendan las prestaciones que se ofrecen a los colonos y de considerar el incumplimiento o renuencia como mala conducta. 

  


Artículo décimocuarto. Serán motivos suficientes para decretar la expulsión administrativa del colono y la consiguiente pérdida de las parcelas y de las mejoras que en ellas tengan: la embriaguez habitual, el contrabando de cualquier género, el incumplimiento voluntario en el pago de cualesquiera créditos que se otorguen de acuerdo con este Decreto, los actos de indisciplina o violación a los reglamentos que se dicten, la perturbación injustificada de la tranquilidad de los vecinos, el no cultivo de la parcela de acuerdo con lo ordenado por el Ministerio de la Economía, el ensanchamiento indebido de la parcela o el abandono de ésta por más de tres meses sin permiso de la Dirección, salvo caso de enfermedad o fuerza mayor. 

  


Artículo décimoquinto. Tendrán preferencia para ser admitidos como colonos los nacionales que sean cabeza de familia, cuyos hijos a la fecha de la admisión sean menores de edad; y los que se hubieren ocupado antes en el laboreo de la tierra, o que acrediten que no han llevado vida parasitaria en centros poblados. 

  


Articulo décimosexto. A los colonos que cinco años después de establecidos en la Colonia no hubieren obtenido adjudicación definitiva por negligencia o causa imputable a ella, se les suspenderá todo auxilio o crédito, etc., y se les requerirá para que obtengan su adjudicación; si vencido un año después del requerimiento tampoco la hubieren obtenido serán desalojados administrativamente de sus parcelas previa, resolución ministerial, y sus mejoras se rematarán o adquirirán por la Colonia previo pago y mediante avalúo pericial, y su valor se destinará preferentemente a cubrir los créditos que hayan obtenido. 

  


Articulo décimoséptimo. Todas las personas establecidas o que se establezcan en la Colonia Agrícola del Sarare se entienden establecidos provisionalmente y a título precario, mientras no hayan obtenido el título de adjudicación definitivo, y en consecuencia, bien puede el Ministerio de la Economía desalojarlos administrativamente por incumplimiento de las disposiciones que rigen para esta Colonia y sin necesidad de trámites judiciales o policivos. 

  


Artículo décimoctavo. De la partida apropiada para la organización de esta Colonia destínase la cantidad de seis mil pesos ($ 6.000) para el establecimiento de un Comisariato y la de seis mil pesos ($6.000) para un Fondo Rotatorio de Ganado y semovientes, los cuales se regirán de acuerdo con los reglamentos que para su organización dicte el Ministerio de la Economía. 

  

Estas partidas podrán ser aumentadas a medida que las apropiaciones presupuestales lo permitan. 

  


Artículo décimonoveno. El Ministerio de la Economía desarrollará los trabajos necesarios para demarcación del área urbana y de la granja de que trata el artículo 2° de este Decreto, y para la construcción de escuelas, capillas y demás edificaciones que considere necesarias. 

  


Artículo vigésimo. El Ministerio de la Economía Nacional por medio de resoluciones, señalará los trabajos y gastos de carácter general que deban hacerse en la Colonia. 

  


Artículo vigésimoprimero Para los trabajos previos de organización de la Colonia que por el presente Decreto se establece, tales como construcción de casas, campamentos, caminos de penetración, demarcación de parcelas, etc., la Colonia tendrá el siguiente personal. 

Un Director, con un sueldo mensual de$240.00
Un Médico, con un sueldo mensual de240.00
Un Habilitado-Pagador, con un sueldo mensual de150.00
Un Almacenista-Jefe de Comisariato, con un sueldo mensual de150.00
Un Enfermero-Farmaceuta con un sueldo mensual de100.00
Un Secretario, con un sueldo mensual de120.00

Dado en Bogotá a 3 de diciembre de 1943. 

  

DARIO ECHANDIA 

  

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, 

  

Carlos LLERAS RESTREPO 

  

El Ministro de la Economía Nacional, 

  

Moisés PRIETO