Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibilityDECRETO 1668 DE 1916
                    


Ir a la encuesta de percepción

DECRETO16681916191609 script var date = new Date(30/09/1916); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LII. N. 15912. 5, OCTUBRE, 1916. PÁG. 2.MINISTERIO DE GOBIERNOPor el cual se reglamenta el manejo de los bienes de propiedad del Estado, que prestan servicio en la Policía NacionalVigentefalsefalseInteriorfalseDECRETO ORDINARIO05/10/191605/10/19161591211782

DIARIO OFICIAL. AÑO LII. N. 15912. 5, OCTUBRE, 1916. PÁG. 2.

DECRETO 1668 DE 1916

(septiembre 30)

Por el cual se reglamenta el manejo de los bienes de propiedad del Estado, que prestan servicio en la Policía Nacional

ESTADO DE VIGENCIA: [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de sus facultades legales, 

  

DECRETA

  


Artículo 1º El Director General de la Policía Nacional y el Intendente de la misma, en unión de uno de los Visitadores Fiscales de la Nación en Cundinamarca, procederán a levantar inmediatamente, en libro especial, el inventario de los muebles, bagajes, vestuario, herramientas, monturas, utensilios de los talleres y demás objetos pertenecientes a la Nación, destinados al servicio de ese Cuerpo, y que se encuentren en los almacenes y en las diversas dependencias del mismo. 

  

Parágrafo. En los acantonamientos de fuera, de la capital, ese inventario lo formará el respectivo Jefe, con la intervención y la firma de la primera autoridad política, ante dos testigos, en libro especial, y una copia auténtica será enviada a la Dirección General para anotar tales elementos, con los detalles pertinentes, en el inventario general. 

  


Artículo 2º Cada uno de los elementos que figure en el inventario tendrá la anotación del estado en que se halla, del lugar en donde sirve y su precio respectivo, ya sea el de avalúo o el efectivo de compra, si constare en facturas o cuentas. 

  


Artículo 3º Ese inventario general, una vez suscrito por el Director del Cuerpo, por el Visitador y por el Intendente, constituirá la entrega formal que los dos primeros hacen al último de esos bienes y especies, y será la base del manejo y responsabilidad del Intendente. 

  


Artículo 4º Las novedades en el inventario cuando se causen por altas, se acreditarán con el comprobante que demuestre la compra del artículo o artículos, o el suministro; y cuando se causen por bajas, con la orden respectiva emanada de la Dirección General de la Policía, en la cual se detalle precisamente la causa de la novedad. 

  


Artículo 5º Siempre que el Intendente de la Policía, responsable de esta cuenta al tenor de la disposición del presente Decreto, suministre a los Jefes o empleados, o deje en poder de éstos, por orden de la Dirección, muebles, bagajes, monturas, vestuario, herramientas y demás elementos, recabará el comprobante del caso, y en sus cuentas y cuadros de movimiento los hará figurar como en poder de la respectiva oficina. 

  

Parágrafo. Los Jefes y empleados de la Policía Nacional que por la naturaleza de sus funciones y servicios de oficina deban tener en su poder los elementos dichos, responderán del valor de ellos, total o parcialmente, según los casos de pérdida, deterioro o extravío, con los sueldos que devengan. El Intendente, como responsable de esa cuenta, tiene derecho de repetir contra esos Jefes y empleados, previa comprobación de extravío culpable, o del deterioro o cambio fraudulento. 

  


Artículo 6º El Intendente asegurará su manejo con fianza cuya cuantía se señalará de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 297 del Código Fiscal, tomando como base el valor aproximado de los inventarios; y desde que éntre en vigencia el presente Decreto, devengará un sueldo mensual de cien pesos ($100) oro, y tendrá además como auxiliar permanente un Comisario de tercera clase. 

  


Artículo 7º A la Corte de Cuentas y al Ministerio de Gobierno se pasarán sendas copias auténticas del inventario general, y el libro principal y los auxiliares llevarán en la primera página la correspondiente diligencia de apertura, de acuerdo con las disposiciones vigentes sobre contabilidad de la Hacienda Nacional. 

  


Artículo 8º La Intendencia llevará los siguientes libros: 

  

El de Altas y bajas de objetos en las oficinas de Bogotá; 

  

El de Altas y bajas de objetos en las oficinas de fuera de la capital; 

  

El Copiador de los documentos que acrediten las entregas de objetos en Bogotá, y los despachos de ellos para los diversos acantonamientos; 

  

El copiador de facturas y cuentas; 

  

El registrador de avalúos, y los demás que la naturaleza de la cuenta requiera para la claridad de la misma y comprobación de su movimiento. 

  


Artículo 9º El Intendente rendirá cuentas de su manejo a la Corte del ramo con los requisitos y dentro de los términos señalados en el Código Fiscal, mediante la formación de cuadros que demuestren el movimiento de cada especie; los cuales se formularán por triplicado. Uno de cada grupo se remitirá a la Corte de Cuentas con los respectivos comprobantes originales de altas y bajas; otro al Ministerio de Gobierno, y otro que quedará en el archivo de la oficina. Esos cuadros llevarán las firmas del Intendente como responsable de la cuenta, del Director General del Cuerpo y la de uno de los Visitadores Fiscales en Cundinamarca, que estará encargado especialmente de supervigilar todo lo concerniente a ese ramo, al llevar a cabo las visitas correspondientes en la Policía Nacional. 

  


Artículo 10. Por el Ministerio de Gobierno se dictarán las providencias aclaratorias y reglamentarias que se requieran, en desarrollo del presente Decreto, dada la naturaleza especial de la cuenta. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 30 de septiembre de 1916. 

  

JOSE VICENTE CONCHA 

  

El Ministro de Gobierno, 

  

Miguel ABADÍA MENDEZ