¡Inscríbete en el curso SUIN-Juriscol!

Nuestro curso te brinda las herramientas y el conocimiento necesario, gratuito y con modalidad autoformación.


DECRETO10351942194204 script var date = new Date(21/04/1942); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXXVII. N. 24942. 25, ABRIL, 1942. PÁG. 13.MINISTERIO DE OBRAS PUBLICASPor el cual se reglamenta el cobro de los servicios prestados en horas extraordinarias por diferentes conceptos, y se dictan otras disposiciones en el ramo de Navegación FluvialVigentefalsefalseTransportefalseDECRETO ORDINARIO25/04/194225/04/19422494232513

DIARIO OFICIAL. AÑO LXXVII. N. 24942. 25, ABRIL, 1942. PÁG. 13.

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

DECRETO 1035 DE 1942

(abril 21)

Por el cual se reglamenta el cobro de los servicios prestados en horas extraordinarias por diferentes conceptos, y se dictan otras disposiciones en el ramo de Navegación Fluvial

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de sus facultades legales, 

  

DECRETA: 

  


Artículo 1° Cuando hubiere necesidad de cargar o descargar una embarcación o de solicitar el permiso de zarpe, u otro servicio cualquiera de las Intendencias o Inspecciones Fluviales, en horas inhábiles o días feriados, el Capitán de la embarcación o el Agente respectivo ocurrirá por escrito al Intendente o Inspector en solicitud del permiso correspondiente. 

  


Artículo 2° A partir de la fecha del presente Decreto, por los permisos que se concedan, las Intendencias Fluviales de Barranquilla y Cartagena, por concepto de zarpe, cargue y descargue de las embarcaciones en horas extraordinarias y días feriados, el Capitán o Agente de la respectiva embarcación pagará la suma de $ 2 por cada uno de dichos permisos, cuando se trate de embarcaciones cuya capacidad sea mayor de 100 toneladas; $ 1, cuando la embarcación sea de capacidad de 50 a 100 toneladas, y $ 0.50, cuando la embarcación tenga una capacidad de 10 a 50 toneladas. 

  

Parágrafo. Las embarcaciones menores de 10 toneladas no pagarán derecho alguno por concepto de los permisos de zarpe, cargue o descargue en horas extraordinarias o días feriados, y las autoridades fluviales están en la obligación de prestar tales servicios cuando se lo soliciten. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 3° Las Inspecciones Fluviales de los diferentes puertos seguirán cobrando las sumas de $ 1 por cada uno de los permisos de zarpe, cargue y descargue de las embarcaciones mayores de 100 toneladas, y $ 0.50 a las embarcaciones cuya capacidad sea de 10 a 100 toneladas, cuando tales permisos sean otorgados en horas extraordinarias o días feriados. 

  


Artículo 4° Fíjanse como horas extraordinarias para efectos de los artículos anteriores, las comprendidas entre las seis de la tarde y las seis de la mañana, y todas las de los domingos y días feriados. 

  


Artículo 5° Ninguna otra hora podrá considerarse como extraordinaria, y los empleados que cobren cualquier remuneración en horas diferentes, o exijan el pago de un servicio que no se necesite, y en general, en todos aquellos casos en que hagan cobros indebidos, deberán devolver el valor total de lo recaudado, y serán sancionados con multas hasta de $ 100, que podrá imponer el Ministerio de Obras Públicas. Todo esto sin perjuicio de la pérdida del empleo y de la acción penal a que pudiere haber lugar. 

  


Artículo 6° Los empleados que no estuvieren presentes al solicitarse un permiso en horas ordinarias, estarán en la obligación de concederlo a cualquiera hora, sin cobrar remuneración alguna. 

  


Artículo 7° Los permisos que en horas extraordinarias o días U feriados soliden a las Intendencias, Inspecciones u Oficinas Fluviales las embarcaciones oficiales, no causarán derecho alguno, y deberán ser atendidas sin demora por el funcionario a quien corresponda. 

  


Artículo 8° Las lanchas y canoas destinadas al servicio privado no están obligadas a solicitar permisos de cargue, descargue y zarpe. 

  


Artículo 9° Las Intendencias o Inspecciones Fluviales están en la obligación de expedir recibos numerados de las cantidades que recauden por concepto de servicios extraordinarios, en los que se exprese el motivo del cobro, nombre de la embarcación y del Capitán, número del viaje, fecha, hora, etc., de acuerdo con la reglamentación que dicte y con las instrucciones que al respecto imparta el Ministerio de Obras Públicas. 

  


Artículo 10. A partir del 1° de mayo del corriente año, los Inspectores de Puerto Salgar, Puerto Berrio, Barrancabermeja, Puerto Wilches, Gamarra, El Banco y Ciénaga, recaudarán las sumas causadas por concepto de muelle durante horas extraordinarias o días feriados, y rendirá su respectiva cuenta al siguiente día y hora hábiles inmediatamente posteriores, ante la Recaudación de Hacienda Nacional o ante el Habilitado de las obras del puerto respectivo, según el caso. 

  

Parágrafo. Para cumplir este requisito, los citados Inspectores Fluviales deberán constituir una fianza a satisfacción de la Contraloría General de la República. 

  


Artículo 11. Los Capitanes, de los barcos o las personas que hagan sus veces, están en la obligación de dejar constancia en el Diario de Navegación de cualquier irregularidad que adviertan en el cobro de los servicios extraordinarios, y copia de dicha constancia debe ser remitida inmediatamente a la Dirección General de Navegación o a la Intendencia Fluvial, a efecto de que dichas entidades procedan a corregir tales irregularidades. 

  


Artículo 12. A partir del 1° del mes de mayo del presente año, las cantidades que se recauden por concepto de cobro de los permisos de zarpe, cargue o descargue concedidos en horas extraordinarias o días feriados por las Inspecciones Fluviales, serán de la exclusiva propiedad del Inspector Fluvial del puerto respectivo. 

  

Parágrafo. Ningún otro empleado diferente de los autorizados por el presente Decreto podrá recaudar sumas por concepto de los servicios anotados anteriormente, salvo autorización especial del Jefe de la oficina. Los funcionarios que infringieren esta disposición serán sancionados con multas de $ 1 a $ 100, y con la destitución del empleo en caso de reincidencia. 

  


Artículo 13. Por los servicios de reconocimiento e inspección técnica que en los días y horas fijados como extraordinarios en el presente Decreto, deba practicar a las embarcaciones fluviales el personal de la Sección de Clasificación de Barranquilla y los Inspectores Técnicos de Cartagena y La Dorada, se podrán cobrar las siguientes sumas, siempre y cuando que se cumpla con los requisitos de la Resolución número 262, de 20 de junio del año de 1941: por las embarcaciones de 10 a 50 toneladas de capacidad total, $ 2 por cada inspección; por las de 50 a 100 toneladas, $ 3, y por las de más de 100 toneladas de capacidad, la suma de $ 5. 

  


Artículo 14. A partir de la fecha del presente Decreto, el servicio de grúas que se presta en los diferentes puertos del río Magdalena, donde existan estos elementos, estará sujeto a las disposiciones siguientes: 

  

a) Las horas ordinarias de trabajo para lodos los operadores de grúa serán de las siete de la mañana a las once de la mañana, y de la una de la larde a las cinco de la tarde, pudiéndose considerar como extraordinaria, sujeta al cobro de los recargos correspondientes, cualquiera otra hora en día ordinario y todas las de los días feriados; 

  

b) El trabajo en horas extraordinarias, ejecutado por los operadores de grúa, será pagado por las empresas navieras de los diferentes puertos, a razón de $ 0.10 tonelada; 

  

c) El precio mínimo que debe cobrar el operador de grúa por el hecho de ser llamado en horas extraordinarias, debe corresponder al valor de 10 toneladas, es decir, la suma de $ 1. Esto, naturalmente, en el caso de que el tonelaje movilizado sea inferior a 10 toneladas. 

  


Artículo 15. Fíjanse como horas ordinarias de trabajo para el Bodeguero de Barrancabermeja, las comprendidas entre las 7 a. m. y 11 a. m. y de la 1 p. m. a las 5 p. m., salvo los domingos y días feriados, reconocidos por la ley. Sin embargo, los cargamentos se recibirán, y despacharán a cualquiera otra hora, a petición de los interesados, pero por el servicio extraordinario, el Bodeguero podrá cobrar una extra de $ 1 por cada hora o fracción de hora. 

  


Artículo 16. Las Inspecciones e Intendencias Fluviales podrán sancionar las infracciones a las disposiciones sobre navegación o transportes fluviales y reglamentos de servicio de puerto, que no tengan señalada pena especial, con multas de $ 5 a $ 200, o con la suspensión de la licencia que habilita a los empleados de a bordo para ejercer su oficio. 

  


Artículo 17. Los Inspectores Fluviales de los puertos del río Magdalena deben presentarse personalmente en el lugar de atraque de las embarcaciones para prestar los servicios de su cargo; si no estuvieren presentes, el buque no se demorará por esta causa, pero el Capitán deberá dejar constancia del, hecho en el Diario de Navegación, con la firma de dos pasajeros de primera clase, o de la tripulación, a falta de dichos pasajeros, a fin de que la Intendencia Fluvial respectiva deduzca la responsabilidad consiguiente. En el caso de zarpe, si el Inspector no estuviere presente, podrá solidarse el permiso a la primera autoridad política del lugar, y de no ser hallada ésta, podrá salir el barco, dejando en el Diario de Navegación la respectiva constancia, en la forma indicada. 

  


Artículo 18. Los operadores de grúa de los diferentes puertos darán cuenta exacta al Ingeniero Administrador de las sumas que por concepto de servicios extraordinarios hayan cobrado, y presentarán al mismo tiempo la constancia correspondiente del Capitán de la embarcación o del representante de la agencia respectiva. 

  


Artículo 19. Las faltas cometidas por los empleados y tripulantes contra la integridad moral de los pasajeros o personas que viajen a bordo de las embarcaciones, así como los delitos contra la libertad o el honor sexuales, o simplemente cualquier acto deshonesto o inmoral contra estos mismos, será castigado con la inhabilitación definitiva del Capitán, empleado a tripulante, sin perjuicio de la acción penal a que hubiere lugar. 

  


Artículo 20. El Ministerio de Obras Públicas podrá dictar las medidas adjetivas que requiera la aplicación del presente Decreto. 

  


Artículo 21. Deróganse los Decretos números 839 y 1430 de 1929, 191 de 1931 y la Resolución número 46, de junio 22 de 1929, dictada por el Ministerio de Obras Públicas. 

  


Afecta la vigencia de: [Mostrar]


Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 21 de abril de 1942. 

  

EDUARDO SANTOS 

  

El Ministro de Obras Públicas, 

  

José GOMEZ PINZON