300Corte SupremaCorte Suprema30030010328Eustorgio Sarria197408/08/1974Eustorgio Sarria_1974_08/08/197430010328INEPTA DEMANDA Tribunales Superiores de Distrito Judicial. - No es el caso de proferir decisión de fondo en el presente negocio. - A la fecha de la presentación de la demanda de inexequibilidad, el precepto impugnado tenía plena vigencia, y por consiguiente, la demanda era procedente por este aspecto, reuniendo, además, los otros requisitos señalados en el artículo 16 del De­creto 432 de 1969. Derogada la norma acusada, es obvio que ésta deja de regir, y por lo tanto, la Corte se halla frente al caso de que uno de los presupuestos de la acción no existe, y por ende, no es posible la confrontación entre la ley y el texto constitucional. Corte Suprema de Justicia-Sala Plena. - Bo­gotá, D. E., agosto 8 de 1974. (Magistrado ponente: doctor Eustorgio Sarria). 1974
José E. Olarte FDemanda de inconstitucionalidad contra el artículo 1º del Decreto número 880 de 14 de mayo de 1974 "por el cual se crean plazas de Magistrados en los Tribunales Superiores de Distrito Judicial (Sala Penal) y Juzgados Penales de Circuito".Identificadores30030010329true83243Versión original30010329Identificadores

Norma demandada:  Demanda de inconstitucionalidad contra el artículo 1º del Decreto número 880 de 14 de mayo de 1974 "por el cual se crean plazas de Magistrados en los Tribunales Superiores de Distrito Judicial (Sala Penal) y Juzgados Penales de Circuito".


INEPTA DEMANDA

Tribunales Superiores de Distrito Judicial. - No es el caso de proferir decisión de fondo en el presente negocio. - A la fecha de la presentación de la demanda de inexequibilidad, el precepto impugnado tenía plena vigencia, y por consiguiente, la demanda era procedente por este aspecto, reuniendo, además, los otros requisitos señalados en el artículo 16 del De­creto 432 de 1969. Derogada la norma acusada, es obvio que ésta deja de regir, y por lo tanto, la Corte se halla frente al caso de que uno de los presupuestos de la acción no existe, y por ende, no es posible la confrontación entre la ley y el texto constitucional.

Corte Suprema de Justicia-Sala Plena. - Bo­gotá, D. E., agosto 8 de 1974.

(Magistrado ponente: doctor Eustorgio Sarria).

1. El ciudadano José E. Olarte F., con funda­mento en lo previsto en el artículo 214 de la Constitución, en demanda de 3 de junio del año en curso, solicita de la Corte declare la inexe­quibilidad del artículo 1º del Decreto número 880 de 14 de mayo de 1974 "por el cual se crean plazas de Magistrados en los Tribunales Supe­riores de Distrito Judicial (Sala Penal) y Juz­gados Penales de Circuito".

El Decreto mencionado aparece publicado en el Diario Oficial número 34092 de 31 de mayo de este año, y rige a partir de la fecha de su pro­mulgación.

La demanda fue admitida por auto de 11 de junio de 1974; y en él, además, se dispuso dar traslado al Procurador General de la Nación, por el término y para los efectos legales del caso.

2. El texto de la disposición acusada es el si­guiente:

"DECRETO NUMERO 880 DE 1974

"(mayo 14)

"por el cual se crean plazas de Magistrados en los Tribunales Superiores de Distrito Judicial (Sala Penal) y Juzgados Penales de Circuito.

"El Presidente de la República de Colombia, en ejercicio de las facultades extraordinarias que le otorga la Ley 17 de 1973 y oído el con­cepto del comité de expertos, previsto en la mis­ma,

"Decreta:

"Artículo 1º. Créanse las siguientes plazas de Magistrados en las Salas Penales de los Tribu­nales Superiores de Distrito Judicial:

"Cuatro (4) en el de Medellín.

"Una (1) en el de Tunja.

"Una (1) en el de Santa Rosa de Viterbo.

"Una (1) en el de Popayán.

"Cuatro (4) en el de Bogotá.

"Una (1) en el de Santa Marta.

"Una (1) en el de Bucaramanga,

"Una (1) en el de Ibagué, y

"Una (1) en el de Cali.

…………………………………………………………………………………………….

3. Señala el actor como violado "el artículo 12 del plebiscito de 1° de diciembre de 1957, in­corporado hoy al artículo 148 de la Constitución Nacional, en cuanto establece la paridad políti­ca en la Corte Suprema de Justicia y en el Con­sejo de Estado, entidades que constituyen la ca­beza de la Rama Jurisdiccional del Poder Pú­blico".

4. El Procurador General de la Nación, en vista número 160 de 19 de julio de 1974, dice: "solicito a la honorable Corte Suprema de Jus­ticia que se abstenga de decidir en el fondo sobre la exequibilidad del artículo 1º del Decreto 880 de 1974, disposición acusada, en razón de que dicha norma ha dejado de regir, con lo cual re­sulta inepta la actuación por sustracción de ma­teria".

5. El Decreto número 880 de 14 de mayo de 1974 tiene fuerza de ley, puesto que fue profe­rido en ejercicio de las facultades extraordina­rias que la Ley 17 de 1973 le otorgó al Presi­dente de la República en los siguientes términos: "Artículo 9® Revístese al Presidente de la Re­pública de facultades extraordinarias por el tér­mino de un año, contado a partir de la vigencia de la presente Ley para:…..3) Crear las plazas de Magistrados de los Tribunales Supe­riores (Sala Penal) y los Juzgados Penales de Circuito, en los Distritos Judiciales que acusen mayores índices de criminalidad, teniendo en cuenta las estadísticas que reposan en el Minis­terio de Justicia".

6. Con posterioridad a la fecha de presentación de la demanda, el Presidente de la República, en ejercicio de las mismas facultades extraordi­narias que le otorga la Ley 17 de 1973, dictó el Decreto número 1263 de 28 de junio del año en curso, cuyo artículo 1º dice textualmente: "De­rógase el Decreto número 880 de 1974".

En estas condiciones, se tiene:

a) A la fecha de la presentación de la deman­da de inexequibilidad del Decreto número 880, o sea el día 3 de junio de 1974, el precepto im­pugnado tenía plena vigencia, y por consiguien­te, la demanda era procedente por este aspecto; reuniendo, además, los otros requisitos señalados en el artículo 16 del-Decreto 432 de 1969;

b) Derogada la norma acusada, es obvio que ésta deja de regir, y por lo tanto, la Corte se halla frente al caso de que uno de los presupues­tos de la acción no existe, y por ende, no es po­sible la confrontación entre la ley y el texto constitucional.

7. De conformidad con las anteriores conside­raciones, la Corte Suprema de Justicia, Sala Plena, previo estudio de la Sala Constitucional, en ejercicio de la competencia que le otorga el artículo 214 de la Constitución, y oído el Pro­curador General de la Nación,

Resuelve:

No es el caso de proferir decisión de fondo en el presente negocio.

Comuníquese a quien corresponda y publíquese.

José Enrique Arboleda. Valencia, Mario Alario D' Filippo, Humberto Barrera Domínguez, Juan Benavides Patrón, Aurelio Camacho Rueda, Ale­jandro Córdoba Medina, José Gabriel de la Ve­ga, Ernesto Escallón Vargas, José María Esgue­rra Samper, Miguel Angel García, Jorge Gavi­ria Salazar, Germán Giraldo Zuluaga, José Eduardo Gnecco C., Guillermo González Charry, Alvaro Luna Gómez, Luis Eduardo Mesa Velásquez, Humberto Murcia Ballén, Alfonso Peláez Ocampo, Luis Carlos Pérez, Luis Enrique Ro­mero Soto, Julio Roncallo Acosta, Luis Sarmien­to Buitrago, Eustorgio Sarria y José María Velasco Guerrero.

Alfonso Guarín Ariza,

Secretario General.