300Corte SupremaCorte Suprema30030006229Luis Sarmiento Buitrago197219/07/1972Luis Sarmiento Buitrago_1972_19/07/197230006229CONTROL CONSTITUCIONAL A LOS DECRETOS DE ESTADO DE SITIO Elecciones en la Universidad de Antioquia.-Relación de la normalidad Universitaria con el orden público. Corte Suprema de Justicia.-Sala Plena. Bogotá, D. E., 19 de julio de 1972. (Magistrado Ponente: Doctor Luis Sarmiento Buitrago). 1972
Revisión constitucional del Decreto legislativo 958 de junio 7 de 1972.Identificadores30030006230true78422Versión original30006230Identificadores

Norma demandada:  Revisión constitucional del Decreto legislativo 958 de junio 7 de 1972.


CONTROL CONSTITUCIONAL A LOS DECRETOS DE ESTADO DE SITIO

Elecciones en la Universidad de Antioquia.-Relación de la normalidad Universitaria con el orden público.

Corte Suprema de Justicia.-Sala Plena.

Bogotá, D. E., 19 de julio de 1972.

(Magistrado Ponente: Doctor Luis Sarmiento Buitrago).

En cumplimiento a lo preceptuado en el Parágrafo del Art. 121 de la Carta, el Gobierno ha remitido a la Corte Suprema para revisión constitucional el Decreto legislativo N° 958 de junio 7 de 1972 cuya copia debidamente autenticada dice:

"DECRETO. NUMERO 958 DE 1972

(junio 7)

"por el cual se adiciona el Decreto legislativo 886 de 1972.

"El Presidente de la República de Colombia, en uso de las facultades que le confiere el artículo 121 de la Constitución Nacional y en desarrollo del Decreto legislativo 250 de 1971,y.

"Considerando:

"Que en razón de la situación de conmoción existente en la Universidad de Antioquia, el período académico se halla alterado y no es el mismo para sus distintas unidades o dependencias;

"Que en razón de lo anterior no es posible realizar en la fecha señalada por el Decreto 886 de 1972 las elecciones que la misma norma prevé;

"Que para el normal funcionamiento de la Institución y mientras se integra el Consejo Superior, el Rector debe cumplir no solo las funciones de este cuerpo sino también las del Consejo Directivo;

"Que debe preverse lo relativo al período de los decanos y estudiantes que han de formar parte del Consejo Superior;

"Que para lograr el restablecimiento de la normalidad académica y, en consecuencia, de la paz pública es necesario adicionar en los términos anotados el Decreto legislativo 886 de 1972,

"Decreta:

"Artículo 1° Las elecciones a que se refiere el artículo 4° del Decreto 886 de 1972 se convocarán dentro de los sesenta (60) días siguientes a la fecha de expedición del presente Decreto.

"El Consejo Superior Universitario sólo se podrá reunir una vez que se hubieren efectuado las elecciones aquí previstas, independientemente de que en las mismas se eligieren o no los decanos y estudiantes que han de integrar el Consejo.

"Artículo 2° Además de las funciones que le asigna el Art. 5° del Decreto 886 de 1972,el Rector de la Universidad de Antioquia tendrá las que las normas orgánicas de la Institución atribuyen al Consejo Directivo de la misma.

"Artículo 3° Una vez instalado el Consejo Superior Universitario establecerá el período de los decanos y estudiantes que integran dicho Consejo, así como los sistemas de elección y reemplazo de esos mismos miembros.

"Artículo 4° El presente decreto deroga el Decreto 38 de 1972, suspende las disposiciones que le sean contrarias y rige a partir de la fecha de su expedición.

"Publíquese y cúmplase".

Tiene como fundamento este decreto la declaración de turbación del orden público y de estado de sitio en toda la República hecha por medio del Decreto 250 de 1971 y lleva, además de la firma del Presidente, la de todos los Ministros.

Cumplido el trámite ordenado en el artículo 14 del Decreto 432 de 1969 sin que se hubiese presentado coadyuvancia o impugnación, se procede a resolver.

Dentro de este mismo período de anormalidad el Gobierno expidió el Decreto legislativo N° 1259 de 25 de junio de 1971, cuyo articulado dispone:

"Artículo 1° Mientras dure el presente, estado de sitio, facultase a los Rectores de las Universidades Oficiales, de carácter nacional, departamental o distrital, para dictar, cuando lo consideren necesario, las medidas académicas, administrativas o disciplinarias que las leyes, decretos, ordenanzas, acuerdos, estatutos, reglamentos y demás normas vigentes, atribuyan a las demás autoridades de sus respectivas Universidades, excepción hecha de las relativas a aprobación anual del presupuesto y creación de unidades docentes, investigativas o administrativas.

"Artículo 2° Este Decreto rige desde la fecha de su expedición y suspende las disposiciones que le sean contrarias".

El anterior decreto fue declarado constitucional por sentencia de 3 de agosto, también de 1971.

Para el caso particular de la Universidad de Antioquia, el Gobierno expidió el Decreto. legislativo N° 38 de 1972 por medio del cual estableció un régimen especial de dirección y administración de dicho Centro docente, suspendiendo la regulación ordinaria que le era propia. Este Decreto fue igualmente declarado constitucional por la Corte en sentencia de 9 de febrero del mismo año.

Posteriormente, también con fundamento en el Art. 121, fue expedido el Decreto legislativo N° 886 de mayo 26 de 1972 que determinó la forma de integrar el Consejo Superior Universitario, señaló fecha para la elección de los representantes de decanos y estudiantes en esa Corporación y atribuyó al rector las funciones académicas, administrativas y disciplinarias, que el estatuto orgánico de la Universidad le confería al Consejo Superior, amén de otras facultades.

Este Decreto se encontró igualmente ceñido a la Constitución por sentencia de 22 de junio de este año.

Por el Decreto que ahora se revisa, el Gobierno amplía el plazo para efectuar la elección de decanos y estudiantes, aduciendo:

"Que en razón de la situación de conmoción existente en la Universidad de Antioquia el período académico se halla alterado y no es el mismo para sus distintas unidades o dependencias;

"Que en razón de lo anterior no es posible realizar en la fecha señalada por el Decreto 886 de 1972 las elecciones que la misma norma prevé".

Como esta situación de hecho, o sea la disparidad en la iniciación de los períodos académicos, podría hacer nugatoria o impedir que dentro del término señalado en dicho artículo 4° del Decreto 886 se hiciese la correspondiente elección, es aceptable la ampliación del mismo y el señalamiento de uno preciso, para que, por medio de la votación que el mismo decreto regula se integre el Consejo Superior, como medida propicia al retomo de la normalidad universitaria y por ende del orden público.

La atribución al Rector de las funciones propias del Consejo Directivo, es consecuencia de las medidas tomadas en el Decreto 1259 ya transcrito y de la suspensión ya hecha de las normas orgánicas de la Universidad de Antioquia.

Las medidas que dicten .las autoridades .universitarias en ejercicio de las facultades conferidas por estos Decretos regirán por el término de la vigencia transitoria de las mismas.

Para concluir se observa que el Decreto 38 de 1972, derogado por el artículo 6° del que ahora se estudia, ya había sido derogado por el Decreto 886 cuya constitucionalidad-fue reconocida por la Corte.

En resumen, el decreto objeto de este estudio está ceñido a las exigencias del Art. 121 de la Carta.

Por estas consideraciones y en virtud de las atribuciones de los Arts. 121 y 214 de la Constitución, la Corte Suprema de Justicia, en Sala Plena, previo estudio de la Sala Constitucional,

Resuelve

Es constitucional el Decreto legislativo N° 958 de 7 de junio de 1972.

Publíquese, cópiese, comuníquese al Gobierno Nacional, insértese en la Gaceta Judicial y archívese el expediente.

Juan Benavides Patrón, Mario Alirio D Filippo, José Enrique Arboleda Valencia, Humberto Barrera Domínguez, Aurelio Camacho Rueda, Alejandro Córdoba Medina, Ernesto Cediel Angel, José Gabriel de la Vega, José María Esguerra Samper, Miguel Angel García, Jorge Gaviria Salazar, Guillermo González Charry, Germán Giraldo Zuluaga, José Eduardo Gnecco C., Humberto Murcia Ballén, Alvaro Luna Gómez, Luis Eduardo Mesa Velásquez, Luis Carlos Pérez, Alfonso Peláez Ocampo, Luis Enrique Romero Soto, Julio Roncallo Acosta Eustorgio Sarria Luis Sarmiento Buitrago, José María Velasco Guerrero.

Heriberto Caycedo Méndez, Secretario General.