300Corte SupremaCorte Suprema30030002553191401/10/19141914_01/10/191430002553Corte Suprema de Justicia-Sala Plena -Bogotá, primero de octubre de mil novecientos catorce. Vistos: 1914
Aristides Calderón U.Identificadores30030002554true74462Versión original30002554Identificadores

Corte Suprema de Justicia-Sala Plena -Bogotá, primero de octubre de mil novecientos catorce.

Vistos:

El señor Aristides Calderón U., usando el derecho que a todo ciudadano reconoce el artículo 41 del Acto legislativo número 3 de 1910, "reformatorio de la Constitución Nacional," pidió que se declarara inconstitucional el artículo 723 del Código Civil; que se declarara igualmente que es imposible aplicar lo dispuesto en los artículos 706 y 707 de la misma obra, a las tierras que forman los lechos de las lagunas y pantanos, sobre las cuales existen títulos de propiedad particular anteriores a la vigencia de la Carta Fundamental que hoy rige, y, finalmente, que se declarara es inconstitucional el artículo 2339 de igual Código.

El peticionario discurrió incompleta y vagamente para ver de sustentar su solicitud; pero, a pesar de eso, sí alcanzó a exponer algún motivo que la apoyara. Es en este sentido como deben entenderse el auto proferido por el señor Magistrado ponente, el 17 de diciembre de 1912, y el confirmatorio del resto de la Sala, del 4 de agosto de 1913; pues este Cuerpo mantiene la doctrina de que, pudiendo equipararse a una demanda civil la solicitud que se basa en dicho artículo 41, en ella deben exponerse el motivo de lo que se pretende y su fundamento legal, y que la Corte sólo ha de considerar la demanda del actor a la luz de ese motivo y ese fundamento.

Opina el señor Procurador que no ha lugar a resolver nada sobre lo solicitado por el señor Calderón, a causa de ser los artículos que se acusan anteriores al citado Acto legislativo; pero, no obstante lo respetable del parecer de este alto empleado, la Corte juzga lo contrario, entre otras, .por estas dos capitales razones: 1ª Que si bien es cierto que el artículo 9° de la Ley 153 de 1887 estatuye " que la Constitución es ley reformatoria y derogatoria de la legislación preexistente," no por eso dejan las disposiciones reformadas y derogadas tácitamente de aparecer como en pie y vivas en el cuerpo de las leyes. Se da entonces una crítica situación para los aplicadores de esas disposiciones que las hallan en cierta forma-la con que se presentan-y tienen que entenderlas en otra-la que les corresponde en virtud de la tácita reforma o derogación procedente de disposiciones constitucionales posteriores. La determinación de cómo quedó reformada o si quedó derogada una disposición anterior, por un texto constitucional subsiguiente, en por lo común punto delicado y dificilísimo, superior a la capacidad ordinaria de muchos de esos aplicadores. 2ª Que, correspondiéndole a esta Corte la guarda de la Constitución, es naturalmente a ella a quien le toca decidir cuándo una ley es inexequible por haber sido reformada o derogada por disposición constitucional. De este modo, al gran número de interpretaciones diversas y aun contradictorias que pueden dar los aplicadores de la ley a los cánones constitucionales, en relación con la legislación pre existente, lo reemplaza la fijación que en el particular emane de esta Corte, y a la anarquía o, por 1o menos, confusión en la materia, por la pluralidad de interpretaciones al texto constitucional, sobrevien la unidad en el modo de entenderlo y aplicarlo Hacerlo así, es ejercer la Corte la-amplia y fecunda facultad que le confiere dicho artículo 41, y en manera alguna proveer este mismo Cuerpo, en los negocios de su competencia, por vía de disposición general o reglamentaria. El artículo 17 del Código Civil se refiere especialmente a las sentencias de pleito las cuales no pueden afectar sino a las partea que han litigado.

En cuanto a lo pedido por el señor Calderón considera:

1.° Que no es ejercicio del referido artículo 4 el solicitar se declare que es imposible se aplique dispuesto en los artículos 706 y 707 del Código Civil; cosa bien diferente de la de decidir si son nó constitucionales esos artículos.

2.° Que al artículo 723 del Código Civil no opone el artículo 5.° del Acto legislativo número de 1910, " reformatorio de la Constitución," porque en dicho artículo 723 no se priva de su propiedad a nadie. Los medios de adquirir y de perder propiedad son de la incumbencia del Código Civil y si por haber sido cubierto un terreno por las aguas durante un cierto número de años, y no haberse podido ejercer por su dueño actos de posesión en él, caducare el dominio de éste, no podrá decirse que el legislador que así lo haya dispuesto, quitó su propiedad a nadie. De lo contrario, sería preciso decidir que las disposiciones referentes a prescripción, pecan también contra el citado artículo 5.°, son inconstitucionales y no deben observarse; y eso es absurdo.

3.° Que al artículo 2339 del Código Civil tampoco se opone al mencionado artículo 5.° de tal Acto legislativo, porque con él no se priva a nadie de su propiedad. Simplemente se impone una carga sobre el dominio, cuando se ejerce sobre una laguna o un pantano, y esa carga es general; pues comprende a todos los individuos que se hallen en igual situación. Eso, y no otra cosa, es la generalidad de que trata dicho artículo 5.°

Por tanto, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley, se declara que no ha lugar a que, por las razones que él indica, se declare lo que solicita el señor Aristides Calderón U.

AUGUSTO N. SAMPER-tanoredo nannetti-manuel josé angarita-constantino barco-manuel josé barón-bartolomé rodríguez p. -luis rubio saiz-alberto suárez murillo. luis eduardo villegas-Vicente Parra R., Secretario en propiedad.