300Corte SupremaCorte Suprema30030000459Suarez Murillo191117/08/1911Suarez Murillo_1911_17/08/191130000459autos Corte Suprema de Justicia-Sala Plena-Bogotá, Agosto diez y siete de mil novecientos once. (Magistrado ponente, doctor Suárez Murillo). Vistos. 1911
Alberto ValenzuelaIdentificadores30030000460true72276Versión original30000460Identificadores

autos

Corte Suprema de Justicia-Sala Plena-Bogotá, Agosto diez y siete de mil novecientos once.

(Magistrado ponente, doctor Suárez Murillo).

Vistos.

El señor Alberto Valenzuela, apoyado en lo que dispone el artículo- 41 del Acto legislativo número 3, reformatorio de la Constitución, se ha presentado solicitando se declare inexequible el artículo 6.° de la Ley 153 de 1887, por considerarlo inconstitucional.

Funda su acusación en lo siguiente:

1.° En que la disposición transcrita hizo nugatorios, desde su expedición, los derechos civiles y garantías sociales sancionados por la Constitución, pues obligaba a las autoridades de la República a obedecer y ejecutar los mandatos0 del legislador que vulneraran o en alguna manera menoscabaran aquellos derechos y garantías.

2.° En que la misma forma de Gobierno de la Nación quedó comprometida por la vigencia de dicho precepto legal, por cuanto hace obligatoria la aplicación de disposiciones de la ley contrarias a la Constitución; y

3.° En que el artículo 40 del Acto legislativo número 3 de 1910 ordena que en caso de incompatibilidad entre las disposiciones de la Constitución y las de la ley, se apliquen de preferencia las de la Carta Fundamental.

El señor Procurador General, al dársele en vista el memorial citado, conceptuó que la Corte debe declararse incompetente para conocer del asunto que motiva el memorial del señor Valenzuela, por tratarse de una disposición de la ley que está implícitamente derogada. Posteriormente el interesado insistió sobre su primitiva solicitud.

Para resolver, la Corte considera:

Según lo que establece el artículo 3.° de la Ley 153 de 1887, se estima insubsistente una disposición legal por declaración expresa del legislador, por incompatibilidad con disposiciones especiales posteriores, o por existir una ley nueva que regule íntegramente la materia a que la anterior se refería. Y el artículo 9.° de la misma Ley estatuye que la Constitución es ley reformatoria y derogatoria de la legislación preexistente, y que toda disposición legar anterior a la Constitución y que sea claramente contraria a su letra o a su espíritu-, se desechará como insubsistente.

Ahora bien: el artículo 6.° de dicha Ley, que se acusa como inconstitucional, está concebido en estos términos: "Una disposición expresa de ley, que parezca contraria a la Constitución, se reputa constitucional, y se aplicará aunque parezca contraria a la Constitución. Pero si no fuere disposición terminante, sino oscura y deficiente, se aplicará en el sentido, más conforme con lo que la Constitución preceptúe."

Y la disposición constitucional contenida en el artículo 40 del Acto reformatorio de la Constitución mencionado, manda que en todo caso de incompatibilidad entre la Constitución y la ley, se aplicarán de preferencia las disposiciones constitucionales.

Dados los términos en que están concebidos los preceptos legales transcritos, y muy especialmente el artículo 9.° de la Ley 153 de 1887, resulta claramente que el artículo 6.° de la misma Ley., como anterior al 40 del Acto reformatorio número 3 de 1910, y como contrario á éste en su letra, en su espíritu, debe considerarse insubsistente, y por lo tanto, sin que pueda producir efecto.

El artículo 41 del mismo Acto reformatorio, el que hoy hace parte de la Constitución Nacional, que confiere á la Corte la: facultad de decidir sobre la inexequibilidad de los actos legislativos objetados como inconstitucionales, ó sobre las leyes acusadas ante ella por cualquier ciudadano como contrarias á la Constitución, párte necesariamente de la base de que estas últimas se hallen produciendo sus efectos, como mandatos emanados del Poder que, según la Carta Fundamental, puede expedirlos.

Por estas consideraciones la Corte, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

Resuelve:

No hay lugar á decidir sobre la inexequibilidad del artículo 6.° de la Ley 153 de 1887.

Notifíquese y cópiese.

El Presidente, LUIS EDUARDO VILLEGAS. El Vicepresidente, Alberto Suárez Murillo-Manuel José Angarita-Constantino Barco-Emilio Ferrero-Tancredo Hazmetti-Rafael Navarro y Euse-Bartolomé Rodríguez P.-Augusto N. Samper-Vicente Parra R., Secretario en propiedad.