300Corte SupremaCorte Suprema30030000344Samper191118/09/1911Samper_1911_18/09/191130000344Corte Suprema de Justicia-Corte Plena-Bogotá, Septiembre diez y ocho de mil novecientos once. (Magistrado ponente, doctor Samper). Vistos. 1911
Objeción del proyecto de ley "por la cual se hace una cesión al Departamento del Norte de Santander,"Identificadores30030000345true72166Versión original30000345Identificadores

Norma demandada:  Objeción del proyecto de ley "por la cual se hace una cesión al Departamento del Norte de Santander,"


Corte Suprema de Justicia-Corte Plena-Bogotá, Septiembre diez y ocho de mil novecientos once.

(Magistrado ponente, doctor Samper).

Vistos.

Discutido y aprobado reglamentariamente en ambas Cámaras el proyecto de ley "por la cual se hace una cesión al Departamento del Norte de Santander," y pasado .para su sanción al Poder Ejecutivo, éste lo devolvió á la. Cámara de su origen, objetándolo en su conjunto por considerarlo en oposición con el artículo 78, ordinal 5.° de la Constitución de la República, que está concebido así:

"Artículo 78. Es prohibido al Congreso y á cada una de sus Cámaras.

"5.° Decretar á favor de ninguna persona ó entidad gratificaciones, indemnizaciones, pensiones ni otra erogación que no esté destinada á satisfacer créditos ó derecho reconocidos con arreglo á ley preexistente, salvo lo dispuesto en el artículo 76, inciso 18."

Habiendo insistido las Cámaras en el proyecto, declarando infundadas las objeciones del Poder Ejecutivo, el señor Ministro de Gobierno, prescindiendo de lo dispuesto en el artículo 323 de la Ley 153 de 1887, que reformó la marcada con el número 61 del año anterior, envió el respectivo expediente á esta Corte, con oficio número 2813, fecha nueve del mes en curso, para los efectos del artículo 90 de la Constitución.

El señor Procurador General de la Nación, á quien se le dio traslado en conformidad con el artículo 14 del Acto legislativo número 3 de 1910, ha emitido su concepto en el sentido de que debe declararse inexequible el proyecto de ley en referencia.

Por el artículo único de este proyecto se cede al Departamento del Norte de Santander, "con el único y exclusivo objeto de que sirva para la construcción de la Casa de Gobierno, el lote de terreno que, contiguo á la Aduana, posee la Nación en la ciudad de San José de Cúcuta"

Las objeciones formuladas por el Gobierno pueden resumirse, como lo hizo la Comisión de la Cámara de Representantes que informó sobre ellas, en los siguientes términos:

"a) Según el artículo 78 (ordinal 5.°) de la Constitución, es prohibido al Congreso y á cada una de sus Cámaras decretar á favor de ninguna persona ó entidad erogaciones que no están destinadas á satisfacer créditos ó derechos reconocidos con arreglo á la ley general preexistente.

"b) La Ley preexistente de que habla la Constitución debe estar revestida, como todo acto legislativo, de un carácter general.

"c) El terreno de cuya cesión gratuita se trata en el proyecto es bién nacional cuya entrega á, una entidad departamental implica una erogación que no está destinada á satisfacer crédito ó derecho reconocido con arreglo á ley preexistente.

"d) La ley no puede tener un fin particular, pues por su esencia está encaminada al bién general. Las mismas leyes que en su título llevan en ocasiones una denominación individual, no se dirigen ó no deben dirigirse á favorecer exclusivamente á la persona ó entidad que las motivan, sino á influír más ó menos benéfica y eficazmente en la colectividad.

"e) Si es el caso de una erogación representada en la transmisión de ciertos bienes, forzoso será, además del cumplimiento de las disposiciones sustantivas que sin excepción regulan la tradición del dominio, atemperarse á las bases generales de la ley preexistente."

Planteada así la cuestión, queda ella reducida, en el fondo, á examinar si el acto de que se trata contraviene ó no á la prohibición contenida en el citado ordinal 5.° del artículo 78 de la Carta Fundamental. Es ésta la única disposición constitucional en que, para oponer su veto á la expedición de la ley en proyecto, se apoya de modo expreso el Gobierno, animado sin duda alguna de muy laudable celo por mantener la integridad de la Constitución.

Esto sentado, se considera lo siguiente:

1.°De los términos y del contexto mismo del precepto constitucional prohibitivo que se invoca; como 'fundamento de las objeciones, se deduce que éste no se refiere á actos de disposición de bienes distintos de los que forman el activo del Tesoro, conforme á la legislación fiscal, puesto que allí se habla de gratificaciones, indemnizaciones, pensiones y, en general, de erogaciones que no estén destinadas á satisfacer créditos ó derechos reconocidos con arreglo á ley preexistente; erogaciones éstas que implican gastos ó egresos del Erario. Los bienes inmuebles del Fisco hacen parte de la Hacienda Nacional; pero no constituyen el Tesoro Público, según la clasificación de los artículos 4.°, 5.° y 6.° del Código Fiscal, reproducida por la Ley 61 de 1905.

2.°La palabra erogación, que, según el Diccionario de la Real Academia Española, significa . "acción y efecto de erogar," esto es, "distribuír, repartir bienes ó caudales," está empleada en nuestras leyes fiscales en el sentido especial de gasto, egreso del Tesoro Público. Así, el artículo 1143 del Código Fical dice: "Se llaman gastos nacioiales todas las erogaciones que hace el Tesoro de la Unión para satisfacer los pagos expresados en el artículo anterior."En igual sentido, ó sea en el de gasto ó desembolso, se emplea en el lenguaje común dicho vocablo erogación, siguiendo en esto el uso que del verbo erogare hicieron los clásicos latinos, como puede verse, en varios pasos que se citan en el Diccionario latino-español de Valbuena.

3.°Bajo el império de la Constitución actual se han dado numerosas leyes de cesión de bienes nacionales en forma semejante á las en que intenta hacerlo hoy el Congreso por medio del proyecto de ley objetado. Esto indica que tanto el legislador que expidió esas leyes, como el Ejecutivo que las sancionó, han entendido constantemente que al Congreso, como representante de la Nación, le corresponde disponer de los bienes patrimoniales de ella, sin más restricciones que. las que imponga ó aconseje el bién común y dentro de la órbita constitucional.

4.°Con el proyecto de ley que se estudia, no se pretende en manera alguna dar ó hacer gratificación al Departamento del Norte de Santander, sino facilitar á éste la construcción de una obra pública de notoria importancia y conveniencia, mediante la cesión de un lote de terreno de propiedad nacional. Por consiguiente, dicho proyecto no envuelve acto alguno que pueda estimarse en pugna con el espíritu y la letra del ordinal 5.° del artículo 78 de la Constitución.

5.°Si bien pudiera estimarse irregular desde el punto de vista del Derecho común la omisión de requisitos y formalidades concernientes á la enajenación de bienes raíces, tales como el otorgamiento de escritura pública y su inscripción en el registro, ello sin embargo no entraña transgresión de precepto alguno constitucional, ni es óbice para que el Gobierno, como encargado de ejecutar la leyes, llene, si lo creyere necesario, tales solemnidades; aunque es de advertir que la cesión de que se trata debe entenderse hecha por la Nación, no como simple persona jurídica ó sujeto de derecho privado, sino como entidad de derecho público y en ejercicio de la soberanía que en ella reside.

Por tanto, la Corte Suprema, administrando justicia en .nombre de la República y por autoridad de la ley, resuelve que el proyecto de ley "por la cual se hace una cesión al Departamento del Norte de Santander," no viola el ordinal 5.° del artículo 78 de la Constitución, y es, por lo mismo exequible á la luz de tal artículo.

Notifíquese al señor Procurador General de la Nación, cópiese, publíquese en la Gaceta Judicial y envíese al honorable Senado de la República.

El Presidente, LUIS EDUARDO VILLEGAS. El Vicepresidente, Alberto Suárez Murillo-Manuel José Angarita-Constantino Barco-Emilio Ferrero-Tancredo Nannetti-Rafael Navarro y Euse-Bartolomé Rodríguez P-Augusto .N. Samper-Vicente Parra R., Secretario en propiedad.