100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030034265SENTENCIASala de lo Contenciosos Administrativonull2948-00200030/11/2000SENTENCIA_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null__2948-00_2000_30/11/2000300342642000SUSPENSION PROVISIONAL - Suspende norma relativa a la planta de personal de sociedad de economía mixta porque el Gobierno desbordó sus facultades / SOCIEDAD DE ECONOMIA MIXTA - Competencia para determinar la planta de personal / PLANTA DE PERSONAL - Sociedad de economía mixta De la confrontación de los textos de la norma acusada, encuentra la Sala que ciertamente existe a primera vista diferencia significativa entre la norma superior y el decreto acusado. En efecto, mientras el artículo 189 de la Carta Política, que consagra las atribuciones del Presidente de la República, le otorgó en el numeral 14, la facultad para crear, fusionar o suprimir, conforme a la ley, los empleos que demande la administración central; el acto acusado establece la planta de personal del Banco Cafetero, entidad que es una sociedad de economía mixta, del orden nacional, vinculada al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, como se evidencia de la certificación expedida por la Superintendencia Bancaria, y por lo mismo, no pertenece a la administración central. Las sociedades de economía mixta son organismos constituidos bajo la forma de sociedades comerciales con aportes estatales y de capital privado, y aunque son creados o autorizados por la ley, gozan de autonomía administrativa respecto del poder central, para establecer su propia planta de personal según sus necesidades; y si bien es cierto que su aprobación corresponde al Gobierno Nacional, de conformidad con el artículo 15 de la Ley 489 de 1998, ello no significa que tal atribución se extienda a la creación de los empleos que demanden dichas sociedades. Resulta evidente, por lo tanto, que el Presidente de la República al expedir el Decreto acusado desbordó la facultad constitucional que le fue otorgada, exclusivamente, para la creación, fusión o supresión de empleos de la administración central. En consecuencia, como la violación alegada de la preceptiva constitucional se advierte ab inicio, como lo exige el artículo 152 del C.C.A., habrá de decretarse la suspensión provisional del acto acusado y habida consideración de que la demanda reúne los requisitos legales, procede su admisión.
Sentencias de NulidadAna Margarita Olaya ForeroGOBIERNO NACIONALYODMAN ALEXANDER MONTOYA PULIDO30/11/2000Decreto Nº 1388 del 17 de julio de 2000Identificadores10030136464true1231139original30134304Identificadores

Fecha Providencia

30/11/2000

Fecha de notificación

30/11/2000

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Ana Margarita Olaya Forero

Norma demandada:  Decreto Nº 1388 del 17 de julio de 2000

Demandante:  YODMAN ALEXANDER MONTOYA PULIDO

Demandado:  GOBIERNO NACIONAL


SUSPENSION PROVISIONAL - Suspende norma relativa a la planta de personal de sociedad de economía mixta porque el Gobierno desbordó sus facultades / SOCIEDAD DE ECONOMIA MIXTA - Competencia para determinar la planta de personal / PLANTA DE PERSONAL - Sociedad de economía mixta

De la confrontación de los textos de la norma acusada, encuentra la Sala que ciertamente existe a primera vista diferencia significativa entre la norma superior y el decreto acusado. En efecto, mientras el artículo 189 de la Carta Política, que consagra las atribuciones del Presidente de la República, le otorgó en el numeral 14, la facultad para crear, fusionar o suprimir, conforme a la ley, los empleos que demande la administración central; el acto acusado establece la planta de personal del Banco Cafetero, entidad que es una sociedad de economía mixta, del orden nacional, vinculada al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, como se evidencia de la certificación expedida por la Superintendencia Bancaria, y por lo mismo, no pertenece a la administración central. Las sociedades de economía mixta son organismos constituidos bajo la forma de sociedades comerciales con aportes estatales y de capital privado, y aunque son creados o autorizados por la ley, gozan de autonomía administrativa respecto del poder central, para establecer su propia planta de personal según sus necesidades; y si bien es cierto que su aprobación corresponde al Gobierno Nacional, de conformidad con el artículo 15 de la Ley 489 de 1998, ello no significa que tal atribución se extienda a la creación de los empleos que demanden dichas sociedades. Resulta evidente, por lo tanto, que el Presidente de la República al expedir el Decreto acusado desbordó la facultad constitucional que le fue otorgada, exclusivamente, para la creación, fusión o supresión de empleos de la administración central. En consecuencia, como la violación alegada de la preceptiva constitucional se advierte ab inicio, como lo exige el artículo 152 del C.C.A., habrá de decretarse la suspensión provisional del acto acusado y habida consideración de que la demanda reúne los requisitos legales, procede su admisión.

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION SEGUNDA

Consejera ponente: ANA MARGARITA OLAYA FORERO

Bogotá, D.C., treinta (30) de noviembre de dos mil (2000).

Radicación número: 2948-00

Actor: YODMAN ALEXANDER MONTOYA PULIDO

Demandado: GOBIERNO NACIONAL

Referencia: DECRETOS DEL GOBIERNO

El ciudadano YODMAN ALEXANDER MONTOYA PULIDO, en ejercicio de la acción pública de nulidad consagrada en el artículo 84 del C.C.A., demanda el Decreto Nº 1388 del 17 de julio de 2000, expedido por el Gobierno Nacional, “por el cual se dicta la planta de personal del Banco Cafetero S.A.”.

SUSPENSION PROVISIONAL

El demandante solicita la suspensión provisional del acto acusado, porque considera que viola el artículo 189 numeral 14 de la Constitución Política, toda vez que el Presidente de la República no está facultado para dictar la planta de personal del Banco Cafetero, porque si bien es cierto que dicha preceptiva le otorgó la facultad para crear, fusionar o suprimir los empleos que demande la administración central, dicha entidad, por ser una sociedad de economía mixta no forma parte de la administración central, sino que es una entidad descentralizada.

PARA RESOLVER SE CONSIDERA

De conformidad con el artículo 152 del C.C.A., para que proceda la suspensión provisional, tratándose de la acción de simple nulidad, basta que haya manifiesta infracción de una de las disposiciones invocadas como fundamento de la misma, por confrontación directa o mediante documentos públicos aducidos con la solicitud.

El decreto 1388 del 17 de julio de 2000, “por el cual se dicta la planta de personal del Banco Cafetero S.A.”, fue expedido por el Presidente de la República, en ejercicio de facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas por los artículos 189-14 de la Constitución Política, y 115 de la Ley 489 de 1998.

Reza el texto del acto acusado:

“El Presidente de la República de Colombia, en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas por los artículos 189-14 de la Constitución Política, y del artículo 115 de la Ley 489 de 1998,

CONSIDERANDO:

Que el Banco Cafetero S.A., Bancafé, es una sociedad de economía mixta del orden nacional;

Que el artículo 115 de la Ley 489 de 1998 establece que el Gobierno Nacional aprobará las plantas de personal de manera global, por lo que se hace necesario fijar los empleos de esa entidad descentralizada;

Que una de las principales causas de la crítica situación del Banco y que hizo necesaria la participación estatal adicional con nuevos recursos, deriva de las cargas laborales que no permiten un eficaz manejo de esa institución financiera;

Que es necesario minimizar los costos laborales para garantizar su existencia y lograr que los recursos con que se ha capitalizado no sufran una mengua en perjuicio del Tesoro Público;

Que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, por intermedio del Director Territorial de Cundinamarca, en Carta del 16 de mayo de 2000, dio respuesta a la solicitud del Presidente del Bancafé sobre la autorización para el cierre parcial de dependencias y despido colectivo de algunos trabajadores de la entidad, y le manifestó al Ministerio de Hacienda y Crédito Público que no contaba con la competencia para atender esa solicitud, por lo cual la remitió a este último, para los fines legales pertinentes;

Que, por lo tanto, el Gobierno Nacional debe expedir una planta que se adecue a principios de la Administración Pública,

DECRETA:

Artículo 1º. El Banco Cafetero S.A. tendrá la siguiente planta de personal:

Un (1) Presidente

Hasta nueve (9) Vicepresidentes

Un (1) Revisor Fiscal

Un (1) Director General Jurídico

Un (1) Secretario General

Un (1) Contador Interno

Hasta cuatro mil ochocientos (4.800) trabajadores

Artículo 2. La Administración del Banco adecuará el número de servidores al servicio de esa institución conforme a lo dispuesto en el artículo anterior.

El Presidente del Banco distribuirá los cargos de acuerdo con la estructura, las necesidades de la organización y sus planes y programas, garantizando la permanencia de sus servicios y protegiendo los recursos públicos, en un plazo que no podrá exceder de siete (7) meses, contados a partir de la vigencia del presente decreto.

Artículo 3. En el plazo establecido en el artículo anterior, la administración del Bancafé reducirá la planta de personal cancelando los contratos de trabajo de las personas al servicio de esa institución que considere necesarios. Para estos efectos se garantizarán los derechos y las prestaciones debidas por la terminación de las relaciones laborales conforme a las disposiciones legales que gobiernan esas relaciones. Todo ello de acuerdo con las disposiciones vigentes.

Artículo 4. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

…”.

La disposición constitucional invocada, y en la cual se fundamentó el Gobierno para expedir el citado decreto, es del siguiente tenor:

“Artículo 189. Corresponde al Presidente de la República como Jefe de Estado, Jefe del Gobierno y Suprema Autoridad Administrativa:

(…)

14. Crear, fusionar o suprimir, conforme a la ley, los empleos que demande la administración central, señalar sus funciones especiales y fijar sus dotaciones y emolumentos. El Gobierno no podrá crear, con cargo al Tesoro, obligaciones que excedan el monto global fijado para el respectivo servicio en la ley de apropiaciones iniciales. (…)”.

De la confrontación de los textos pretranscritos, encuentra la Sala que ciertamente existe a primera vista diferencia significativa entre la norma superior y el decreto acusado. En efecto, mientras el artículo 189 de la Carta Política, que consagra las atribuciones del Presidente de la República, le otorgó en el numeral 14, la facultad para crear, fusionar o suprimir, conforme a la ley, los empleos que demande la administración central; el acto acusado establece la planta de personal del Banco Cafetero, entidad que es una sociedad de economía mixta, del orden nacional, vinculada al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, como se evidencia de la certificación expedida por la Superintendencia Bancaria, y por lo mismo, no pertenece a la administración central.

Como es sabido, la administración central está conformada por la Presidencia de la República, los ministerios, los departamentos administrativos y las superintendencias. Por su parte, el sector descentralizado lo conforman los establecimientos públicos, las empresas industriales y comerciales del Estado y las Sociedades de Economía Mixta, entidades que se encuentran vinculadas a los Ministerios.

Las sociedades de economía mixta son organismos constituidos bajo la forma de sociedades comerciales con aportes estatales y de capital privado, y aunque son creados o autorizados por la ley, gozan de autonomía administrativa respecto del poder central, para establecer su propia planta de personal según sus necesidades; y si bien es cierto que su aprobación corresponde al Gobierno Nacional, de conformidad con el artículo 15 de la Ley 489 de 1998, ello no significa que tal atribución se extienda a la creación de los empleos que demanden dichas sociedades.

Resulta evidente, por lo tanto, que el Presidente de la República al expedir el Decreto acusado desbordó la facultad constitucional que le fue otorgada, exclusivamente, para la creación, fusión o supresión de empleos de la administración central.

En consecuencia, como la violación alegada de la preceptiva constitucional se advierte ab inicio, como lo exige el artículo 152 del C.C.A., habrá de decretarse la suspensión provisional del acto acusado y habida consideración de que la demanda reúne los requisitos legales, procede su admisión.

Por lo expuesto, la Sala

R E S U E L V E :

ADMITESE LA DEMANDA instaurada en ejercicio de la acción de nulidad por el ciudadano YODMAN ALEXANDER MONTOYA PULIDO contra la Nación - Ministerio de Hacienda y Crédito Público - Departamento Administrativo de la Función Pública, en virtud de lo cual se DISPONE:

1. NOTIFIQUESE PERSONALMENTE a los señores Ministros de Hacienda y Crédito Público y al Director del Departamento Administrativo de la Función Pública, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 150 del C.C.A.

2. NOTIFIQUESE PERSONALMENTE al Agente del Ministerio Público.

3. NOTIFIQUESE PERSONALMENTE al representante legal del Banco Cafetero. Si no fuere posible hacerle la notificación personal en el término de cinco (5) días, se le emplazará por edicto para que en el término de cinco (5) días se presente a notificarse del auto admisorio de la demanda, de acuerdo con lo dispuesto por el numeral 3º del artículo 207 del C.C.A.

4. Fíjese el negocio en lista por el término de diez (10) días para los efectos previstos en el numeral 5º del artículo 207 del C.C.A., modificado por el artículo 58 de la Ley 446 de 1998.

5. Solicítese a la demandada el envío de los antecedentes administrativos del acto acusado, advirtiéndole que el desacato a esta solicitud constituye falta disciplinaria. Término diez (10) días.

6º. DECRETASE LA SUSPENSION PROVISIONAL del Decreto 1388 del 17 de julio de 2000.

COPIESE, NOTIFIQUESE Y CUMPLASE

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión celebrada en la fecha.

ANA MARGARITA OLAYA FORERO ALBERTO ARANGO MANTILLA

TARSICIO CACERES TORO JESUS MARIA LEMOS BUSTAMANTE

ALEJANDRO ORDOÑEZ MALDONADO NICOLAS PAJARO PEÑARANDA

ENEIDA WADNIPAR RAMOS

Secretaria