100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030033162SENTENCIASala de lo Contenciosos Administrativonull3682199209/09/1992SENTENCIA_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null_3682__1992_09/09/1992300331601992HUELGA - Declaratoria / TERMINO LEGAL / POTESTAD REGLAMENTARIA – Limites Si el artículo 450 del C.S.T. otorgó un término de dos meses a partir de la finalización de la conciliación para declarar válidamente de huelga y en este punto no fue derogado ni modificado por la Ley 39 de 1985, el Decreto Reglamentario no podía establecer un término diferente para tomar la decisión de ir a la huelga, que es lo mismo que declararla. Por otra parte el hecho de que el reglamento, para contar el término, parta de la terminación de la etapa de mediación, no significa que se trata de un plazo diferente al del literal e) del artículo 450 del C.S.T. que se cuenta a partir de la finalización de la conciliación, toda vez que la nueva figura de la "mediación" reemplazó la anterior " conciliación " disponiendo la intervención del Ministerio de Trabajo en sustitución de los conciliadores designados por las partes de la anterior legislación. DECLARA LA NULIDAD del inciso 2o. del artículo 1o. del Decreto 477 de 11 de febrero de 1986 expedido por el Gobierno Nacional en cuanto dispuso que en el caso que los trabajadores pertenecientes al sindicato o sindicatos directamente comprometidos en el conflicto, no alcanzaron a reunir la mayoría de los trabajadores de las respectivas empresas o establecimientos, no podrán declarar la huelga, y la nulidad del inciso 3o. del artículo lo. del Decreto 477 de 11 de febrero de 1986, en la parte que dice: "dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la terminación de la etapa de mediación".
Sentencias de NulidadDolly Pedraza De ArenasARMANDO NOVOA GARCIA09/09/1992Decreto 477 de 1986Identificadores10030126562true1220281original30124586Identificadores

Fecha Providencia

09/09/1992

Fecha de notificación

09/09/1992

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Dolly Pedraza De Arenas

Norma demandada:  Decreto 477 de 1986

Demandante:  ARMANDO NOVOA GARCIA


HUELGA - Declaratoria / TERMINO LEGAL / POTESTAD REGLAMENTARIA – Limites

Si el artículo 450 del C.S.T. otorgó un término de dos meses a partir de la finalización de la conciliación para declarar válidamente de huelga y en este punto no fue derogado ni modificado por la Ley 39 de 1985, el Decreto Reglamentario no podía establecer un término diferente para tomar la decisión de ir a la huelga, que es lo mismo que declararla. Por otra parte el hecho de que el reglamento, para contar el término, parta de la terminación de la etapa de mediación, no significa que se trata de un plazo diferente al del literal e) del artículo 450 del C.S.T. que se cuenta a partir de la finalización de la conciliación, toda vez que la nueva figura de la "mediación" reemplazó la anterior " conciliación " disponiendo la intervención del Ministerio de Trabajo en sustitución de los conciliadores designados por las partes de la anterior legislación. DECLARA LA NULIDAD del inciso 2o. del artículo 1o. del Decreto 477 de 11 de febrero de 1986 expedido por el Gobierno Nacional en cuanto dispuso que en el caso que los trabajadores pertenecientes al sindicato o sindicatos directamente comprometidos en el conflicto, no alcanzaron a reunir la mayoría de los trabajadores de las respectivas empresas o establecimientos, no podrán declarar la huelga, y la nulidad del inciso 3o. del artículo lo. del Decreto 477 de 11 de febrero de 1986, en la parte que dice: "dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la terminación de la etapa de mediación".

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION SEGUNDA

Consejero ponente:DOLLY PEDRAZA DE ARENAS

Santafé de Bogotá, D.C., nueve (09) de Septiembre de mil novecientos noventa y dos (1992).

Radicación número:3682

Actor: ARMANDO NOVOA GARCIA

Referencia: Acción de Nulidad.

El ciudadano Armando Novoa García en ejercicio de la acción de nulidad prevista en el artículo 84 del Código Contencioso Administrativo, solicitó a esta Corporación:

“1o. Que se declare la nulidad del inciso 2o. del artículo 1o. del Decreto Reglamentario No. 477 del 1o. de febrero de 1986, en el aparte que aparece subrayado y que dice lo siguiente

En el caso de que los trabajadores pertenecientes al Sindicato o Sindicatos directamente comprometidos en el conflicto no alcanzaron a reunir la mayoría absoluta de los trabajadores pertenecientes (sic) de las empresas o establecimientos respectivos, no podrán declarar la huelga...."

2o. Que se decrete la nulidad del inciso 3o. del artículo 1o. del mismo Decreto, en el aparte que dice así y que igualmente se resalta:

"La huelga o la solicitud del Tribunal de Arbitramento serán decididas dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la terminación de la etapa de Mediación....... (fl. 4).

Los HECHOS fundamentales de la acción se relatan así:

1o. El Gobierno Nacional representado por el Señor Presidente de la República y el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, expidió el día 11 de febrero de 1986, el Decreto Reglamentario No. 477 por medio del cual se precisaron algunos aspectos de la ley 39 de 1985 relativa al proceso de la negociación colectiva de trabajo.

2o. Esta ley, sancionada el 5 de febrero de 1985, modificó el procedimiento de negociación colectiva, redujo sus términos y legisló sobre aspectos relacionados con el ejercicio del derecho de huelga".

3o. Al expedir el Decreto Reglamentario 477, el Ejecutivo estableció ciertas restricciones al ejercicio de ese derecho y, lo prohibió para otros, al condicionarlo a la existencia previa de unas determinadas mayorías, no previstas en la disposición reglamentada (artículo 9o. de la ley 39), ni en la propia Constitución Nacional. (fl. 5).

Se invocaron como disposiciones violadas, con respecto a la primera petición, los artículos 18, 55, 76 numerales 1 y 2 de la Constitución de 1886; artículo 9o. de la ley 39 de 1985; artículo 3o. de la ley 26 de 1976, aprobatoria del Convenio No. 87 de la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T) artículos 10 y 12 del Código Sustantivo del Trabajo. Con relación a la segunda solicitud, se citaron como contrariados los artículos 18, 55, 76 numerales lo. y 2o, artículo 120 numeral 3o. de la Constitución de 1886; artículo 450 literal e) del Código Sustantivo del Trabajo (ley 141 de 1961); artículos 71 y 72 del Código Civil y 3o. de la ley 153 de 1887.

El concepto de violación con respecto a la primera petición la hace consistir el accionante en que el artículo 18 de la Constitución de 1886 elevó a precepto constitucional el derecho de huelga y delegó a la ley su reglamentación. Por consiguiente, el ejecutivo no puede usar la facultad prevista en el numeral 3o. del artículo 120 de la Constitución para reglamentar aspectos esenciales del derecho de huelga. Dice el demandante que el artículo 9o. de la ley 39 de 1985 dispuso que son "los trabajadores directamente comprometidos en el conflicto" los que integran la asamblea general de trabajadores que debe decidir si se opta por la declaratoria de huelga o la convocatoria del Tribunal de arbitramento, modificando el criterio de "mayorías" consagrado en la legislación anterior, en tanto que el decreto al disponer que sólo el sindicato mayoritario puede declarar la huelga, restringió el derecho de los trabajadores comprometidos en el conflicto que bien pueden pertenecer a sindicatos minoritarios. Que si de acuerdo con la ley el derecho de huelga es un derecho de los trabajadores con la sola condición de que estén directamente interesados en la negociación colectiva y se derogaron todas aquellas disposiciones que condicionaban el derecho de huelga a la existencia previa de determinadas "mayorías", el reglamento al consignar nuevamente el concepto de "mayorías" viola el precepto anotado y quebranta tanto el artículo 18 de la Constitución de 1886, como el propio artículo 9o. de la ley 39 de 1985.

Por la misma razón estima que el decreto reglamentario infringe el artículo 3o. de la ley 26 de 1976 aprobatorio del Convenio 87 de la O.I.T. en lo relativo a la libertad sindical y a la, protección de los derechos sindicales. Además afirma que se violaron los artículos 10 y 12 del Código Sustantivo del Trabajo, el primero en cuanto establece el principio de igualdad de los trabajadores frente a la ley y el segundo, que consagra el derecho de asociación y de huelga.

Con relación a la segunda pretensión, la nulidad del inciso 3o. del artículo 1o. del mismo decreto reglamentario, dice el accionante que tal reglamento modificó el literal e) del artículo 450 del Código Sustantivo del Trabajo que establece un término de dos (2) meses a partir del momento en que termine la etapa de conciliación para que la asamblea de trabajadores decida entre la huelga y el Tribunal de arbitramento, pues la norma impugnada limitó este término a diez (10) días hábiles desde la terminación de esa etapa, infringiendo el artículo 18 de la constitución de 1886. Dice que el término anterior no fue derogado ni expresa ni tácitamente por la nueva ley como tampoco lo relacionado con la etapa de conciliación y por ello el término previsto en el artículo 450 literal e) del Código Sustantivo del Trabajo se encuentra vigente y el Decreto Reglamentario no podía modificarlo. (fls. 5 - 119).

Solicitada la suspensión provisional del inciso 2o. del artículo lo. del decreto 477 de 1986, fue negada por auto de 14 de septiembre de 1988 (fls. 14 - 17)

La Fiscalía Cuarta de la Corporación rinde su concepto manifestando que debe negarse la pretensión de nulidad del inciso 2o. del artículo 1o. del Decreto demandado y accederse a la nulidad del inciso 3o. del mismo artículo, opinión que sustenta así:

" A lo pretranscrito sólo agregamos que aún en este momento procesal, propicio para profundizar en el tema, conserva su validez la conclusión en el sentido de que la norma reglamentaria expresa, con construcción gramatical distinta, el mismo concepto jurídico - aritmético de mayoría absoluta referido a la declaratoria o no de la huelga, contenido en la norma materia de reglamentación.

En cuanto al cargo formulado contra el inciso 3o. del artículo lo. del Decreto Reglamentario en cita, consideramos que el término de dos (2) meses después de culminada la conciliación que el literal e) del artículo 450 del Código Sustantivo del Trabajo, fija como término legal máximo para declarar la huelga no podía válidamente ser sustituido por el término de diez ( 10 ) que señala la norma atacada, que por no tener rango de ley, carece de aptitud constitucional para reglamentar el derecho de huelga: pues en efecto, el artículo 18 de la Carta difiere a la ley ese cometido. Por tan sencilla razón, el cargo que nos ocupa está llamado a prosperar, así en la codificación, de "Legis" por ejemplo, erróneamente se le atribuya el cambio de término a la ley 39 de 1985, lo que no es cierto." (fls. 49 - 50).

Agotado el trámite de rigor y no observándose causal de nulidad procesal, se procede a decidir, previas las siguientes,

CONSIDERACIONES:

1o. Nulidad del inciso segundo del artículo lo. del Decreto 4 77 de 1986.

La historia legislativa sobre la facultad de los trabajadores para declarar una huelga puede resumiese, así:

La ley 6a. de 1945, artículo 55, literal d) la otorgó a la mayoría absoluta de los trabajadores de la empresa o empresas afectadas, o del sindicato a que estén afiliados más de la mitad de aquellos trabajadores.

Posteriormente el artículo 444 del Código Sustantivo del Trabajo dispuso que "la declaración de la huelga requiere que sea aprobada en votación secreta por la mayoría absoluta de los trabajadores de la empresa o establecimiento, o de la asamblea general del sindicato de base a que estén afiliados más de la mitad de aquellos trabajadores".

El artículo 31 del Decreto 2351 de 1965 modificó el mencionado artículo 444, manteniendo el criterio de la mayoría absoluta de los trabajadores de la empresa o del sindicato o sindicatos mayoritarios pero sin excluir a sindicatos diferentes a los de base.

Por su parte, el artículo 9 de la ley 39 de 1985 dispuso:

"Concluido el término legal señalado para la etapa de mediación sin que se hubiere logrado acuerdo, se realizará una asamblea general de los trabajadores directamente comprometidos en el conflicto que deberá tomar la decisión de optar entre la declaratoria de huelga o la convocatoria de un tribunal de arbitramento" (se destaca).

Es fácil apreciar que la !rase utilizada por esta última norma "trabajadores directamente comprometidos en el conflicto" introdujo una modificación sustancial a la legislación anterior, ya que la facultad decisorio de la huelga que anteriormente correspondía a la "mayoría de los trabajadores" de la empresa, bien porque fuera, votada por la mayoría absoluta de los trabajadores no organizados o porque fuera decidida por el sindicato que agrupará a la mayoría de los trabajadores, pasó a ser de los "trabajadores directamente comprometidos en el conflicto" sin importar si éstos conforman o no la mayoría de los trabajadores de la empresa.

Ya en sentencia anterior, esta Sala precisó que los directamente comprometidos en el conflicto son sólo los que lo promovieron, pues si bien la totalidad de los trabajadores de la empresa pueden considerarse interesados, no son todos ellos los directamente involucrados.

En ese entonces la Sala expresó:

“La anterior transcripción muestra identidad de previsiones, en el sentido de que en el trámite de la negociación colectiva de trabajo, una vez terminada la etapa de mediación o de intervención obligatoria del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, son los trabajadores directamente comprometidos en el conflicto quienes deben optar por la huelga o por la convocatoria de un Tribunal de Arbitramento.

La expresión "directamente comprometidos en el conflicto"; se refiere a quienes lo hubieren promovido, bien sea los sindicalizados o los no sindicalizados. En últimas, todos los trabajadores de una empresa resultan afectados con la decisión; pero no son todos los directamente comprometidos". (Sentencia de abril 8 de 1991. C.P. Dra. CLARA FORERO DE CASTRO. Sección Segunda. Exp. No. 3681. Flio. 4.).

Significa lo anterior que si antes de la ley 39 de 1985 la declaratoria de huelga correspondía a las mayorías y no era posible que un sindicato minoritario pudiera decretarla, bajo la vigencia de esta ley, en un retroceso legislativo inexplicable, se rompió con el principio de las mayorías y se hizo posible que grupos minoritarios pudieran hacerlo, por lo menos en algunos casos.

De acuerdo con el artículo 26 del Decreto 2351 de 1965 que no fue derogado por la ley 39, en casos de pluralismo sindical, la representación de los trabajadores para todos los efectos de la contratación colectiva (y la huelga hace parte del proceso de contratación colectiva) corresponde al sindicato que agrupe la mayoría de los trabajadores de la empresa y si ninguno de ellos aglutina la mayoría, la representación corresponde conjuntamente a todos ellos. 0 sea que cuando existe en la empresa un sindicato mayoritario de cualquier clase o si la suma de los afiliados a los sindicatos minoritarios hacen la mayoría, la declaración de huelga sigue siendo privilegio de las mayorías; pero si no existe en la empresa sindicato mayoritario o si aún reunidos los minoritarios no agrupan la mayoría de los trabajadores, no puede hablarse de sindicato representativo y entonces los sindicatos existentes, aún siendo minoritarios, tiene la prerrogativa de declarar la huelga, porque al tenor de los artículos 374 - 2 del Código Sustantivo de Trabajo 37, 38 y 39 del Decreto 2351 de 1965 pueden ser los promotores del conflicto.

Tiene razón por tanto el accionante al afirmar que la ley 39 de 1985 cambió el criterio de "sindicato representativo" por el de "mayorías" pero dentro del grupo en conflicto, es decir, por el de decisión mayoritaria referida sólo a los trabajadores directamente comprometidos en el conflicto.

Significa lo anterior que el inciso 2º del artículo 1º del Decreto 477 de 1986 al reglamentar la ley, prescribiendo:

"En el caso de que los trabajadores pertenecientes al sindicato o sindicatos directamente comprometidos en el conflicto, no alcanzaron a reunir la mayoría absoluta de los trabajadores de las empresas o establecimientos respectivos, no podrán declarar la huelga. (se destaca), adoptó el criterio de "mayorías" de la legislación anterior, y quebrantó directamente el inciso lo. del artículo 9o. de la referida ley. Por ello habrá de accederse a declarar la nulidad impetrada en la demanda".

Cabe anotar que posteriormente la ley 50 de 1990 modificó el régimen de la ley 39 de 1985 y volvió al de la legislación anterior, otorgando nuevamente la prerrogativa de decidir entre huelga y arbitramento a la "mayoría absoluta" de los trabajadores de la empresa, bien se trate de trabajadores sindicalizados o no. (art. 61)

2o. Nulidad del inciso 3o. del artículo lo. del Decreto 477 de 1986.

Dispone la norma acusada:

"La huelga o la solicitud de tribunal de arbitramento serán decididas dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la terminación de la etapa de mediación en votación secreta y por la mayoría absoluta de los trabajadores sindicalizados que deban integrar tal asamblea, en su condición de directamente comprometidos en el conflicto".

Afirma el accionante que el reglamento limitó en forma ilegal a diez (10) días hábiles el término de prehuelga (sic) previsto en dos meses en el literal e) del artículo 450 del Código Sustantivo del Trabajo y que este lapso en cuanto fue fijado por una ley, sólo era modificable por otra ley, no por la vía reglamentaria.

El artículo 450 citado prescribe las causales de ilegalidad de una suspensión colectiva de trabajo y en su literal e) dijo:

"Cuando se declare después de dos (2) meses de terminada la etapa de conciliación"

Para la Sala es evidente la contradicción que denuncia el accionante; si el artículo 450 del Código Sustantivo del Trabajo otorgó un término de dos meses a partir de la finalización de la conciliación para declarar válidamente la huelga y en este punto no fue derogado ni modificado por la ley 39 de 1985, el Decreto reglamentario no podía establecer un término diferente para tomar la decisión de ir a la huelga, que es lo mismo que declararla.

Por otra parte el hecho de que el reglamento, para contar el término, parta de la terminación de la etapa de mediación, no significa que se trata de un plazo diferente al del literal e) del artículo 450 del Código Sustantivo del Trabajo que se cuenta a partir de la finalización de la conciliación, toda vez que la nueva figura de la "mediación" reemplazó la anterior "conciliación" disponiendo la intervención del Ministerio de Trabajo en sustitución de los conciliadores designados por las partes de la anterior legislación.

Por manera que el inciso 3o. del artículo lo. del Decreto 477 de 1986 sí contrarió el artículo 450 del Código Sustantivo del Trabajo y por ello es del caso acceder a la declaratoria de nulidad impetrada.

Por lo expuesto el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

FALLA

1o. DECLARASE la nulidad del inciso 2o. del artículo lo. del Decreto 477 de 11 de febrero de 1986 expedido por el Gobierno Nacional en cuanto dispuso que en el caso de que los trabajadores pertenecientes al sindicato o sindicatos directamente comprometidos en el conflicto, no alcanzaron a reunir la mayoría de los trabajadores de las respectivas empresas o establecimientos, lo podrán declarar la huelga.

2o. DECLARASE la nulidad del inciso 3o. del artículo lo. del Decreto 477 de 11 de febrero de 1986 expedido por el Gobierno Nacional en la parte que dice: "dentro de los diez (10) días hábiles siguientes a la terminación de la etapa de mediación".


Afectaciones realizadas: [Mostrar]


COPIESE, NOTIFIQUESE, COMUNIQUESE Y CUMPLASE.

Archívese el expediente.

La anterior providencia fue considerada y aprobada por la Sala en sesión del día veintinueve (29) de julio de mil novecientos noventa y dos. (1992).

ALVARO LECOMPTE LUNA, REYNALDO ARCINIEGAS BAEDECKER, JOAQUÍN BARRETO RUIZ, CLARA FORERO DE CASTRO, DOLLY PEDRAZA DE ARENAS, DIEGO YOUNES MORENO, ENEIDA WADNIPAR RAMOS, SECRETARIA