100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030032683SENTENCIASala de lo Contenciosos Administrativonull197110/12/1971SENTENCIA_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null___1971_10/12/1971300326811971IMPUESTO SOBRE LA RENTA: Por existir sustancial diferencia entre el salario y la indemnización por despido injusto del trabajador, no puede aplicarse mediante reglamento la obligación de retener en la fuente el impuesto sobre la renta prevista por la ley para el pago de salarios. Se suspende provisionalmente el artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971. CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCION CUARTA Consejero ponente : JUAN HERNANDEZ SAENZ. Bogotá, D.E, diez (10) de diciembre (12) de mil novecientos setenta y uno (1971) Radicación número: Actor: Demandado: Ref.: Expediente No. 2002 Acción de nulidad contra el artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971. Petición de suspensión provisional.
Sentencias de NulidadJuan Hernández SáenzJuan Rafael Bravo Arteaga10/12/1971artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971 Identificadores10030122470true1215347original30120596Identificadores

Fecha Providencia

10/12/1971

Fecha de notificación

10/12/1971

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Juan Hernández Sáenz

Norma demandada:  artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971

Demandante:  Juan Rafael Bravo Arteaga


IMPUESTO SOBRE LA RENTA:

Por existir sustancial diferencia entre el salario y la indemnización por despido injusto del trabajador, no puede aplicarse mediante reglamento la obligación de retener en la fuente el impuesto sobre la renta prevista por la ley para el pago de salarios. Se suspende provisionalmente el artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971.

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION CUARTA

Consejero ponente: JUAN HERNANDEZ SAENZ.

Bogotá, D.E, diez (10) de diciembre (12) de mil novecientos setenta y uno (1971)

Radicación número:

Actor:

Demandado:

Ref.: Expediente No. 2002 Acción de nulidad contra el artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971. Petición de suspensión provisional.

El doctor Juan Rafael Bravo Arteaga, en demanda que es admisible legalmente, pide que se declare nulo el artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971 porque lo estima violatorio del artículo lo. de la Ley 38 de 1969, que obligó a las personas que paguen salarios o dividendos a retener en la fuente una cuota de éstos por concepto de impuesto sobre la renta y complementarios.

Y como cree que la violación de dicha norma por parte del acto acusado es ostensible, pide también que sea suspendido provisionalmente.

Debe analizarse entonces esta última petición:

Argumenta el demandante que mientras el artículo lo. de la Ley 38 sólo obliga a hacer retención en la fuente cuando se trate del pago de salarios, el artículo 4o. del Decreto 1986 extiende ese deber a la hipótesis en que se paguen indemnizaciones por despido injusto de trabajadores lo cual, en su sentir, es ilegal porque la indemnización no retribuye un servicio, como el salario, sino repara un perjuicio presuntamente sufrido por quien es despedido.

Para mayor claridad en el análisis, conviene transcribir los textos a que alude la demanda:

I Ley 38 de 1969. Artículo lo. "Las personas naturales, o jurídicas, las sociedades de hecho, las comunidades organizadas y las sucesiones ilíquidas que efectúen pagos o abonos en cuenta, en dinero o en especie, por concepto de salarios o dividendos, estarán obligadas a deducir y retener en dinero, a título de impuesto sobre la renta y complementarios, los porcentajes de dichos pagos o abonos que señalen de acuerdo con el artículo siguiente".

II. Decreto Reglamentario 1986 de 1971. Artículo 4o. "Las personas naturales o jurídicas, las sociedades de hecho, las comunidades organizadas y las sucesiones ilíquidas que efectúen pagos por concepto de indemnizaciones por despido injustificado de trabajadores, estarán obligadas a deducir y retener en dinero efectivo, a título de impuesto sobre la renta, el porcentaje de cada pago que corresponda de acuerdo con las disposiciones precedentes y con las tablas que determine el Ministerio de Hacienda y Crédito Público para salarios".

SE CONSIDERA:

Al comparar las dos normas transcritas, resalta que mientras la reglamentada alude al pago de salarios para efecto de la retención del impuesto en la fuente, el reglamento se refiere a las indemnizaciones por despido injusto para el mismo efecto.

Podría pensarse entonces que aquellas indemnizaciones son una forma especial de salario, una hipótesis concreta dentro del principio general sentado por el artículo lo. de la Ley 38, que obliga a retener el impuesto cuando se paga un salario.

De acuerdo con el artículo 127 del Código Sustantivo del Trabajo, salario es la retribución que percibe el trabajador cuando presta sus servicios. Implica pues la existencia de una relación jurídica laboral entre quien sirve y quien se beneficia del servicio, regida generalmente por un contrato de trabajo.

Por su parte, el artículo 8 del Decreto Legislativo 2351 de 1965, que sustituyó al artículo 64 del mismo Código, prevé que cuando el patrono rompe ilegalmente el contrato de trabajo, debe indemnizar al trabajador en la cuantía que allí mismo se determina. La indemnización implica pues que haya dejado de prestarse el servicio por decisión injustificada del patrono, que la ley supone acarrea un daño al antiguo trabajador.

Es entonces clarísimo que el salario y la indemnización por despido son por su origen sustancialmente diferentes, aunque uno y otra constituyan ingresos para quien es o fue empleado y aunque uno y otra sean gravabas con el impuesto sobre la renta, con mayor o menor intensidad, conforme a las leyes tributarias.

El salario remunera un servicio. La indemnización sobreviene cuando por acto ilegal se priva a alguien de la posibilidad de prestar un servicio esencialmente remunerable.

La sustancial diferencia entre el salario y la indemnización hace entender fácilmente que lo estatuido por la ley respecto del primero no puede predicarse o extenderse a la segunda por la vía del simple reglamento, ya que ello desborda los alcances propios de este último.

Y como en el presente caso el artículo 4o. del Decreto 1986 de 1971, materia de la demanda, intenta aplicar a la indemnización por despido injusto lo que preceptúa para el salario el artículo lo. de la Ley 38 de 1969, fluye como corolario que el reglamento excede los alcances del texto legal invocado en el libelo y que se impone suspenderlo provisionalmente.

Basta lo expuesto para resolver:

1. Se admite esta demanda y se ordena, en consecuencia: a) Notificarla al señor Agente del Ministerio Público;

b) Comunicarle la admisión al Señor Ministro de Hacienda y Crédito publico y enviarle copia de esta providencia;

c) Fijar el asunto en lista por el término legal.

2. Se suspende provisionalmente el artículo 4o. del Decreto Reglamentario 1986 de 1971, materia del presente juicio.

Copíese, comuniqúese, notifíquese y cúmplase.

JUAN HERNANDEZ SAENZ --- HERNANDO FRANCO ROJAS SECRETARIO