100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030032299SENTENCIASala de lo Contenciosos Administrativonull197531/03/1975SENTENCIA_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null___1975_31/03/1975300322971975DECRETOS REGLAMENTARIOS - Impuesto sobre la renta / IMPUESTO SOBRE LA RENTA - Deducciones admisibles en la presentación de servicios personales independientes. Requisitos / SUSPENSION PROVISIONAL – Procedente por extralimitación de la facultad reglamentaria CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCION CUARTA Consejero ponente: BERNARDO ORTIZ AMAYA Bogotá D. E treinta y uno (31) de marzo (03) de mil novecientos setenta y cinco (1975) Radicación número: Actor: FRANCISCO ELADIO GOMEZ MEJIA Demandado: Referencia:
Sentencias de NulidadBernardo Ortiz AmayaFRANCISCO ELADIO GOMEZ MEJIA31/03/1975Decreto 187 de 1975Identificadores10030120131true1212950original30118260Identificadores

Fecha Providencia

31/03/1975

Fecha de notificación

31/03/1975

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Bernardo Ortiz Amaya

Norma demandada:  Decreto 187 de 1975

Demandante:  FRANCISCO ELADIO GOMEZ MEJIA


DECRETOS REGLAMENTARIOS - Impuesto sobre la renta / IMPUESTO SOBRE LA RENTA - Deducciones admisibles en la presentación de servicios personales independientes. Requisitos / SUSPENSION PROVISIONAL – Procedente por extralimitación de la facultad reglamentaria

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION CUARTA

Consejero ponente: BERNARDO ORTIZ AMAYA

Bogotá D. E treinta y uno (31) de marzo (03) de mil novecientos setenta y cinco (1975)

Radicación número:

Actor: FRANCISCO ELADIO GOMEZ MEJIA

Demandado:

Referencia:

Por estar ajustada a la Ley, admítase la anterior demanda de nulidad, propuesta por el Dr. Francisco Eladio Gómez Mejía, en su propio nombre, contra el Artículo 56 del Decreto Reglamentario No. 0187 del 8 de febrero de 1975 expedido por el Gobierno Nacional.

Como el actor solicita además, suspender provisionalmente los efectos de la disposición acusada por ser manifiesta la violación de normas superiores debe proceder a estudiar y resolver esta solicitud previa.

Dice el actor:

“Dispone el Artículo 45 del Decreto legislativo No. 2053 de 1974, que. “Son deducidas las expensas realizadas durante el año o periodo gravable en el desarrollo de cualquier productora de renta, siempre que sean necesarias y proporcionadas de acuerdo con cada actividad.

La necesidad y proporcionalidad de las expensas debe determinarse con criterio comercial, teniendo en cuenta las normalmente acostumbradas en cada actividad y las limitaciones establecidas en los Artículos siguientes”. Así pues, el régimen consagrado en esta disposición para las deducciones, admite como tales las expensas realizadas en el desarrollo de una actividad. Y para determinar esta necesidad y proporcionalidad, el citado Artículo 45 consagra un sistema en que el principio general, limitaciones que se encarga de señalar el mismo Decreto 2053 en sus Artículos 46 y ss. Tal como ya lo anunciaba la frase final del mencionado Artículo 45.

“Aunque son muy diversas las limitaciones establecidas en los Artículos 46 y ss. De tal Decreto 2053, lo cierto es que ninguna de ellas se refiere a rentas provenientes de la prestación de servicios personales independientes, como honorarios, comisiones, etc. Se señala allí qué intereses y en qué condiciones son deducibles, cuáles impuestos quedan incluidos y cuales excluidos, y así sucesivamente.

“Pero ninguna limitación, ninguna excepción al principio general aparece allí, en cuanto a deducciones admisibles en la prestación de servicios personales independientes. Por lo mismo, es forzoso concluir que en las rentas provenientes de tales actividades, la deducibilidad de sus expensas está regida por el principio general de la necesidad y proporcionalidad.

“Como una anotación al margen, conviene tener presente que el nuevo régimen tributario modificó sustancialmente el régimen y los mecanismos de declaración de renta en cuanto a estas actividades de prestación de servicios personales independientes, pues de conformidad con el Artículo 210 del Decreto legislativo No. 2348 de 1974, y con el Artículo 3º del Decreto Ley No. 2182 del mismo año, tales contribuyentes según los casos, deberán relacionar los ingresos brutos superiores a $2.000.000 o a $10.000.00, recibidos en el año gravable de una sola persona, y los créditos vigentes en 31 de diciembre, superiores a $100.000.00, sin que el contribuyente pueda alegar, en casos de haber declarado partidas globales, que ingresos o créditos de cuantía superior a los señalados, se encuentran incluidos en tales partidas globales.

“No obstante los principios consagrados en los Artículos 45 y ss. del Decreto 2053 que ya se examinaron, el gobierno nacional, al expedir el Decreto reglamentario No. 0187 de 1975, dispuso en el acusado Artículo 56, que: “Las rentas provenientes de la prestación de servicios personales independientes tales como honorarios y comisiones podrán afectarse con deducciones dentro de los siguientes porcentajes:

“a) Cuarenta por ciento (40%) sobre los primeros ciento sesenta mil pesos ($160.000.00) de los ingresos mensuales.

“b) Treinta pro ciento (30%) sobre la parte de los ingresos anuales que exceda de ciento sesenta mil pesos ($160.000.00) y no sean superiores a doscientos mil pesos ($200.000.00).

“c) Diez por ciento (10%) sobre la parte de los ingresos anuales que exceda de doscientos mil pesos”.

No quedan comprendidos dentro de estos límites:

“1. El cincuenta por ciento (50%) del valor de los arrendamientos pagados por el local u oficina.

“2. El valor de los elementos materiales que se entreguen con ocasión de la prestación del servicio.

“3. La cuota anual de depreciación respecto de los activos utilizados en ejercicio de la profesión productora de renta.

“Los pagos que impliquen retribución a otros profesionales por trabajos ejecutados bajo la exclusiva responsabilidad de quien hizo el pago”.

“Parágrafo. Para que proceda la deducción de que trata los numerales 3 y 4 del presente artículo serán necesarios que se cumplan los siguientes requisitos:

“a) Que se relaciones los activos depreciables y se de cumplimiento a los requisitos que las normas tributarias exigen sobre depreciación.

“b) Que se discriminen las rentas provenientes de trabajos ejecutados por el profesional a quien se hizo el pago;

“c) Que dicho pago no sea superior a las rentas originadas en tales servicios.

“d) Que el profesional beneficiario no esté obligado a sufragar gastos de la oficina del contribuyente bajo cuya responsabilidad ejecutó el trabajo.

“e) Que no exista sociedad para la prestación de servicios profesionales entre quien hizo el pago y el beneficiario.

“En ejercicio de la facultad reglamentaria, este Artículo 56 pretende introducir unas limitaciones al monto de las deducciones admisibles en la prestación de servicios profesionales independientes.

“Estas limitaciones por otra parte, no son sino un intento por revivir en lo fundamental, por la vía reglamentaría, el Artículo 10, literal c), del Decreto Ley 1366 de 1967 y el Artículo 7º de la Ley 63 de 1967”.

PARA RESOLVER SE CONSIDERA

Efectivamente, el Artículo 7º de la Ley 63 de 1967 decía así:

“Artículo 7º el literal c) del Artículo 10 del Decreto 1366 de 1967 quedará así:

“Las rentas provenientes de la prestación de servicios personales independientes, tales como honorarios, comisiones, etc., podrán efectuarse con deducciones normales dentro de los siguientes porcentajes:

“a) Cuarenta por ciento (40%) sobre los primeros ochenta mil pesos ($80.000.00) de los ingresos anuales.

“b) Treinta por ciento (30%) sobre la parte de los ingresos anuales que exceda de ochenta mil pesos ($80.000.00) y no sean superiores a ciento veinte mil pesos ($120.000.00);

“c) Diez por ciento (10%) sobre la parte de los ingresos anuales que exceda de ciento veinte mil pesos ($120.000.00).

“No quedan comprendidos dentro de estos límites:

“1. El cincuenta por ciento (50%) del valor de los arrendamientos pagados por el local u oficina.

“2. El valor de los elementos materiales que se entreguen con ocasión de la prestación del servicio;

“3. Los pagos que impliquen retribución a otros profesionales por trabajos ejecutados bajo la exclusiva responsabilidad de quien hizo el pago.

“Parágrafo. Para que proceda la deducción de que trata este numeral será necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

“a) Que se discriminen las rentas provenientes de trabajos ejecutados por el profesional a quien se le hizo el pago;

“b) Que dicho pago no sea superior a las rentas originadas en tales servicios;

“c) Que el profesional beneficiario no esté obligado a sufragar gastos de la oficina del contribuyente bajo cuya responsabilidad ejecutó el contrato;

“d) Que no existe sociedad para la prestación de servicios profesionales entre quien hace el pago y el beneficiario”.

Con ocasión de la reforma tributaria, consagrada por el Decreto legislativo 2053 de 1974, en ejercicio de las facultades otorgadas por el artículo 122 de la Constitución Nacional, se estipuló por medio del Artículo 143, que quedaban derogadas las disposiciones del Decreto Ley 1366 de 1967 y de la Ley 63 del mismo año. Por lo tanto, el Artículo 7º de la Ley últimamente citada (anteriormente trascrito) quedó sin vigencia legal alguna.

A su vez, el Artículo 45 del Decreto 2053 de 1974 estableció que “la necesidad y proporcionalidad en las expensas debe terminarse criterio comercial, teniendo en cuenta las normalmente acostumbradas en cada actividad y las limitaciones establecidas en los Artículo siguientes”, las cuales están determinadas en los Artículos 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53 y 54; en los Artículos 55 a 57 se establecen los requisitos para ser aceptadas dichas expensas necesarias; pero en ninguna de esas disposiciones ni en ninguno de los Decretos legislativos complementarios se fijaron proporciones entre el monto de la renta bruta por servicios personales independientes y las deducciones por razón de esos servicios en calidad de expensas necesarias.

El texto del Artículo 56, revive con algunas variantes la proporcionalidad establecida en esta materia por el Artículo 7º de la Ley 63 de 1967, lo cual no es posible con las simples facultades reglamentarias del ejecutivo sin afianzarse en una norma legal de mayor jerarquía que así lo autorice.

Como el examen de las disposiciones vigentes, resulta que la tal norma legal no existe, salta en forma clara la flagrante violación de la Constitución y de la Ley, por exceso en el ejercicio de la facultad reglamentaria, lo que hace indispensable suspender provisionalmente los efectos de la norma acusada, por cumplirse los requisitos previstos para poder tomar esta determinación, en el Artículo 94 del Código Contencioso Administrativo.

En consecuencia se resuelve además:

1. Notifíquese al señor Agente del Ministerio Público;

2. Comuníquese al señor Ministro de Hacienda y al Director General de Impuestos Nacionales.

3. Fíjese en lista por el término de cinco (05) días para que el Ministerio Público, el demandante o las personas que quieran coadyuvar o impugnar la acción puedan solicitar la práctica de pruebas y hacer valer a los demás derechos que la Ley otorga.

4. Suspéndase los efectos del Artículo 56 del Decreto No 0187 del 8 de febrero de 1975.

Revalídese el papel común.

Notifíquese, y cúmplase.

Nota: Por auto de mayo de 7 / 75 fue confirmada la suspensión provisional.

BERNARDO ORTIZ AMAYA, ALVARO ESCOBAR HENRIQUEZ, SECRETARIO