100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030032235SENTENCIASala de lo Contenciosos Administrativonull4660198530/07/1985SENTENCIA_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null__4660_1985_30/07/1985300322331985CONSEJOS DIRECTIVOS / MIEMBROS / FUNCIONARIOS PUBLICOS Es nulo el inciso primero del artículo 45 del Decreto reglamentario 2337 del 2 de agosto de 1982 que dispone: Los funcionarios públicos podrán ser miembros de los Consejos Directivos en representación de los empleadores del sector público afiliados a la Caja de Compensación respectiva o de sus trabajadores. CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCION PRIMERA Consejero ponente: SAMUEL BUITRAGO HURTADO Bogota, treinta (30) de julio (07) de novecientos ochenta y cinco (1985) Radicación número: 4660 Actor: JORGE A. GUERRERO LOZANO Demandado: Referencia : Sentencia.
Sentencias de NulidadSamuel Buitrago HurtadoJORGE A. GUERRERO LOZANOartículo 45 del Decreto reglamentario 2337Identificadores10030119818true1212620original30117947Identificadores

Fecha Providencia

30/07/1985

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Samuel Buitrago Hurtado

Norma demandada:  artículo 45 del Decreto reglamentario 2337

Demandante:  JORGE A. GUERRERO LOZANO


CONSEJOS DIRECTIVOS / MIEMBROS / FUNCIONARIOS PUBLICOS

Es nulo el inciso primero del artículo 45 del Decreto reglamentario 2337 del 2 de agosto de 1982 que dispone: Los funcionarios públicos podrán ser miembros de los Consejos Directivos en representación de los empleadores del sector público afiliados a la Caja de Compensación respectiva o de sus trabajadores.

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION PRIMERA

Consejero ponente: SAMUEL BUITRAGO HURTADO

Bogota, treinta (30) de julio (07) de novecientos ochenta y cinco (1985)

Radicación número: 4660

Actor: JORGE A. GUERRERO LOZANO

Demandado:

Referencia: Sentencia.

El artículo 3° del Decreto-ley 2463 de 1981 prescribe que no podrán ser elegidos miembros de los consejos o juntas directivas, ni directores administrativos o gerentes, quienes: d). Tengan el carácter de funcionarios públicos:...Y no obstante lo perentorio de la prohibición contenida en la disposición citada, el Decreto 2337 de 1982, que ostenta un nivel jerárquico inferior, por cuanto es reglamentario, parcialmente, de la Ley 21 de 1982, dispone todo lo contrario, al decir en el inciso primero de su artículo 45 que los funcionarios públicos podrán ser miembros de los Consejos Directivos en representación de los empleadores del sector público afiliados a la Caja de Compensación respectiva o de sus trabajadores.

La pugna entre dichas dos normas de distinto grado de jerarquía no puede obviamente resolverse más que haciendo prevalecer la de mayor categoría, lo que obviamente se traduce en la nulidad de la otra.

Sólo resta por analizar el argumento expuesto por el impugnador: la disposición acusada no viola la norma de carácter superior contenida en el Decreto 2463 de 1981 por cuanto éste fue tácitamente derogado por la Ley 21 de 1982. Basta una simple lectura del encabezamiento de los dos textos legales respectivos para percatarse de que ambos tratan materias diferentes. El Decreto-ley 2463 de 1981 contiene el régimen de inhabilidades, incompatibilidades y responsabilidades de los funcionarios de las Cajas de Compensación Familiar y de las asociaciones de Cajas y de los miembros de sus organismos de dirección, administración y fiscalización. Por la Ley 21 de enero 22 de 1982, en cambio, se modifica el régimen del subsidio familiar y se dictan otras disposiciones. Es verdad, como lo anota el demandante, que el capítulo quinto de esta ley contiene disposiciones relativas a la composición, administración y funcionamiento de las Cajas de Compensación Familiar, mas no toca para nada el asunto de las inhabilidades e incompatibilidades de los funcionarios y directivos de las mismas. En consecuencia, al no reglamentar la citada ley íntegramente la materia de que se trata, ni disponer expresamente la derogatoria del Decreto 2463 de 1981, hay que entender que éste se halla totalmente vigente, al tenor de los artículos 71 y 72 del Código Civil.

Estando por consiguiente acreditada la violación de la norma superior en que se incurrió por parte del Gobierno Nacional al dictarse la disposición acusada, la nulidad impetrada habrá de prosperar, y así se decidirá.

(SENTENCIA DE JULIO 30 DE 1985. SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. SECCION PRIMERA. CONSEJERO PONENTE: DOCTOR SAMUEL BUITRAGO HURTADO. EXP. 4660. ACTOR: JORGE A. GUERRERO LOZANO)