100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030032112AUTOSala de lo Contenciosos Administrativonull3040197903/05/1979AUTO_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null_3040__1979_03/05/1979300321101979
Sentencias de NulidadHumberto Mora OsejoALBERTO NAVAS SIERRA Y YAMILE FORERO RAMIREZartículo 35 del Decreto No. 2059 de 1968 y del 1º del Decreto 381 Bis de 1970.Identificadores10030118971true1211706original30117132Identificadores

Fecha Providencia

03/05/1979

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Humberto Mora Osejo

Norma demandada:  artículo 35 del Decreto No. 2059 de 1968 y del 1º del Decreto 381 Bis de 1970.

Demandante:  ALBERTO NAVAS SIERRA Y YAMILE FORERO RAMIREZ


RESERVA LEGAL DE LAS COOPERATIVAS- Obligación de Inversión del veinticinco por ciento en el Instituto Nacional de Financiamiento Cooperativo. Suspendida

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION PRIMERA

Consejero ponente: HUMBERTO MORA OSEJO

Bogotá, D. E., tres (03) de mayo (05) de mil novecientos setenta y nueve (1979)

Radicación número:

Actores: ALBERTO NAVAS SIERRA Y YAMILE FORERO RAMIREZ.

Demandado:

Referencia: Expediente No. 3040.

Se decide el recurso de súplica, interpuesto oportunamente y mediante apoderado por el Instituto de Financiamiento y Desarrollo Cooperativo de Colombia, Financia coop, contra el auto proferido en Sala Unitaria el 6 de febrero pasado, en cuanto dispuso la suspensión provisional de parte del artículo 35 del Decreto No. 2059 de 1968 y del 1º del Decreto 381 Bis de 1970.

La acción. Los doctores J. Alberto Navas Sierra y Yamile Forero Ramírez pidieron al Consejo de Estado que declare la nulidad de los preceptos indicados, por considerarlos violatorios de los artículos 32, ordinal 2º (codificación anterior a la actual), 44 y 120, ordinal 3º de la Constitución; 4º, literal c), 5º, 16, 19, letra i), 38, letra g), 53, 62 y 67 del Decreto Ley 1598 de 1963; 1º, letras a) y b), del Decreto Ley 1630 de 1963; 1502 y 1524 del Código de Comercio.

Los demandantes sustancialmente aseveran que las normas cuestionadas son violatorias del artículo 67 del Decreto Ley No. 1598 de 1963 e indirectamente del artículo 120, ordinal 3º, de la Constitución, porque imponen a las cooperativas la obligación de invertir parte de sus reservas en el Instituto de Financiamiento y Desarrollo Cooperativo de Colombia, no obstante que el indicado precepto legal sólo las faculta para invertir sus reservas y les señala, para tal efecto, un orden prioritario.

Los demandantes también solicitaron que se disponga la suspensión provisional de las normas acusadas.

El auto suplicado. El señor Consejero Ponente, por auto del 6 de febrero pasado, dispuso la suspensión provisional parcial del artículo 35 del Decreto 2059 de 1968 y del artículo 1º del Decreto 381 Bis de 1970, por considerar que son claramente violatorios del artículo 67 del Decreto Ley 1598 de 1963, porque "privan a las cooperativas de una facultad que la ley les confiere para escoger, dentro del orden de prelación que ella misma señala, la entidad o entidades de tipo cooperativo en las cuales deben invertir el monto de su reserva".

Los fundamentos del recurso de súplica. El Instituto de Financiamiento y Desarrollo Cooperativo pretende que se revoque el auto suplicado, en cuanto dispuso la suspensión provisional de las normas acusadas, en síntesis, con base en los siguientes argumentos:

1.) Según el artículo 67 del Decreto Ley 1598 de 1963 las cooperativas podrán invertir sus reservas "prefiriendo en primer término los organismos de financiamiento cooperativo" y, en su defecto, a las Federaciones o Centrales Cooperativas, y como el aparte A) del artículo 35 del Decreto 2059 de 1968 prescribe exactamente lo mismo, no es manifiestamente violatorio del primero; 2) La segunda parte de esa norma es directa consecuencia de la primera y, si ésta no es violatoria de la ley, tampoco lo es aquélla; 3) El tercer aparte suspendido de la misma norma atribuye a la Superintendencia de Cooperativas ejercer la vigilancia para que se cumpla todo el precepto; pero, la suspensión provisional de la norma comprende no sólo el aparte A) sino todos los demás, "o sea que se excede la suspensión sobre unas funciones que no han sido mencionadas en el libelo de demanda"; 4) Los mismos argumentos son aplicables al artículo 1º del Decreto 381 Bis de 1970, que "establece un deber prioritario de inversión mientras exista el Instituto de Financiamiento y Desarrollo Cooperativo de Colombia".

LAS CONSIDERACIONES DE LA SALA

La Sala de Decisión procede a resolver el recurso de súplica mediante las siguientes consideraciones:

El artículo 67 del Decreto Ley 1598 de 1963 dispone:

"Artículo 67. El fondo de reserva legal debe ser permanente, y no podrá distribuirse entre los socios ni aun en caso de disolución de la cooperativa. Las respectivas apropiaciones anuales podrán ser aplicadas a diversas inversiones en bienes y derechos, muebles e inmuebles, que por su naturaleza sean seguras, prefiriendo, en primer término, los organismos de financiamiento cooperativo, o en su defecto las federaciones o centrales cooperativas".

1º) Los apartes suspendidos por el auto suplicado del artículo 35 del Decreto 2059 de 1968 son textualmente los siguientes:

"A) Certificados de aportación, bonos, cédulas, pagarés y depósitos a interés en el Instituto de Financiamiento Cooperativo de que trata el Decreto Ley 1630/63, o en su defecto el organismo de financiamiento cooperativo debidamente reconocidos y autorizados por el Gobierno.

"De las inversiones previstas, por lo menos un veinticinco por ciento (25%) deberá hacerse conjunta o separadamente en los renglones señalados en el literal A) de este artículo, y otro veinticinco por ciento (25%) en la clase de obligaciones comprendidas en los literales B, C y D.

"La Superintendencia Nacional de Cooperativas vigilará el cumplimiento estricto de la presente norma e impondrá a los infractores las sanciones previstas en las disposiciones legales cooperativas".

El artículo 1º del Decreto 381 Bis de 1970, también suspendido por el auto suplicado, prescribe:

"Artículo primero. El artículo 4º del Decreto Reglamentario número 003 de 1968 quedará así:

"Artículo 4º De conformidad con lo dispuesto en el artículo 67 del Decreto número 1598 de 1963, por lo menos el veinticinco por ciento (25%) de la reserva legal de las cooperativas a 31 de diciembre de 1967, y de las apropiaciones que hagan en el futuro, deberán ser invertidas en el Instituto, en la siguiente forma: Las cooperativas que se afilien a él, en certificados de aportación del mismo; las que no lo hicieren, en certificados que para tal efecto expedirá el Instituto mediante reglamentación que hará la Junta de Directores del Instituto y que aprobará la Superintendencia Nacional de Cooperativas".

2º) De la confrontación entre el artículo 67 del Decreto Ley 1598 de 1963 y las normas acusadas se deduce claramente que mientras el primero faculta a las cooperativas para invertir sus reservas legales en la forma que prescribe, los segundos les imponen la obligación de hacerlo. De donde se deduce que éstos exceden el alcance de aquél.

3º) Es cierto que, como afirma el recurrente, tanto el artículo 67 del Decreto Ley 1598 de 1963 como las normas acusadas disponen que las reservas deben invertirse, prioritariamente, en el Instituto de Financiamiento, pero se diferencian, como se indicó enantes, en que el primero meramente faculta a las cooperativas para invertir sus reservas en la forma que señala y los segundos pues el artículo 1º del Decreto 381 Bis de 1970 reitera aunque la regula de modo diferente, la obligación que les impuso a las cooperativas el artículo 35, letra a), de Decreto No. 2059 de 1968 les prescriben un deber. De manera que las indicadas normas acusadas son claramente violatorias de la invocada como violada y, por lo mismo, el auto suplicado debe ser confirmado.

4º) Pero es verdad, como afirma el recurrente, que el inciso final del artículo 35 del Decreto 2059 de 1968, que atribuye a la Superintendencia Nacional de Cooperativas la vigilancia para que este precepto se cumpla estrictamente, con la posibilidad de sancionar a los infractores, no puede ser suspendido sino en cuanto se relaciona con los demás apartes, antes transcritos, que son objeto de la misma medida cautelar. Por consiguiente la Sala debe aclarar, en este sentido, el auto suplicado.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, en Sala de Decisión, confirma el auto de Sala Unitaria proferido el 6 de febrero pasado, en cuanto resolvió la petición de suspensión provisional, y lo aclara en el sentido de disponer que se decreta la suspensión provisional del último inciso del artículo 35 del Decreto 2059 de 1968 sólo en cuanto se refiere a los demás apartes suspendidos del mismo artículo, pero no en lo que se relaciona con los que no fueron objeto de esta medida cautelar.

Copíese y notifíquese.

MARIO ENRIQUE PEREZ VELASCO, ALFONSO ARANGO HENAO, HUMBERTO MORA OSEJO RAFAEL MIRANDA BUELVAS, SECRETARIO