100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030032104AUTOSala de lo Contenciosos Administrativonull3448197904/06/1979AUTO_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null_3448__1979_04/06/1979300321021979
Sentencias de NulidadSamuel Buitrago HurtadoGUILLERMO ROMERO GARCIADecreto Nacional 2831 expedido el 28 de diciembre de 1978 Identificadores10030118932true1211664original30117094Identificadores

Fecha Providencia

04/06/1979

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Samuel Buitrago Hurtado

Norma demandada:  Decreto Nacional 2831 expedido el 28 de diciembre de 1978

Demandante:  GUILLERMO ROMERO GARCIA


MONTO DEL SALARIO MINIMO- El Gobierno carece de facultad para fijarlo. Suspendido / MONTO DEL SALARIO MINIMO- Su fijación es competencia del Consejo Nacional de Salarios

La simple lectura de las disposiciones transcritas revela que el Legislador confirió al Consejo Nacional de Salarios la facultad de fijar la cuantía de los salarios mínimos y de servir de organismo consultor del Gobierno, para orientar la política general en materia salarial. El texto de las normas es claro, se trata de una facultad conferida expresa y únicamente al Consejo Nacional de Salarios. Careciendo en consecuencia el Gobierno Nacional de la facultad de fijar unilateralmente los salarios mínimos que deben regir en cada región, facultad que si le reconocía el numeral 2º del artículo 147 del Código Sustantivo del Trabajo, norma ésta que tácitamente fue derogada por el artículo 2º de la Ley 187 de 1959 (artículos 3º y 14 Ley 153 de 1887 y artículos 71 y 72 del Código Civil), mal podía expedir un decreto como el acusado, que resulta en esa forma quebrantado prima facie la Ley 187 citada. Así lo entendió esta Corporación en la sentencia del 16 de mayo del año en curso cuando dijo: " Carece el Gobierno de la facultad para fijar por decreto el monto de los salarios mínimos y al hacerlo está violando normas de superior jerarquía.

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION SEGUNDA

Bogotá, D. E., cuatro (04) junio (06) de mil novecientos setenta y nueve

Radicación número:

Actor: GUILLERMO ROMERO GARCIA

Demandado:

Referencia: Expediente No. 3448. Decretos del Gobierno.

El doctor GUILLERMO ROMERO GARCIA en su condición de ciudadano colombiano, promueve acción de nulidad contra el Decreto Nacional 2831 expedido el 28 de diciembre de 1978 por el señor Presidente de la República y su Ministro de Trabajo y Seguridad Social, decreto "por el cual se fijan nuevos salarios mínimos".

El actor funde su petición en que la norma impugnada quebranta la Ley 187 de 1969, en cuanto atribuye el Consejo Nacional de Salarios la facultad de fijar los salarios mínimos; y los artículos 2º , 3º , 56 y 120 numeral 3º de la Constitución Nacional, fuera de que, en su sentir, dichas violaciones conllevan los cargos de abuso y desviación de poder.

Y como el actor estima que es manifiesta la contravención de esas normas positivas, impetra en el mismo libelo de demanda la suspensión provisional del acto acusado, con fundamento en los artículos 94 y 95 del Código Contencioso Administrativo. Se procede entonces a decidir sobre esta medida provisoria para lo cual se hacen las siguientes

Consideraciones

A la jurisdicción Contencioso Administrativa le otorgó el legislador la facultad de suspender provisionalmente los actos cuya ilegalidad es ostensible y manifiesta, con el indudable propósito de preservar en todo tiempo el orden jurídico. Naturalmente que en un caso particular y concreto, puede producirse también el ejercicio de esta facultad que conduciría, como es obvio, a proteger derechos subjetivos vulnerados por el acto ostensiblemente violatorio de normas de superior jerarquía.

La suspensión provisional es una figura jurídica que tiende a evitar transitoriamente la aplicación de un acto de la Administración que se dice quebranta ostensiblemente el orden jurídico, o que puede ocasionar un perjuicio notoriamente grave. El carácter fundamental de ella lo constituye entonces, la manifiesta violación de una norma superior por parte de un acto administrativo. De ahí precisamente y de la concurrencia de otras circunstancias, surge la viabilidad de la medida, cualquiera que sea la acción que se ejercite.

El doctor Guillermo Romero García demanda el siguiente acto administrativo:

"DECRETO NUMERO 2831 DE 1978 (Diciembre 28)

"Por el cual se fijan nuevos salarios mínimos".

"El Presidente de la República de Colombia, en ejercicio de sus facultades legales;

Decreta:

"Artículo 1º El monto del salario mínimo legal diario a partir de la vigencia de este decreto, será de ciento quince pesos ($ 115.00) moneda legal, para los trabajadores que no sean del sector primario, en el Distrito Especial de Bogotá, y en los siguientes municipios: Líbate, Madrid, Mosquera, Funza, Zipaquirá, Girardot, Chía, Bello (Antioquia) ; Popayán (Cauca); Riohacha y Maicao, La Calera, SOLCA, Facatativa y Fusagasuga (Cundinamarca); Medellín, Caldas, Sabanita, Rió negro, Itagüí, Envigado, Copacabana, Girardota, Barbosa, La Estrella y La-Guajira (sic); Neiva (Huila); Pasto e Ipiales (Nariño); Cali, Yumbo, Jamundí, Palmira, Tuluá, Buga, Buenaventura, Cartago, Cerrito y Sevilla (Valle del Cauca); Barranquilla, Soledad y Puerto Colombia( Atlántico); Quibdó (Chocó), Bucaramanga, Barrancabermeja, Floridablanca, Piedecuesta y Girón( Santander); Sincelejo (Sucre); Cartagena (Bolívar); Santa Marta y Ciénaga (Magdalena) ; Montería (Córdoba); Valledupar (Cesar); Cúcuta, Villa del Rosario, Pamplona y Ocaña (Norte de Santander); Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal (Risaralda); Manizales, Villa María y La Dorada (Caldas); Armenia y Calarcá (Quindío); Ibagué, Espinal y Flandes (Tolima); Villavicencio (Meta); Tunja, Sogamoso, Duitama, Paz del Río (Boyacá); San Andrés (Intendencia); Leticia (Comisaría del Amazonas) y Florencia (Caquetá).

"Artículo 2º Para los trabajadores en el resto de municipios y en el sector primario, el salario mínimo legal diario, a partir de la vigencia de este decreto, será de ciento cinco pesos ($ 105.00) moneda legal.

"Artículo 3º Para efectos de este decreto se entiende por sector primario el de las actividades comprendidas en agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca. Las actividades agroindustriales y de transformación de lácteos, quedan comprendidas en el artículo 1º.

"Artículo 4º Los Salarios mínimos aquí establecidos tendrán vigencia para los trabajadores que laboran la jornada máxima legal. Para quienes trabajan jornadas diarias inferiores a la máxima legal, regirán los salarios mínimos en proporción al número de horas laboradas.

"Artículo 5º Este decreto rige a partir del dos (2) de enero de 1979 y deroga el Decreto 2371 de octubre 12 de 1977.

"Comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D. E. a 28 de diciembre de 1978.

JULIO CESAR TURBAY AYALA

El Ministro de Trabajo y Seguridad Social, RODRIGO MARIN BERNAL".

Por medio del artículo 1º de la Ley 157 de 1959, que es una de las normas señaladas como violadas, se creó el Consejo Nacional de Salarios con sede en la capital de la República integrado en la siguiente forma:

1) El Ministro del Trabajo, o un delegado especial suyo.

2) Sendos delegados de los ministros de Hacienda, Fomento y Agricultura.

3.) Un delegado del Consejo Nacional de Política Económica y Planeación.

4.) Un médico del trabajo y un ingeniero industrial, designado por el Ministro del Trabajo.

5 ) Dos delegados de las organizaciones Nacionales de asalariados particulares.

6 ) Dos delegados de las asociaciones nacionales de empleadores particulares.

7 ) Un delegado de los empleados oficiales y

8 ) Un delegado de los pensionados oficiales y particulares.

Y en el artículo 2º de la ley citada se dijo que las principales funciones de dicho Consejo serían las siguientes:

Señalar la división del país en zonas o regiones económicas para efectos del régimen de salarios;

Fijar y revisar periódicamente, por lo menos cada dos años, los salarios mínimos que deben regir en cada región económica, así como los coeficientes de incremento de esos salarios mínimos regionales, en razón del grado de calificación del operario o del nivel del empleo en la jerarquía profesional, que determinaran los respectivos salarios mínimos profesionales.

Prescribir las normas sobre investigación y determinación de los índices del costo de la vida en cada región económica para las clases media y obrera, tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

Servir de organismo consultor del Gobierno para orientar la política general en materia de salarios.

La simple lectura de las disposiciones transcritas revela que el Legislador confirió al Consejo Nacional de Salarios la facultad de fijar la cuantía de los salarios mínimos y de servir de organismo consultor del Gobierno, para orientar la política general en materia salarial. El texto de las normas es claro, se trata de una facultad conferida expresa y únicamente al Consejo Nacional de Salarios.

Naturalmente que con la concurrencia de los delegados y los profesionales señalados en el artículo 2º de la Ley 187 de 1959, busca el legislador la concertación, con miras a lograr un concurso de las partes en materia salarial; pero hay que entenderlo en forma que no se hagan inoperantes los objetivos del Consejo Nacional de Salarios, en caso de no obtenerse la deseable unanimidad en un momento dado.

Careciendo en consecuencia el Gobierno Nacional de la facultad de fijar unilateralmente los salarios mínimos que deben regir en cada región, facultad que si le reconocía el numeral 2º del artículo 147 del Código Sustantivo del Trabajo, norma ésta que tácitamente fue derogada por el artículo 2º de la Ley 187 de 1959 (artículos 3º y 14 Ley 153 de 1887 y artículos 71 y 72 del Código Civil), mal podía expedir un decreto como el acusado, que resulta en esa forma quebrantado prima facie la Ley 187 citada. Así lo entendió esta Corporación en la sentencia del 16 de mayo del año en curso cuando dijo: " Carece el Gobierno de la facultad para fijar por decreto el monto de los salarios mínimos y al hacerlo está violando normas de superior jerarquía ." (Se subraya).

De suerte pues, que la Ley 187 de 1959 es la única normación que existe en materia de fijación de salarios mínimos, que fue hecha por el propio legislador. Y si es el Consejo Nacional de Salarios la única entidad que puede determinar el monto de esos salarios, porque para ello lo faculta la ley, el Gobierno carece entonces, se repite, de facultad para hacerlo por decreto, así tenga una medida de esta naturaleza el fin sensato de buscar en ausencia de un consenso en el Consejo Nacional de Salarios entre empresarios, asalariados y el propio Gobierno, a través de un reajuste general de salarios, armonizar los ingresos de los trabajadores con la devaluación.

Están pues reunidos los requisitos del artículo 94 de la Ley 167 de 1941 para que pueda decretarse la suspensión provisional del acto acusado, pues es notoria o manifiesta como dice la ley, la contradicción entre el texto del Decreto Nacional 2831 de diciembre 28 de 1978 con los artículos 1º y 2º de la Ley 187 de 1959, sin que sea por lo mismo necesario examinar las otras violaciones atribuidas al acto cuestionado. Y como además, la demanda se ajusta a las prescripciones legales, habrá de admitirse también.

Por lo expuesto, esta Sala Unitaria de la Sección Segunda del Consejo de Estado,

Resuelve:

PRIMERO: Admitir la demanda promovida por el doctor GUILLERMO ROMERO GARCIA contra el Decreto Nacional No. 2831 de 1978. Consecuencialmente:

a) Comuníquese al señor Ministro de Trabajo y Seguridad Social;

b) Notifíquese al señor Agente del Ministerio Público;

c) Fíjese en lista por el término de cinco (5) días para los efectos indicados en el numeral 3º del artículo 126 del Código Contencioso Administrativo.

SEGUNDO: SUSPENDER PROVISIONALMENTE el Decreto No. 2831 dictado por el señor Presidente de la República el 28 de diciembre de 1978, "por el cual se fijan nuevos salarios mínimos".

TERCERO: El doctor GUILLERMO ROMERO GARCIA puede actuar en su propio nombre en el presente asunto.

Cópiese y notifíquese.

SAMUEL BUITRAGO HURTADO

ALVARO SOTO ANGEL, SECRETARIO