100Consejo de EstadoConsejo de Estado10030031796SENTENCIASala de lo Contenciosos Administrativonull1401197024/04/1970SENTENCIA_Sala de lo Contenciosos Administrativo__null_1401__1970_24/04/1970300317941970DEDUCCION POR GASTOS EN EL EXTERIOR – Puede exceder del 10% de la renta líquida / EXCESO DE FACULTAD REGLAMENTARIA Si se examina con todo cuidado la Ley 81 de 1960 en el capitulo de las deducciones y concretamente en los artículos 43 a 46, se observa que en ninguna parte se establece la limitación creada por el artículo 155 del Decreto 437 para la deducción por gastos en el exterior que según la disposición reglamentaria no puede exceder del diez por ciento (10%) de la renta líquida fiscal del contribuyente. Entonces la conclusión ineludible es la de que dicha disposición reglamentaria excedió los límites señalados por la Ley que vino así a sufrir una lesión clara y directa, que se reconoce sin especiales razonamientos.
Sentencias de NulidadHernando Gómez MejíaGOBIERNO NACIONALJORGE VELEZ GARCIAartículo 49 del Decreto Reglamentario 154 de 1968 y artículo 155 inciso 1° del Decreto Reglamentario 437 de 1961.Identificadores10030116122true1208541original30114372Identificadores

Fecha Providencia

24/04/1970

Sala:  Sala de lo Contenciosos Administrativo

Subsección:  null

Consejero ponente:  Hernando Gómez Mejía

Norma demandada:  artículo 49 del Decreto Reglamentario 154 de 1968 y artículo 155 inciso 1° del Decreto Reglamentario 437 de 1961.

Demandante:  JORGE VELEZ GARCIA

Demandado:  GOBIERNO NACIONAL


DEDUCCION POR GASTOS EN EL EXTERIOR – Puede exceder del 10% de la renta líquida / EXCESO DE FACULTAD REGLAMENTARIA

Si se examina con todo cuidado la Ley 81 de 1960 en el capitulo de las deducciones y concretamente en los artículos 43 a 46, se observa que en ninguna parte se establece la limitación creada por el artículo 155 del Decreto 437 para la deducción por gastos en el exterior que según la disposición reglamentaria no puede exceder del diez por ciento (10%) de la renta líquida fiscal del contribuyente. Entonces la conclusión ineludible es la de que dicha disposición reglamentaria excedió los límites señalados por la Ley que vino así a sufrir una lesión clara y directa, que se reconoce sin especiales razonamientos.

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION CUARTA

Consejero ponente:HERNANDO GOMEZ MEJIA

Bogotá, D.E., abril veinticuatro (24) de mil novecientos setenta (1970)

Radicación número: 1401

Actor: JORGE VELEZ GARCIA

Demandado:

Referencia: Autoridades Nacionales Nulidad del artículo 49 del Decreto Reglamentario 154 de 1968 y artículo 155 inciso 1° del Decreto Reglamentario 437 de 1961.

El ciudadano Doctor Jorge Vélez García, en ejercicio de la acción pública consagrada por el artículo 66 del Código Contencioso Administrativo, demandó la nulidad de los artículos 49 del Decreto Reglamentario 154 de 1968 y el 155 inciso 1° del Decreto 437 de 1961.

El actor considera que con las disposiciones enjuiciadas se violaron las siguientes disposiciones de carácter sustantivo: artículo 46, incisos 1° y 2° de la Ley 81 de 1960; artículo 10 incisos 1° y 2° del Decreto-Ley 1366 de 1967, y artículo 12 literal a) de la Ley 63 de 1967, además del artículo 1 20 numeral 3o. de la Constitución Nacional por haberse excedido el Presidente en el ejercicio de la potestad reglamentaria.

La extralimitación consiste en que en ninguna de las disposiciones de carácter sustantivo que fueron reglamentadas por los Decretos demandados se establece la limitación en la deducción por gastos en el exterior y solamente se crean algunos requisitos para que tales gastos sean aceptables en su totalidad.

Todo exceso en la potestad reglamentaria dice el demandante crea la nulidad toda vez que aquélla debe moverse dentro de los cauces señalados por la Ley y dentro de lo que ésta diga expresa o implícitamente:

"El reglamento se mueve naturalmente en el espacio orbital prefijado por la propia órbita de la Ley reglamentada. Cuando quiera que el Reglamento, como en el sub-judice, se sale de la esfera de la Ley para cuya cumplida ejecución —y nada más— aquél ha sido dictado, cuando extravasa los bordes jurídicos de la Ley reglamentada, restringe o ensancha su objeto, evade su materia, contraría su letra, vulnera su espíritu, o limita el amplio horizonte de sus fines, surge una colisión normativa que en todas partes, y desde luego en Colombia, el juez administrativo resuelve anulando el precepto reglamentario. En el asunto examinado el choque entre las secciones reglamentarias que impugno y las Leyes reglamentadas salta a la vista. Las leyes no le fijan límite ni le ponen cortapisas a un valioso derecho fiscal (las deducciones de todos los gastos en el exterior hechos por el contribuyente), mientras que el Reglamento limita y comprime ese mismo derecho fijándole topes cuantitativos no previstos ni autorizados por las Leyes".

Al admitirse la demanda no se decretó la suspensión provisional sino del inciso 1° del artículo 155 del Decreto 437 de 1961, no así respecto de la otra disposición demandada porque ya había sido suspendida en otra acción.

Durante el término respectivo de alegatos, sólo lo hizo el señor Fiscal 3o. del Consejo. Hecha la citación para sentencia, el juicio se halla en condiciones de tomar una determinación para la cual se considera:

El artículo 49 del Decreto 154 de 1968, ya fue declarado nulo en sentencia pronunciada por esta Sección Cuarta el día 9 de abril de 1970, con ponencia del Consejero Doctor Salazar T.; sobra, en consecuencia, cualquier nuevo pronunciamiento sobre el particular.

Respecto al inciso 1° del artículo 155 del Decreto No. 437 de 1961, se dijo lo siguiente en el auto de suspensión provisional:

"Ahora bien: si se examina con todo cuidado la Ley 81 de 1960 en el capítulo de las deducciones y concretamente en los artículos 43 a 46, se observa que en ninguna parte se establece la limitación creada por el artículo 155 del Decreto 437 para la deducción por gastos en el exterior que según la disposición reglamentaria no puede exceder del diez por ciento (10o/o) de la renta líquida fiscal del contribuyente. Entonces la conclusión ineludible es la de que dicha disposición reglamentaria excedió los límites señalados por la Ley que vino así a sufrir una lesión clara y directa, que se reconoce sin especiales razonamientos, es decir, prima facie, para usar una fórmula que ya es casi ritual en estos casos. Así las cosas, la suspensión provisional de esta norma es absolutamente jurídica".

De esta manera el Gobierno en el Decreto Reglamentario 154 se limitó prácticamente a reproducir una restricción ya creada por el Decreto 437 de 1961, que no tenía base jurídica alguna como no la tenía la disposición ya anulada por esta Corporación.

Es de advertir que el señor Fiscal colaborador en su concepto fue de opinión que debían anularse las disposiciones comentadas. No hay, pues, necesidad de extenderse en más razonamientos para acceder a las súplicas de la demanda.

Por lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, de acuerdo con el concepto emitido por su Fiscal, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la Ley,

FALLA:

1° Por sustracción de materia no se accede a decretar la nulidad del artículo 49 del Decreto 154 de 1968, ya que esta disposición fue anulada por el Consejo en sentencia de 9 de abril del presente año.

2o. Declárase nulo el inciso 1° del artículo 155 del Decreto Reglamentario No. 437 de 1961, originario del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y publicado en el Diario Oficial No. 30457 de 3 de marzo de 1961.

Copíese, publíquese, notifíquese y devuélvase.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada por la Sala en la sesión del veintitrés (23) de abril de mil novecientos setenta (1970).

GUSTAVO SALAZAR T, MIGUEL LLERAS PIZARRO HERNANDO GOMEZ MEJIA, JUAN HERNANDEZ SAENZ, ANGEL M. CAMACHO RAMIREZ, SECRETARIO