Ir a la encuesta de percepción

LEY561904190412 script var date = new Date(02/12/1904); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO XL. N. 12228. 5, DICIEMBRE, 1904. PÁG. 1.CONGRESO DE COLOMBIAPor la cual se reforma la 39 de 1890, sobre Impuesto de RegistroDEROGADOfalsefalseHacienda y Crédito PúblicofalseTributario nacionalfalseLEY ORDINARIADerogada orgánicamente por la ley 110 de 1912false05/12/190422/12/199501/02/19051222810211

DIARIO OFICIAL. AÑO XL. N. 12228. 5, DICIEMBRE, 1904. PÁG. 1.

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

LEY 56 DE 1904

(diciembre 02)

Por la cual se reforma la 39 de 1890, sobre Impuesto de Registro

Estado del documento: Derogado.[Mostrar]

Subtipo: LEY ORDINARIA

El Congreso de Colombia 

  

Decreta: 

  


Art. 1.° Por los documentos que deben registrarse conforme á la ley se cobrará un impuesto denominado Derecho de Registro, según la tarifa siguiente: 

  

a) Cincuenta centavos por cada cien pesos del valor de todo acto, contrato ó instrumento escriturario, estimable en dinero que se otorgue ante Notario, y por cada cien pesos del valor de los documentos privados; 

  

b) Cincuenta pesos por toda sentencia definitiva y por todo Decreto Judicial de obligatorio registro, cualquiera que fuere su valor, con excepción de las sentencias aprobatorias de particiones en Juicios mortuorios ó divisorios de bienes comunes, por el registro de los cuáles se pagará un peso por cada mil pesos del caudal líquido que se hubiere partido; 

  

c) Diez pesos por el registro de todo testamento, abierto ó cerrado, que se otorgare en el País ó en el Extranjero; 

  

d) Diez pesos por todo poder ó mandato especial, y veinte pesos por todo poder ó mandato general, si uno y otro se otorgare por escritura Pública; 

  

e) Veinte centavos por cada cien pesos del valor de todo gravamen hipotecario, sin perjuicio del pago del impuesto que corresponda al valor del contrato principal á que accediere la hipoteca; 

  

f) Diez pesos por las sustituciones y revocaciones de poderes generales ó especiales; 

  

g) Cuarenta pesos por toda cancelación; 

  

h) Cuarenta pesos por toda protocolización, sea de documentos ó de procesos; 

  

i) Cincuenta centavos por cada cien pesos del precio en que se hicieren los remates de bienes en subasta pública. Si la venta se hiciere constar después del remate por medio de Instrumento Público, sólo se pagará por el derecho de registro de éste la cantidad de cincuenta pesos; 

  

j) Veinte pesos por todo acto que pase ó se otorgue ante Notario y que por su naturaleza no tenga valor en dinero, como reconocimiento de hijos naturales, legitimación y otros semejantes; 

  

k) Un peso por cada mil pesos del valor de las donaciones entre vivos; 

  

l) Veinte pesos por las escrituras de prórrogas de las sociedades civiles ó de comercio, de disolución y liquidación de sociedades y, en general, de todas aquellas escrituras en que se introduzca una modificación cualquiera al primitivo contrato de sociedad, como aumento ó disminución del capital, retiro ó incorporación de un socio, etc. etc.; 

  

m) Cien pesos por las escrituras en que dos ó más personas hagan división de bienes comunes cualquiera que sea el valor de éstos. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Art. 2.° Tampoco causará derecho fiscal el registro de las demandas civiles y de los autos de embargo, ni las escrituras que tengan por objeto asegurar los capitales de los establecimientos de instrucción Pública ó de Beneficencia. 

  


Art. 3.° No se pagará derecho alguno por el registro de los títulos de propiedad de obras literarias ó científicas nacionales, ni por las patentes de invención, también nacionales. 

  


Art. 4.° Los derechos de que trata el artículo l.° se pagarán aun cuando los respectivos documentos se hayan otorgado en el Extranjero. Esos documentos se registrarán en tal caso, en la oficina de la República que corresponda, y el registro se podrá hacer, sin que haya lugar á recargo ninguno y aunque se trate de un Título Constitutivo de hipoteca dentro de los ciento ochenta días siguientes á la fecha del otorgamiento. 

  


Art 5.° En los lugares en donde está en circulación, de acuerdo con las leyes, la moneda de plata á la Ley de 0835, se cobrarán los derechos de registro en dicha moneda y con arreglo á la tarifa establecida en la Ley 39 de 1890. 

  


Art. 6.° En los contratos de permuta se tendrá en cuenta, para cobrar el derecho de registro, el valor de la cosa permutada que fuere estimado en mayor precio. Y en los contratos de arrendamiento se tomará en cuenta el canon ó precio correspondiente á un año. Sí el contrato fuere de menor duración, el precio que corresponda á ésta servirá de base para el cobro del impuesto. 

  


Art. 7.° Por los contratos de fianza ó prenda no se cobrará derecho de registro sino en el caso de que se consignaren en escritura separada de la del contrato á que accedan. El derecho será entonces de cien pesos, sea cual fuere la cuantía de la obligación principal garantizada. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Art. 8.° Cuando los contratos de que se habla en el ordinal 1.° del artículo l.° fueren de tal naturaleza que en el respectivo título escrito no apareciere su valor en dinero, los contratantes señalarán ese valor en el mismo título, para el sólo efecto de fijar la cuantía del derecho de registro. Esta estimación se hará constar en la boleta que expida el respectivo recaudador. Cuando los interesados no hagan tal estimación, el derecho que debe cobrarse será de cien pesos. 

  


Art. 9.° En las escrituras ó documentos en que se hagan constar promesas de contratos, harán los promitentes la estimación de que habla el artículo anterior, para el efecto de determinar la cuantía del impuesto de registro. Si no la hicieren, se aplicará lo dispuesto en la parte final de dicho artículo. 

  


Art. 10. Todos los actos ó documentos Públicos que se otorguen ó se protocolicen en el País, ante Notario; los documentos privados; las sentencias y Decretos Judiciales; las diligencias de remate, y los testamentos cerrados ú otorgados ante testigos se podrán registrar dentro de los noventa días siguientes á la fecha de su otorgamiento, de la ejecutoria de la sentencia, de ser firmado el documento, de ejecutoriarse el auto aprobatorio del remate, de publicarse el testamento cerrado y de ejecutoriarse la providencia que declara nuncupativo el testamento hecho ante testigos. En el mismo plazo se registrarán las patentes, títulos de minas y demás documentos de que se ha hablado. 

  

Respecto de los documentos que se otorguen en el Extranjero, se aplicará lo dispuesto en el artículo 4.°. 

  


Art. 11. No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, los documentos de que en él se habla se podrá registrar en cualquier tiempo; pero si se ha dejado transcurrir el término señalado para cada uno, se pagará, además del impuesto correspondiente, un recargo del cincuenta por ciento. 

  

El impuesto y el recargo de que trata este artículo se cobrarán de acuerdo con la tarifa establecida en la Ley que rigiera al tiempo del otorgamiento del documento que se vaya á registrar. 

  


Art. 12. Los Títulos constitutivos de hipotecas sólo se podrán registrar dentro de los noventa días que señalan en el artículo 10. 

  


Art. 13. Los derechos de registro de sentencias aprobatorias de particiones se pagarán íntegros en el lugar en donde se hubiere seguido el respectivo juicio, aunque por causa de la situación de los bienes deban registrarse en varias oficinas de registro. La misma regla se aplicará respecto del pago de derecho de registro por escrituras de particiones extrajudiciales, y respecto de todas aquéllas en que se disponga mutación del dominio ó gravámenes sobre bienes raíces correspondientes á distintos círculos de registro. 

  


Art. 14. La Nación, los Departamentos y los Municipios, y los establecimientos de instrucción pública y de beneficencia no están sujetos al pago de derechos de registro. Pero los particulares que contrataren con esas entidades y se obligaren en favor de ellas sí deberán pagar el impuesto que á ellos correspondiere. 

  


Art. 15. Declárase que el Decreto Legislativo número 328 de 1903 ha producido ya sus efectos, y, en consecuencia, ha caducado. 

  


Art. 16. La Ley 39 de 1890 queda reformada y adicionada en los términos de la presente. 

  


Art. 17. Las disposiciones de esta Ley se entienden referentes al billete del Estado, y en esta clase de moneda se computarán y cobrarán los respectivos derechos salvo lo dispuesto en el artículo 5.° En los contratos por cantidades de oro con relación á moneda nacional ó extranjera, cualquiera que ésta sea, la cuota parte correspondiente al derecho de registro se convertirá á papel-moneda, á razón del diez mil por ciento. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Art. 18 Esta Ley empezará á regir en toda la Nación desde el 1.° de Febrero de 1905. 

  

Dada en Bogotá, á treinta de Noviembre de mil novecientos cuatro. 

  

El Presidente del Senado, Antonio José Cadavid - El Presidente de la Cámara de Representantes, Dionisio Arango - El Secretario del Senado, Victor Mallarino - El Secretario de la Cámara de Representantes, Lucio Forero Nieto. 

  

Poder Ejecutivo - Bogotá, Diciembre 2 de 1904. 

  

Publíquese y ejecútese. 

  

(L. S.) R. Reyes 

  

El Ministro de Hacienda, 

  

Lucas caballero