¡Inscríbete en el curso SUIN-Juriscol!

Nuestro curso te brinda las herramientas y el conocimiento necesario, gratuito y con modalidad autoformación.


DECRETO1441927192701 script var date = new Date(28/01/1927); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXIII. N. 20415. 7. FEBRERO, 1927. PÁG. 3.MINISTERIO DE GUERRAPor el cual se reforma y adiciona el Decreto número 1700 de 1926DEROGADOfalsefalseDefensa NacionalfalseDECRETO ORDINARIO07/02/192707/02/1927204152473

DIARIO OFICIAL. AÑO LXIII. N. 20415. 7. FEBRERO, 1927. PÁG. 3.

DECRETO 144 DE 1927

(enero 28)

Por el cual se reforma y adiciona el Decreto número 1700 de 1926

Estado del documento: Derogado.[Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de facultades legales, 

  

DECRETA: 

  


Artículo 1º. Refórmase el artículo 4º del Decreto 1700 de 1926, el cual quedará así: 

  

No necesitan de permiso de la autoridad local para la venta los siguientes elementos: 

  

a) Los que contiene la agrupación décimasexta de la Tarifa de Aduanas (Ley 117 de 1913), a saber: algodón pólvora (tonita); dinamita; fuegos artificiales; fulminantes para escopeta; fulminantes para minas; mechas para minas; pólvora negra para cacería; pólvora blanca para cacería, y pólvora gruesa para minas, negra y blanca o de clorato; 

  

b) La munición suelta y las cápsulas para escopeta; 

  

c) Las escopetas de antecarga y de retrocarga, y sus accesorios; 

  

d) Los fusiles conocidos con el nombre de fusiles de salón, y los de cacería que no tengan calibre mayor de seis milímetros. 

  

Parágrafo. Queda prohibida la introducción de munición explosiva. 

  


Artículo 2º. Modifícase el artículo 16 del Decreto 1700 de 1926, así: 

  

La Casa de comercio o persona que venda armas de defensa personal, sin que el comprador presente el permiso de compra de que debe estar provisto, expedido por el Alcalde del Municipio en donde tenga su residencia, incurrirá en una multa de cien a quinientos pesos moneda legal, la cual le será impuesta por el Alcalde del lugar en donde se ejecute la venta, y se cobrará por el Recaudador de Hacienda respectivo, pudiendo ser convertida en arresto, a razón de un peso por cada día de cárcel; el valor de estas multas ingresará al Tesoro Nacional. 

  

Parágrafo. A la persona que compre arma de defensa personal sin el premiso de que trata este artículo, le serán decomisadas por el Alcalde o las autoridades de Policía del lugar en donde se verifique la compra. 

  

Parágrafo. El permiso citado en el presente artículo solamente será concedido a personas de reconocida honorabilidad, y en la oficina que le expida deberá llevarse un libro de registro de permisos para la compra de armas de defensa personal. 

  


Artículo 3º Las ventas al por mayor, de armas de defensa personal y de cartuchos para revólver y pistola, necesitan el permiso del Ministerio de Guerra y deben llenar las condiciones establecidas en el inciso a) del artículo 1º del Decreto 1700 de 1926. 

  


Artículo 4º Queda prohibida la venta en subasta pública de las armas decomisadas por las autoridades civiles y de Policía. Con parte de esas armas se dotará al personal de las fuerzas de Policía Nacional, Departamental y Municipal y a los individuos que sirven en los Resguardos de Aduanas, de Salinas, y otros semejantes, y las que sobren se enviarán al Ministerio de Guerra. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 28 de enero de 1927. 

  

MIGUEL ABADIA MENDEZ- El Ministro de Guerra, Ignacio GENGIFO B.