LEY441910191009 script var date = new Date(12/09/1910); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO XLVI. N 14089 15, SEPTIEMBRE, 1910 PÀG. 1.ASAMBLEA NACIONAL DE COLOMBIAPor la cual se adoptan algunas disposiciones sobre la explotación de las Salinas y se fijan los precios de la salVigencia en EstudiofalsefalseSalud y Protección SocialfalseAlimentos - Asuntos sanitarios - Producción - Nutrición|MineríafalseLEY ORDINARIANorma no vigente por derogatoria orgánica, por el Decreto 2655 de 1988.false15/09/191015/09/1910140892371

DIARIO OFICIAL. AÑO XLVI. N 14089 15, SEPTIEMBRE, 1910 PÀG. 1.

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

LEY 44 DE 1910

(septiembre 12)

Por la cual se adoptan algunas disposiciones sobre la explotación de las Salinas y se fijan los precios de la sal

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente. [Mostrar]

Subtipo: LEY ORDINARIA

La asamblea Nacional de Colombia 

  

DECRETA: 

  


Artículo 1º La Administración principal de las Salinas de Cundinamarca y las subalternas de ésta, se limitarán, en lo sucesivo, á vender las materias primas, esto es, la sal vijúa y el agua salada. En consecuencia, todo particular podrá comprar y elaborar por su cuenta tales materias primas. 

  


Artículo 2º Lo dispuesto en el artículo anterior se aplicarán en las salinas del departamento de Boyacá, salvo en aquellas donde fuere difícil vigilar el contrabando, respecto de las cuales queda facultado el Gobierno para escoger el sistema de explotación que más convenga; pero el Gobierno no podrá arrendar las salinas de Chita y Muneque mientras pueda establecer en ellas la libre elaboración. 

  


Artículo 3º El Gobierno tratara de introducir en las Salinas terrestres los mejores sistemas conocidos en la minería del país, procurando que los sistemas que se establezcan no opongan más tarde obstáculos para la adopción de los procedimientos científicos modernos. 

  


Artículo 4º Fíjanse los siguientes precios para las materias primas que vende la Nación en las salinas de Cundinamarca, por cada doce y medio kilogramos (12 ½): 

  

Zipaquirá y Nemocón. 

Vijua de primera clase$48
Vijua de segunda clase40
Agua Salada de 20º á 25º, el decalitro11

Tausa. 

Agua Salada de 14º á 18º, el decalitro06

Gachetá. 

Agua Salada de 16º á 22º, el decalitro05

Cumural y Upín. 

Sal de caldero50
Sal Vijua38
Sal morena sucia05

Artículo 5º En las Salinas del Departamento de Boyacá continuarán rigiendo los mismos precios establecidos hoy, mientras el Gobierno no disponga otra cosa, conforme á lo dispuesto en el artículo 2º de esta Ley. 

  


Artículo 6º Asígnase al Municipio de Zipaquirá una participación del dos y medio por ciento (2 ½ por 100) en el producto liquido de las salinas de ese lugar, la cual participación se distribuirá así: uno y medio por ciento (1 ½ por 100) para las rentas municipales; medio por ciento (½ por 100) para la iglesia y medio por ciento (½ por 100) para la beneficencia. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 7º El Gobierno explotará las Salinas de Sesquilé y venderá las materias primas al mismo precio que Nemocón. 

  


Artículo 8º Autorizase al poder Ejecutivo para rebajar desde luégo los precios de la sal marina. El monopolio de esta sal quedará suprimido desde el 1º de Enero de 1911, pudiendo el poder Ejecutivo fiar y reglamentar el impuesto de producción ó de consumo, en la forma que crea mejor. 

  


Artículo 9º Al reglamentar la presente Ley el Gobierno no podrá subir, en ningún caso, los precios señalados á cada clase de materia prima en el artículo 4º, pero sí podrá rebajarlos. 

  


Artículo 10º Auxíliase la construcción de la iglesia parroquial de Chámeza con la cantidad de quince pesos ($15) mensuales, la cual entregará el Administrador de la misma Salina al Párroco respectivo. 

  

Dada en Bogotá, á seis de Septiembre de mil novecientos diez. 

  

El presidente, 

  

Pedro Nel Ospina 

  

El Secretario, 

  

Belisario Peña v. 

  

Poder Ejecutivo - Bogotá, Septiembre 12 de 1910. 

  

Publíquese y cúmplase. 

  

(L.S.) 

  

CARLOS E. RESTREPO 

  

El Ministro de Hacienda, 

  

Tomas O. EASTMAN.