DECRETO11121952195204 script var date = new Date(29/04/1952); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXXXIX. N. 27920. 6, JUNIO, 1952. PÁG. 1.PRESIDENCIA DE LA REPUBLICAPor el cual se dictan algunas medidas sobre el estudio, construcción y reembolso de obras de irrigación, desecación y similaresVigentefalsefalsePresidencia de la RepúblicafalseDECRETO ORDINARIO06/06/195206/06/1952279208811

DIARIO OFICIAL. AÑO LXXXIX. N. 27920. 6, JUNIO, 1952. PÁG. 1.

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

DECRETO 1112 DE 1952

(abril 29)

Por el cual se dictan algunas medidas sobre el estudio, construcción y reembolso de obras de irrigación, desecación y similares

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El designado, encargado de la Presidencia de República de Colombia

  

en uso de sus facultades legales, y en especial de las que le confiere el artículo 121 de la Constitución Nacional, 

  

DECRETA: 

  


Artículo 1°. Este decreto tiene por objeto adoptar las medidas necesarias para promover, fomentar y encausar el estudio, construcción y funcionamiento de las obras de riego, desagüe y drenaje de terrenos, regulación de corrientes de agua, limpia t canalización de ríos, desecación de pantanos y tierras anegadizas y demás de igual o similar naturaleza, que tengan por objeto principal la recuperación defensa o mejora de las tierras y que se construyan por la nación, los departamentos o los municipios, bien sea directamente o por intermedio de sus organismos descentralizados como el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico. 

  

I. Del estudio de las obra que haya de ejecutar la Nación

  


Artículo 2°. Al Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico, o a la entidad que el gobierno designe en casos especiales, corresponderá adelantar los estudios sistematizados de las obras que se refiere el artículo primero, los cuales deben comprende4r todos los aspectos de hidrología, ingeniería, agrología, etc., y también los económicos, sociales, financieros y demás que se requieran para determinar si la obra es factible o conveniente. 

  


Artículo 3°. Estos estudios se realizaran a través de etapas consecutivas y progresivas, así: 

  

a) Reconocimiento preliminar, que determine la posibilidad física de la obra, las posibles soluciones técnico-económicas más aconsejables para su planificación y su conveniencia económica y social. 

  

b) Si las conclusiones del reconocimiento preliminar fueren favorables en todos sus aspectos, se elaborará un anteproyecto que precise el planeamiento general de la obra y su viabilidad por sus circunstancias técnicas, económicas, sociales y financieras. 

  

c) Si los resultados del anteproyecto fueran favorables en todos sus aspectos, se procederá a ejecutar el proyecto definitivo, que comprenderá las características, especificaciones y condiciones de la ejecución de la obra, de la siguiente manera. 

  

1°. Estudio de ingeniería

  

a) Descripción general de la zona que abarca el proyecto y de sus características físicas; 

  

b) Topografía y delimitación del área beneficiada; 

  

c) Los estudios de geología y petrografía que sean aconsejables, de acuerdo con la naturaleza del proyecto. 

  

d) Hidrología y calidad de las aguas que se van a utilizar. 

  

e) Necesidades y disponibilidades de aguas y energía. 

  

f) Posibles soluciones técnicas del problema en estudio. 

  

g) Justificación del proyecto escogido en definitiva. 

  

h) Planos, y especificaciones y presupuestos detallados de las obras. 

  

i) Tiempo calculado por su ejecución y par que entren en completo funcionamiento. 

  

j) Etapas para la ejecución total del sistema. 

  

k) Planificación y presupuesto de las obras complementarias, a cargo de los particulares, necesarios para que el sistema surta efectos para ellos. 

  

. Estudios Agrológicos

  

a) Climatología. 

  

b) Clasificación de los suelos, estudio de las tierras, según su capacidad de producción y determinación de su adaptabilidad al regadío. 

  

c) Utilización actual dela tierras y cultivos recomendables. 

  

d) Sistemas de riego que deben emplearse. 

  

. Características generales: 

  

a) Población, de visión de propiedad y mercados. 

  

b) Industrias existentes y posibilidades de otras nuevas. 

  

c) Vías de comunicación existentes en proyecto y otras que se consideren necesarias. 

  

4°. Estudio económico del proyecto

  

a) Costo directo probable del proyecto y distribución del reembolso por hectárea y por predio, conforme a las normas que se dan en el presente estatuto. 

  

b) Calculo delos gastos que deban efectuar los particulares para la ejecución de las obras complementarias del proyecto y la preparación inicial de los terrenos. 

  

c) Sistema que deba adoptarse para la utilización del a obra. 

  

d) Cálculo de los gastos de explotación y conservación del la misma y distribución de éstos entre los diferentes predios. 

  

e) Capacidad de producción de las tierras sin el beneficio de la obra, por hectárea y por predio. 

  

f) Aumento de la capacidad de producción de las tierras con el beneficio de la obra por hectárea y por predio. 

  

g) Aumento del valor comercial de los predios o empresas por el beneficio de la obra, cuando sea el caso. 

  

h) Estudio sobre la conveniencia y oportunidad de la obra, así como de su posible aprovechamiento adecuado, habida cuenta de sus probables consecuencias en la economía nacional 

  

5°. Estudio financiero del proyecto. 

  

Este estudio se debe comprender: 

  

a) Todo lo relacionado con los recursos con que se cuente para la ejecución completa del proyecto en un tiempo determinado, en tal forma que pueda garantizarse el regular desarrollo del los trabajos hasta su completa terminación. 

  

b) Todo lo referente al proyecto de reembolso de los dineros invertidos, por parte de los particulares, con indicación de la forma de pago, anticipos, plazos, intereses, etc., que se proyecte adoptar. 

  


Artículo 4°. Con base en todos los estudios indicados, el Instituto Nacional de aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico, o la entidad que haya adelantado, procederá a determinar la factibilidad de ejecución de la obra y de sus posibilidades de reembolso, emitiendo por escrito el concepto correspondiente. 

  

Parágrafo. Desde el punto de vista, las obras deberán clasificarse en una de las siguientes categorías: 

  

a) Obras fácilmente reembolsables. 

  

b) Obras simplemente reembolsables. 

  

c) Obras reembolsables. 

  

d) Obras no reembolsables. 

  

II. De la ejecución de las obras. 

  


Artículo 5°. Efectuado todo lo anterior, los presuntos beneficiados podrán hacer valer por escrito sus derechos y puntos de vista, dentro del término que para cada caso se determine, habida cuenta de la magnitud de la obra y del número de predios que comprenda, término que en ningún caso podrá ser menor de treinta días ni superior a noventa. 

  

Para este efecto, el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico, o la entidad a cuyo cargo haya estado a cargo la ejecución de los estudios, adoptará los sistemas que parezcan como más apropiados para lograr que los particulares conozcan el proyecto de la obra y los plazos acordados para formular observaciones. 

  

Analizadas las que en tiempo oportuno se formulen, la referida entidad hará, si fuere el caso, las rectificaciones y ampliaciones de los estudios que considere necesarios para dar su concepto final par la viabilidad y conveniencia de la obra. 

  


Artículo 6°. Cumplidos los trámites y formalidades anteriores, el proyecto, con sus antecedentes, memoria explicativa, calificación y explicaciones que le hubieren sido formuladas por los particulares, deberá ser enviado a la consideración del Presidente de la República, quién en definitiva deberá resolver por medio de Decreto sobre la ejecución de la obra , habida cuenta de toda la información referida. 

  

Parágrafo. En ningún caso podrá el Presidente de la República, ordenar la ejecución de una obra respecto de la cual no se hayan cumplido completamente las diferentes etapas técnicas de estudio y demás formalidades de que se habla en el capitulo anterior, de las cuales pueda deducirse claramente su viabilidad y conveniencia. 

  


Artículo 7°. El decreto por el cual se autoriza la ejecución de una obra, implica la adopción del plan presentado, con las naturales variaciones que se requieran o sean aconsejables durante su realización. 

  


Artículo 8°. Al Instituto Nacional de Aprovechamiento de aguas y Fomento Eléctrico, sólo corresponde ejecutar con sus propios recursos, la construcción de aquellas obras, cuyos estudios demuestran que son económicamente reembolsables. 

  

Cuando se trate de obras no reembolsables, cuya ejecución autorice el Presidente de la República, por razones de utilidad pública o interés social, se deberá expresar así en el decreto respectivo, indicando en todo caso las condiciones en que los beneficiarios vayan a quedar colocados y los recursos disponibles o que se destinen para su construcción. 

  


Artículo 9°. Durante la ejecución de las obras los beneficiarios podrán hacerse representar 

  

Por una o dos personas con facultades suficientes par enterarse de la marcha de los trabajos y de la inversión de los fondos. Tales comisionados presentaran a la entidad encargada de la construcción, que las estudiará y resolverá oportunamente. 

  

Al ordenar la ejecución de la obra el Presidente de la República determinará la forma de elegir estos representantes. 

  

III. De la responsabilidad de las obras. 

  


Artículo 10°. Se considerará que una obra es reembolsable cuando los beneficios que se deriven del predio o empresa por razón de la obra sean mayores que las cargas o gravámenes con que se afecte. 

  

Se estimará que los beneficios son mayores que las cargan con los siguientes casos: 

  

a) Cuando por razón de la obra y mediante la utilización racional aumente la capacidad de producción neta del predio o empresa en mayor proporción que las cargas o gravámenes. 

  

b) Cuando por la misma causa el predio o empresa adquieren un mayor valor comercial en comparación con las cargas o gravámenes. 

  

Parágrafo. El criterio de la capacidad de las tierras se aplicará cuando se trate de obras para la recuperación, defensa o mejora de predios o empresas agrícolas o ganaderas; el eriterio del aumento de valor comercial se empleará en las obras que afecten zonas urbanas o urbanizables, instalaciones industriales y otras de similar naturaleza; y cuando las obras beneficien tanto a predios como empresas agrícolas y ganaderas, como a zonas urbanas, instalaciones industriales, etc., la distribución de las cargas d reembolso se hará paralelamente para cada caso, aplicando en cada uno de ellos el sistema correspondiente. 

  


Artículo 11°. Para efectos del artículo anterior, se hará en cada caso una comparación entre el mayor beneficio neto, atribuible a la obra y el costo de la misma. 

  

Parágrafo 1°. Entiéndese por mayor beneficio neto atribuible a la obra, el aumento calculado de la capacidad de producción o del valor comercial de los predios o empresas por el beneficio de la obra, después de deducir los gastos que deben efectuar los particulares para la ejecución del las obras complementarias del proyecto y la preparación inicial y aprovechamiento en sus terrenos. 

  

Parágrafo 2°. El costo de la obra comprende las cargas que sirvan para cubrir la amortización de la inversión y los gastos de sostenimiento y administración de la obra, tales como: 

  

a) Sumas anuales para el reembolso de los dineros invertidos en el estudio y construcción de la obra, según el número de años que se adopte par la amortización. 

  

b) Intereses sobre la inversión durante la construcción y sobre los saldos no amortizados durante el periodo de reembolso. 

  

c) Gastos de explotación de la obra y renovación de equipos o instalaciones. 

  


Artículo 12. De la comparación de los factores indicados en el artículo anterior, que mostrará la magnitud d beneficio producido, se deducirá la mayor o menor reembolsabilidad de la obra, según lo indicado en el artículo 4° y el plan de amortización que deba adoptarse. 

  


Artículo 13. La fijación del plan de amortización de las inversiones efectuadas en las obras, se hará teniendo en cuenta preferencialmente la mayor o menor reembolsablilidad de cada una de ellas, su aprovechamiento adecuado y eficiente, la capacidad de pago de los beneficiarios y el sistema de financiación que haya adoptado. 

  

IV. De la distribución del reembolso. 

  


Artículo 14. El total de las sumas invertidas en el estudio y construcción de una obra y de sus intereses se distribuirá, para efectos de su reembolso, entre dos predios y empresas beneficiados en proporción a su nueva capacidad de producción. 

  

Para este efecto se clasificarán previamente las tierras en diferentes categorías de producción, do conformidad con el sistema de clasificación d las tierras de Catastro Nacional Colombiano, calculado para cada categoría las unidades promedias de capacidad de producción que tengan antes y las que tendrán después de las obras y en proporción al cálculo de estas últimas unidades de producción se distribuirá la carga de reembolso. 

  


Artículo 15. Las "unidades de producción" se determinarán mediante la aplicación de la tabla de clasificación que tenga en vigencia el Catastro Nacional colombiano, la cual toma n consideración las condiciones naturales y las diversas circunstancias de explotación de los suelos. 

  


Artículo 16. En los casos en que se aplique el criterio del aumento de valor comercial, la carga de reembolso se distribuirá en proporción al nuevo valor comercial calculado para los predios o empresas beneficiados. 

  


Artículo 17. Cuando los beneficios derivados directa o indirectamente para una instalación industrial puedan justipreciarse según el aumento de su rentabilidad o conforme a las nuevas condiciones de funcionamiento de las instalaciones ocasionadas por la obra, se tomarán en cuenta estas circunstancias para determinar su nuevo valor comercial. 

  


Artículo 18. Cuando se trate de obras que beneficien tanto a predios o empresas agrícolas y ganaderas, como a zonas urbanas o instalaciones industriales, etc, el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y fomento Eléctrico o la entidad encargada de su realización determinará la cuota-parte que a cada una corresponda en el total de las sumas invertidas en su estudio y contribución, de las cargas d reembolso se hará separadamente para cada zona, siguiendo las normas indicadas en los artículos anteriores. 

  


Artículo 19. Si las obra de que trata el presente estatuto beneficiaren bienes nacionales, departamentales, municipales y otros que gocen de exención de impuestos, quedarán no obstante grabados con las cargas de reembolso del costo del as obras que les corresponda con las referentes a su explotación y mejoramiento, en las mismas condiciones que el resto de las propiedades de los particulares. 

  


Artículo 20. Los intereses que se cobren a los beneficiarios d las obras sobre las inversiones efectuadas en las mismas y sobre los saldos no amortizados durante el periodo d reembolso, no serán superiores al máximo interés bancario usual para préstamos hipotecarios a largo plazo, de acuerdo con la certificación que al respecto expida la Superintendencia Bancaria. 

  


Artículo 21. El costo probable del proyecto d la distribución del reembolso entre los diferentes predios o empresas beneficiados, según el plan de amortización adoptado para cada obra, deberán figurar expresamente en el decreto por medio del cual el Presidente de la República autorice la ejecución de los trabajos. 

  

Si terminados éstos, el costo real de la obra resultare superior al que se tuvo en cuenta para autorizarla, se hará un estudio detenido del sobrecosto y de las causas que lo motivaron, así como los beneficios reales recibidos reales recibidos por los particulares una vez terminada la obra. 

  

Si se encontraré el sobrecosto justificado, su reembolso corresponderá a los propietarios de los diferentes predios o empresas beneficiados, bien mediante el aumento de las cuotas periódicas de reembolso calculadas inicialmente, o bien mediante la aplicación del plazo de amortización, según lo indiquen los estudios sobre los beneficios recibidos, a que se refiere el enciso anterior. 

  

Si el sobrecosto o parte de él no estuviere justificado, será de cargo del gobierno o de la entidad encargada de la ejecución de la obra, según el caso. 

  

La nueva liquidación que prevé este artículo requiere igualmente, de la amortización motivada del Presidente de la República. 

  


Artículo 22. Cuando se trate de obras que permitan no sólo la recuperación, defensa o mejora de las tierras, sino también la generación de energía eléctrica u otros servicios los sobrecostos de que esta nuevas finalidades impliquen serán reembolsables por las personas o empresas que usufructúen dichos servicios. 

  

Cuando haya desacuerdo entre los representantes de los beneficiarios de que habla el artículo 9° y la entidad encargad de la ejecución del as obras sobre la calificación de los sobrecostos que en estas se representaren, corresponderá al Presidente de la República decidir en definitiva. 

  

V. Del cobro del reembolso

  


Artículo 23. Efectuad la liquidación definitiva del costo de una obra y la distribución de las cargas de reembolso entre los diferentes predios o empresas beneficiados, de acuerdo con las normas contenidas en los artículos anteriores, se procederá a hacerlas efectivas, bien de contado o por medio de cuotas anuales con intereses durante el plazo que haya fijado la amortización completa del capital invertido. 

  

Pero entendido que en aquellos en que sea técnica o económicamente aconsejable, se podrán cuotas d amortización provisional, de acuerdo con la liquidación inicial, por sectores d obra definidos y en capacidad de prestar servicio, las cuales se reajustarán al conocerse la liquidación definitiva. 

  

También podrán considerarse como independientes las obras de irrigación de las de desecación, regularización, etc. Y en general las distintas finalidades de las obras y cobrar las cuotas correspondientes a cada etapa cumplida. 

  

Parágrafo. Para efectos de este articulo, en las oficinas de administración de la obra y en las respectivas Alcaldías Municipales y demás oficinas públicas que se considere conveniente, se fijará por el término de 30 días una lista de distribución de cuotas, con indicación detallada de la épocas y términos de pago, intereses y demás modalidades de la amortización; debiéndose, además, emplear todos aquellos medios que en cada caso aparezcan como pertinentes para lograr que los beneficiarios puedan informarse debidamente. 

  


Artículo 24. Dentro del término de 30 días indicado en el artículo anterior, los beneficiarios podrán reclamar por escrito ante el Instituto Nacional de aprovechamiento de Aguas y fomento Eléctrico, o ante la entidad encargada de la obra, de los errores puramente aritméticos en que pudiere haberse incurrido al hacer las liquidaciones, y las reclamaciones deberían ser resueltas antes de la fecha indicada para la iniciación de los pagos. 

  

Parágrafo 1°. Cualquier reclamación de otra naturaleza en relación con el reembolso o el beneficio procederá contra las liquidaciones definitivas y podrán presentarla los beneficiarios dentro de los 30 días siguientes al vencimiento del termino fijado para reclamar de los errores puramente aritméticos, pero ninguna de ellas se considerará sin que el presente de haber pagado ya la cuota o cuotas correspondientes. 

  

Parágrafo 2°. De igual manera, si estando en curso el estudio de una reclamación, se venciere el término para el pago de una cualquiera de las cuotas de amortización, el interesado deberá presentar el recibo de pago correspondiente como requisito indispensable para que continúe la tramitación de su reclamo. 

  

Parágrafo 3°. Cualquier suma debida a un beneficiario como resultado de su reclamación le deberá ser devuelta por el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico o por la entidad encargada de la administración de la obra, a más tardar dentro de 30 días siguientes a la fiesta de ejecutoria de la respectiva providencia, a menos que el beneficiario consienta en abonarla a pagos futuros, circunstancia que deberá expresar por escrito. 

  


Artículo 25. El Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico o las entidades encargadas de la ejecución o administración de las obras, podrán delegaren cualquier institución bancaria o establecimiento de derecho público el cobro de cuotas de reembolso de las respectivas obras, o contratar con los propietarios o con cooperativas u otras asociaciones formadas por estos, la administración y explotación de la mismas y el recaudo del reembolso, cuando tales personas o entidades ofrezcan completas garantías. 

  


Artículo 26. También podrán las entidades encargadas de la ejecución o administración de las obras: 

  

a) Adquirir previamente las tierras que se proyecte beneficiar, mediante acuerdo con los propietarios, y cuando esto no fuere posible, obtener la expropiación de ellas, de conformidad con las normas legales pertinentes. 

  

b) Recibir tierras en pago de las cuotas de reembolso que a cada predio correspondan. 

  

c) Celebrar contratos con los dueños de predios o empresas beneficiarios, con el fin de que éstos acepten y aseguren el reembolso de las inversiones. 

  

Parágrafo La tierras que las entidades referidas adquieran en virtud de los dispuesto en este artículo, serán enajenadas consultando las conveniencias sociales y económicas de la región y los compromisos sobre la financiación de la obra respectiva. 

  


Artículo 27. Cuando se trate de obras económicamente aconsejables, de acuerdo con los estudios de que trata el presente estatuto, el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico o la entidad respectiva, podrá convenir con los interesados el pago anticipado del reembolso, de manera total o parcial, dando completas garantías sobre la ejecución efectiva y rápida de la obra y aceptando la fiscalización de los interesados en la inversión de los fondos. 

  

IV. Gastos de explotación y conservación 

  


Artículo 28. Anualmente se hará una tasación de los gastos de explotación y conservación de las obras, los cuales se distribuirán luego de los diferentes usuarios efectivos del servicio, en proporción a la cantidad de agua utilizada por cada uno de ellos, quienes quedarán obligados a cubrirlos de contado o por instalamentos, según la reglamentación que en cada caso se dicte. 

  


Artículo 29. Cuando se trate de obras de desecación u otras diferentes de la irrigación de irrigación, los gastos de explotación y conservación, se distribuirán entre los beneficiarios en proporción a sus cuotas de reembolso. 

  


Artículo 30. Cuando se trate de obras que presten a la vez servicios de irrigación y desecación o regularización de aguas, etc., se determinara previamente la cuota de los gastos de explotación y conservación que a cada uno de estos servicios corresponda y su distribución se hará luego separadamente entre los respectivos beneficiarios. 

  


Artículo 31. En el caso de las obras que permitan tanto la recuperación defensa o mejora de las tierras, como también la generación de energía eléctrica u otros servicios, las personas o empresas que usufructúen estos servicios deberán contribuir a cubrir los gastos de conservación y explotación de las obras, en relación al servicio recibido. 

  


Artículo 32. En cada obra se formará un fondo de reserva para renovación de equipos con cuotas que pagarán todos los predios y empresas beneficiados aunque no utilicen los servicios de la obra, proporcionalmente a las cuotas de reembolso que les correspondan. 

  

También participarán todos los predios y empresas, en la proporción indicada, cuando se trate de atender a los gastos de reconstrucción de la obra ocasionados por causas diferentes al desgaste y conservación normales. 

  


Artículo 33. Los gastos de nuevas construcciones que representen adiciones y mejoras en la obra primitiva, se repartirán entre todos los beneficios en la misma proporción en que se hubiere repartido al costo inicial de las mismas. Y si hubiere nuevos beneficiarios, éstos pagarán en lo que corresponda, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos anteriores. 

  

Para la ejecución de estas obras se requiere la presentación de estudios y presupuestos como para el proyecto original, salvo cuando ellas fueren necesarias para la conservación y explotación del servicio existente. 

  

VII. Disposiciones comunes a los capítulos V Y VI 

  


Artículo 34. El valor con que cada predio debe contribuir al reembolso del costo de las obras, constituye un gravamen real que recae directamente sobre las propiedades raíces. 

  

Por tal motivo, una vez ordenada la ejecución de la obra, la entidad encargada de ella lo comunicar a los Registradores de Instrumentos Públicos respectivos, transcribiéndole el decreto correspondiente sobre ejecución de la obra y con indicación de la obra, y con indicación de la cuantía calculada de la carga que pesa sobre cada uno de los predios, su ubicación, linderos, nombre del propietario o propietarios, etc., para que dichos funcionarios hagan las inscripciones correspondientes que deberán figurar en los certificados que expida de con lo expuesto en el original 4° del artículo 2640 del Código Civil, con el fin de prevenir a terceros sobre los gravámenes futuros que pueden recaer sobre la respectiva propiedad. 

  

Parágrafo. Si durante el curso de ejecución de una obra se resolviere hacer el cobro provisional del gravamen por sectores, de acuerdo con la cuantía calculada inicialmente, según lo dispone el artículo 23, se comunicará tal decisión a los Registradores de Instrumentos Públicos, indicándoles las personas o entidades encargadas de efectuar el recaudo y expedir los certificados de pago correspondientes, con el fin de que dichos funcionarios no registren escrituras de enajenación o hipoteca o cancelación de gravámenes de propiedades afectadas por el reembolso hasta tanto que los interesado no acrediten el pago de la cuota o cuotas que se hayan hecho exigibles. 

  

En igual forma y para los mismos efectos se procederá cuando se haga la liquidación definitiva de la distribución de cuotas de reembolso, una vez terminadas las obras. 

  


Artículo 35 Cuando alguno o algunos de los beneficiarios de una obra incurren en mora en el pago de las cuotas de reembolso de su costo o de los gastos de conservación, el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico o la entidad a cuyo cargo esté el recaudo de las mismas, lo informará a la correspondiente Administración de Hacienda, entidad que deberá abstenerse de otorgar a los respectivos interesados certificados de paz y salvo del impuesto sobre la renta, hasta tanto acrediten el paso de las cuotas referidas. 

  


Artículo 36 Las cuentas de cobro de las cuotas a que se refiere el artículo anterior, una vez liquidadas, prestan mérito ejecutivo y podrán hacerse efectivas directamente por la entidad interesada o por el respectivo Administrador de Hacienda Nacional, mediante los trámites fijados por los juicios que se siguen por jurisdicción coactiva. 

  

VIII. De la Administración de las obras 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 37 En las concesiones de aguas de uso público que el Gobierno otorgue para la ejecución de las obras de que trata este Decreto, determinar las facultades que correspondan a las entidades administradoras en lo que refiere a la distribución de las aguas entre los diferentes beneficiarios y control de su aprovechamiento, lo mismo que lo pertinente a la revisión y fiscalización de sus tarifas y sus reglamentos. 

  


Artículo 38. La explotación de las tierras que se beneficien con las obras de que trata esta Ley, que sea sometida a las condiciones especiales que determine el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico o la entidad encargada de su administración, con el solo objeto de lograr la utilización racional de las mismas, el incremento efectivo de la producción agrícola, la defensa de la capacidad productora de los suelos y en general el cumplimiento los fines de conveniencia social y la utilidad pública que le Gobierno haya tenido en cuenta al autorizar la ejecución. 

  


Artículo 39 Para la administración de las obras, el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Electrónico o la entidad que el Gobierno designe en cada caso, contará en cada obra con un administrador y una junta especial compuesta de cinco miembros, así: uno nombrado por el Gobierno Nacional, dos por el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico y dos por los beneficiarios de las obras. 

  

El administrador será de libre nombramiento y remoción del Instituto o de la entidad central encargada de la administración. 

  

El período de los miembros de la Junta será de dos años, a partir de la fecha de su elección. 

  

Parágrafo 1°. Cuando el gobierno designare una entidad diferente del Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico para encargarse de la administración de una o varias obras, será tal entidad la que debe nombrar los dos representantes en la Junta especial de que habla este artículo. Pero en este caso el representante del Gobierno en la Junta será nombrado de una terna propuesta por el instituto. 

  

Parágrafo 2°. El Instituto o la entidad encargada de la administración de las obras, designará además, el personal subalterno de administración que se requiera en cada obra. 

  


Artículo 40. Los miembros de la Junta tendrán sus suplentes personales, que los reemplazarán en caso de faltas accidentales. 

  

Sin un miembro principal dejare de asistir por más de tres meses consecutivos, perderá su carácter de miembro, y entrará a reemplazarlo el suplente por el resto del período. Si este tampoco asistiere por igual lapso, quedará vacante y se procederá una nueva elección del renglón correspondiente. 

  


Artículo 41. La junta deberá reunirse por lo menos una vez por mes y resolverá los asuntos sometidos a su consideración por mayoría de votos. De sus deliberaciones se dejará constancia en un libro de notas que se llevará a efecto. 

  

El administrador deberá concurrir a las reuniones de la junta, con voz pero sin voto. 

  


Artículo 42. Dentro de las prescripciones de la ley y las normas especiales que para cada obra se dicte el Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico o la entidad encargada de su administración, la junta especial a que se refiere el artículo 37 tendrá las siguientes funciones. 

  

a) Elaborar, modificar, y complementar el reglamento de administración, explotación y utilización de la obra. 

  

b) Elaborar los presupuestos anuales de explotación del obra, y de4 adiciones y mejora d la misma. 

  

c) Determinar las cuotas correspondientes a cada usuario a cada beneficiario dela obra, para cubrir los gastos a que se refiere el numeral anterior. 

  

d) Oír y decidir los reclamos de los beneficiarios. 

  

e) Velar por que la administración del obra se lleve en forma adecuada, de acuerdo con las normas pertinentes. 

  

f) Dictar su propio reglamento. 

  

g) Cumplir las condiciones especiales que la entidad administradora central les señale en cada caso. 

  


Artículo 43. Una vez elaborados los presupuestos anuales de explotación y de mejoras y adiciones de la respectiva obra, y terminadas las cuotas correspondiente s a cada usuario, según los numerales b( y c) del artículo anterior, la junta pasará la documentación respectiva al Instituto Nacional de Aprovechamiento de Aguas y Fomento eléctrico o a la entidad encargada de la administración del la obra, para efectos de su recaudo, el cual deberá realizarse juntamente con las cuotas de amortización de la obra, mientras esta esté pendiente. 

  


Artículo 44. Los representantes de Instituto Nacional de Fomento d Aprovechamiento de Aguas y Fomento Eléctrico en las juntas especiales de cada una de las obras o los que nombre el gobierno en el caso del artículo 39, 

  

Parágrafo 1° tendrán periódicas reuniones, con el fin de coordinar la administración de las diferentes obras, de acuerdo con la reglamentación que dicte el Instituto. 

  


Artículo 45. El gobierno dictará las medidas pertinentes para crear un cuerpo especializado de la Policía Nacional que se encargue de la vigilancia de las obras y de hacer cumplir las normas y reglamentos que se dicten para su aprovechamiento y conservación, obrando en cada caso de acuerdo con las entidades encargadas de su estudio, construcción y explotación. 

  

IX. Adquisición de zonas requeridas para las obras, utilidad pública y explotación. 

  


Artículo 46. Declárese d utilidad pública e interés social, el estudio y construcción explotación y mejoramiento y ampliación de las obras d que trata este estatuto. 

  

En tal virtud, se podrá proceder a instaurar los juicios d explotación a que haya lugar, para la adquisición de los bienes y derechos que sean necesarios para los fines indicados, cuando el arreglo directo con los interesados no fuere posible, siguiendo para ellos el procedimiento civil ordinario. 

  


Artículo 47. La declaración de utilidad pública d que trata el artículo anterior se extiende a las zonas de terreno que sean necesarias para la apertura de carreteras, caminos y vías d comunicación en general, imposición de servidumbre como la de acueducto y canalizaciones eléctricas y toda clase de trabajos y construcciones para el aprovechamiento, explotación, uso, etc., de las obras referidas. 

  


Artículo 48. Si la demandas de explotación que se promuevan como consecuencia de este decreto, comprenden dos o más fincas dentro del área general que se trata de explotar, se dirigirán contra los demandados en conjunto, contra varios de ellos o contra cada uno separadamente, a elección del demandante. 

  


Artículo 49. En la demanda que se presente solicitando la expropiación, además delos elementos que exige el artículo 852 del Código Judicial, se determinará el bien o bienes que se pretende expropiar, con la claridad por su ubicación, linderos y cabida aproximada, se acompañará un plano de ella, explicando, que se persigue la expropiación solamente de una parte de la finca o de toda ella; se hará la designación del perito que corresponde nombrar al demandante y se acompañará el correspondiente certificado del Registrador d Instrumentos Públicos y Privados. 

  


Artículo 50. Si no fuere posible acompañar el certificado de Registrador de Instrumentos Públicos y Privados del lugar de ubicación del inmueble para acreditar la propiedad y libertad del mismo, la demanda se presentará contra el poseedor y la expropiación se efectuará sobre los derechos que tenga el demandado en el bien requerido por el demandante. 

  

En caso de propietarios o poseedores inciertos se seguirá el procedimiento previsto en el artículo 855 del Código Judicial. 

  


Artículo 51. A la demanda de expropiación por causa de utilidad pública, puede acompañarse el precio de lo que ha de expropiarse, estimado su avalúo de acuerdo con la proporción que le corresponde en el Catastro, más un veinte por ciento del valor y si así lo hiciere el demandante, en el primer auto que dicte el Juez, que deberá expedirse dentro de los diez días posteriores a la presentación de la demanda, decretará la expropiación si fuere el caso, ordenará la entrega al demandado del precio y de un veinte por ciento dispondrá que el demandante entre inmediatamente en posesión d lo expropiado. El demandado se obligará, en una diligencia, a devolver lo que se le hubiere dado de más, si del posterior avalúo así resultar. Si el demandado no recibiere la cantidad correspondiente, según lo dicho, el Juez la depositará en un banco. 

  

Si el demandante no pudiere estimar el avalúo tal como queda indicado, el Juez ordenará verificar uno provisional por peritos, dentro del los cinco días siguientes a la presentación de la demanda y consignado su valor decretará la entrega de lo expropiado, en la forma prevista. 

  


Artículo 52. Presentada la demanda, el Juez librará despacho al respectivo Registrador de Instrumentos Públicos y Privados, a fin de que se abstenga de registrar cualquier acto que varíe, cambie, grave o limite el dominio de bien o bienes especificados en la respectiva demanda. 

  


Artículo 53. El auto que se dicte de acuerdo con el artículo 51 de este decreto, se notificará a los propietarios de la finca o fincas que van a expropiarse y a los demás damnificados, personalmente si tuvieren su residencia en el lugar en que está radicado el juicio. En el caso de que no tengan residencia fija o la tengan en lugar distinto, o no fueren encontrados, la notificación se hará por medio de un edicto que se publicará por tres veces en el periódico oficial del respectivo Departamento. 

  


Artículo 54. En el auto de que trata el artículo 51 de este decreto, se dispone el avalúo de la indemnización y en el acto de la notificación o dentro del los tres días siguientes, la parte demandada nombrará su perito. Si son varios los demandados y no se acordaren en la designación de un mismo perito, el Juez hará el nombramiento el día siguiente de vencerse el término señalado en el presente artículo y de igual modo procederá si uno o varios de los demandados eligieren perito y otro u otros se abstuvieren de hacerlo. 

  


Artículo 55. Para determinar el precio de lo expropiado, los peritos tendrán en cuenta únicamente el valor de los fondos o zonas de terrenos expropiados, pero sin tener en consideración la valorización producida por el proyecto o obra misma y se indemnizarán, además, los perjuicios inmediatos que se ocasionen a los interesados, y entendiéndose por tales los perjuicios efectivos y actuales por razón de la obra y no los futuros hipotéticos. 

  


Artículo 56. Los peritos dispondrán para rendir su concepto del término de cinco días, que a petición de ellos puede ser ampliado por diez días más, en los casos en que esta adición se justifique plenamente. 

  


Artículo 57. Cuando hubiere discrepancia en el concepto del los dos avaluadores sobre el monto de la indemnización debida a los expropiados, se procederá al nombramiento de un tercer perito que será designado por acuerdo entre los dos primeros, dentro delos tres días siguientes al vencimiento que tienen para rendir su dictamen y si ese acuerdo no fuere posible, lo nombrará el juez dentro de los tres días siguientes al vencimiento del termino anterior. 

  


Artículo 58. En todos los caso de este decreto, las designaciones de peritos deben recaer precisamente en personas que hagan parte del cuerpo oficial de expertos avaluadores de que trata el artículo 31 de la ley 63 de 1.936, sin que sea requisito indispensable que pertenezcan a la lista dl Circuito en donde se adelanta el juicio. Si los nombrados nos cumplen con lo de su cargo dentro de los términos aquí fijados serán excluidos de la lista respectiva de aquel cuerpo por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, bastando para ello el solo informe del juez de la causa. Se entiend3e lo anterior sin perjuicio de que el juez pueda reemplazar los peritos y hacer uso delos apremios legales, para obligarlos a llenar su cometido, según las legales generales. 

  


Artículo 59. Hecho y comprobado el avalúo y consignado el precio en el juzgado, lo cual debe hacerse dentro del término máximo de veinte días , el Juez dictará sentencia de adjudicación de bienes a favor del demandante, ordenando en ella la entrega, si ésta no se hubiere verificado con anterioridad. Con respecto al pago del precio en ella, decretará lo pertinente d conformidad con el artículo 859 del Código Judicial. 

  


Artículo 60. Ejecutad a la sentencia, tanto el demandado demandados, en su caso, como el actor, en el suyo, quedan con el derecho de objetar el avalúo por dolo, por error en las mensuras o por notorio y grave error en el cálculo d la indemnización, objeciones que deben hacerse ante el mismo Juez y por medio de demanda ordinaria promovida dentro de quince días de ejecutoriada la sentencia. 

  

Si la sentencia en el juicio ordinario de que trata este trata este artículo variare en más o en menos el avalúo anterior, el demandante, en el primer caso, pagará al propietario la diferencia, y el segundo, este hará el reembolso correspondiente. 

  


Artículo 61. Si antes se registrase la demanda, en cumplimiento del artículo 52 de este Decreto, el demandante o demandados enajenaren su propiedad, la parte afectada por la expropiación, el juicio se seguirá con los nuevos adquirientes, quien tomarán dicho juicio en el caso en que se encuentre. 

  

Si se constituyesen gravámenes u otros derechos reales, el juicio se entenderá también contra los respectivos titulares. 

  


Artículo 62. La sentencia de los autos interlocutorios dictados en este juicio son apelables por el demandante, en el efecto que designe y por el demandado solo en el devolutivo. 

  


Artículo 63. Serán competentes para conocer en primera instancia de los juicios d expropiación que se promuevan como consecuencia de este decreto, los Jueces del Circuito del lugar donde se encuentran situados total o parcialmente los bienes cuya expropiación se persigue, aun cuando en ello tenga interés la Nación o un Departamento y en segunda instancia los tribunales del Distrito respectivo . 

  

X. Disposiciones varias. 

  


Artículo 64. Respecto dela obras actualmente en ejecución, serán aplicables las disposiciones del presente decreto para los efectos futuros, tales como reembolso, administración expropiaciones, etc. Al efecto se complementarán los estudios en la forma prevista en este estatuto. 

  

Si de tales estudios resultare que la obra no es reembolsable total o parcialmente, el sobrecosto lo asumirá el Estado. 

  


Artículo 65. Cuando se trate de obras que se refieran a pequeñas cantidades d agua para pequeños aprovechamientos, que no hagan indispensables estudios técnicos tan detallados como los previstos en el presente decreto, deberá comprobarse, la conveniencia del proyecto, el costo y financiación del mismo y la racional utilización dela tierra para obtener la autorización d que trata el artículo 6° de este estatuto. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 29 de abril de 1.952. 

  

ROBERTO URDANETA ARBELÁEZ. 

  

El Ministro de Gobierno, Luis Ignacio Andrade-El Ministro de Relaciones Exteriores, Gonzalo Restrepo Jaramillo-El Ministro de Justicia, Juan Uribe Holguín-El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Antonio Álvarez Restrepo-El Ministro de Guerra, José MaríaBernal-El ministro de Agricultura y Ganadería, Camilo J. Cabal-El Ministro de Fomento, encargado del Ministerio de Minas y Petróleos, Carlos Villaveces-El Ministro de Educación Nacional, Rafael Azula Barrera-El Ministro de Correos y Telégrafos, CarlosEcheverri Cortés-El Ministro de Obras públicas, Jorge Leyva