DECRETO6171915191503 script var date = new Date(31/03/1915); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LI. N. 15463. 12, ABRIL, 1915. PÁG. 6.MINISTERIO DEL TESOROPor el cual se adiciona el marcado con el número 161 del presente añoVigentefalsefalseHacienda y Crédito PúblicofalseDECRETO ORDINARIO12/04/191512/04/1915154638306

DIARIO OFICIAL. AÑO LI. N. 15463. 12, ABRIL, 1915. PÁG. 6.

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

DECRETO 617 DE 1915

(marzo 31)

Por el cual se adiciona el marcado con el número 161 del presente año

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia

  

en uso de las facultades extraordinarias que lo confiere la Ley 126 de 1914, 

  

decreta: 

  


Artículo 1.° Las guías de que trata el artículo 14 del Decreto 161 de 1915 sólo serán necesarias para el transporte de artículos gravados con impuestos de consumo, cuando se refiera a cantidades mayores de cinco kilogramos, de cada artículo, o cuando siendo menor de esa cantidad, vayan empacados en bultos cerrados, de tal modo que no sea fácil verificar en las Aduanillas y en las Recaudaciones o Colecturías de Hacienda del tránsito que los artículos que se transportan están debidamente estampillados. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Afecta la vigencia de: [Mostrar]



Artículo 2.° Las estampillas especiales de consumo no son especies destinadas al comercio libre; su venta sólo puede hacerse por los empleados designados por el Gobierno en la forma indicada en el artículo 17 del Decreto 161, y no pueden circular en forma distinta de la de estar adheridas a los artículos que se han de dar al expendio, como comprobante de haber sido cubierto el impuesto correspondiente. En consecuencia todo tenedor de tales estampillas que no las tenga adheridas a artículos gravados con impuestos de consumo será considerado como defraudador de la renta, y quedará sometido a las penas señaladas en el artículo 26 del Decreto 161 del presente año, para los que usaren indebidamente estampillas de la Litografía Nacional, y si el tenedor comprobaré que las estampillas las adquirió por compra a otra persona, el vendedor incurrirá en las mismas penas señaladas en este artículo. 

  


Artículo 3.° Las estampillas de consumo deben quedar adheridas a los artículos dentro de un término máximum de cuarenta y ocho horas después de haber salido de la Oficina de Hacienda que las haya vendido. La demora hará incurrir al empleado o comerciante responsable, o a ambos, si la responsabilidad fuere de los dos, en una mulla de $ 1 por cada día de demora. La multa se cubrirá en estampillas de timbre nacional, que se adherirán por el interesado y se anularán por el empleado que la imponga, al ejemplar de la resolución que debe enviarse al Ministerio del Tesoro. 

  


Artículo 4.° Cada estampilla de consumo debe quedar adherida totalmente al respectivo artículo, de modo que no pueda desprenderse para usarla de nuevo. Las que no se encuentren en estas condiciones se harán adherir bien, y el tenedor del artículo será penado, por la primera vez, con una mu1ta igual al valor de las estampillas mal adheridas, y con el decomiso del artículo en caso de reincidencia. 

  


Artículo 5.° Es prohibido a Los particulares el uso de fajas o estampillas adheridas a los empaques o envases de artículos gravados con impuestos de consumo, que en cualquier forma puedan tener semejanza en sus dimensiones y apariencia a las estampillas de consumo. Los contraventores a esta disposición serán castigados con las mismas penas que se señalan en .el artículo 26 del Decreto 161 del corriente año a los falsificadores de estampillas. 

  

Parágrafo. Exceptúanse de esta prohibición las fajas o estampillas que tengan adheridas los artículos provenientes de impuestos en los países de donde se importen o de patentes o marcas registradas. 

  


Artículo 6.° Además de las estampillas enumeradas en el artículo 4.° del Decreto 161 del corriente año, se harán con las mismas dimensiones las siguientes: 

  

De a 3 centavos, en color negro. 

  

De a 40 centavos, en color verde. 

  

De a 60 centavos, en color azul. 

  

Podrán usarse estampillas especiales de 30 milímetros de largo por 10 de ancho para la perfumería o para otra clase de artículos que por sus condiciones lo exijan y los distintos precios de ellas se distinguirán con los mismos colores que las otras estampillas de consumo. 

  


Artículo 7.° Cuando hayan de transportarse materias primas destinadas a ser modificadas o a fabricaciones especiales, o artículos que se han de dar al consumo en forma distinta de la en que fueron importados, del lugar a que primitivamente fueron destinados a otros, y que estén en las condiciones del artículo 12 del Decreto 161 de 1915, podrán los Inspectores Seccionales permitir el transporte en la forma en que hayan sido importados, previo el pago provisional del impuesto que corresponde al peso bruto de la materia prima. En ese caso deben transportarse provistos de una guía especial, en que se especifique, además de los otros datos comunes a las otras guías, las condiciones en que se permite el transporte. Las estampillas correspondientes al valor del impuesto serán enviadas por el Administrador al Colector o Recaudador de Hacienda del lugar del destino por el primer correo inmediato al recibo del valor, para que éste las tenga como partes de las que deban ser adheridas a los artículos en la forma en que hayan de darse al consumo. Mientras las materias primas se transforman en el lugar adonde se hayan destinado, quedarán en las condiciones establecidas en el artículo 12 del Decreto citado. Los empleados de Hacienda que dejaren de hacer oportunamente el envío de las estampillas, incurrirán en una multa de $ 1 por cada día de mora. 

  


Artículo 8.° Los Inspectores Seccionales sólo podrán autorizar la venta de estampillas de consumo para artículos importados cuando éstas hayan de ser destinadas a ser adheridas a productos que hayan sido introducidos legalmente por las Aduanas. En consecuencia los Inspectoras Seccionales deberán exigir la presentación de los comprobantes del pago de los derechos de importación respetivos, cuando se trate de artículos que no estén protegidos por la guía de tránsito correspondiente. 

  

La falta de comprobante de que los artículos son productos nacionalizados hará que se consideren como de contrabando y queden sometidos al decomiso, de conformidad por lo dispuesto en el artículo 15 del Decreto 161 de 1915. 

  


Artículo 9.° Los Administradores de Aduana y los Agentes Postales o Administradores de Correos tienten la obligación de hacer revisar minuciosamente si entre las mercancías que se importan, por sus respectivas oficinas hay artículos gravados con impuestos de consumo que no hayan sido declarados por los importadores, de acuerdo con el artículo 7.° del Decreto 161 de 1915, v deberán notificar a los introductores que hayan dejado de cumplir esa formalidad, para que la llenen. La multa que por esta omisión deberán pagar los introductores será el doble de la que señala el artículo 7.° del Decreto mencionado. 

  


Artículo 10. Los Administradores de Aduana, Agentes Postales y Ad-ministradores de Correos que, por omisión en cualquier forma, dejaren introducir al país artículos gravados con impuestos de consumo sin que se llenen las formalidades que se señalan por el Decreto 161 de 1915, incurrirán en una multa de $ 5 a $ 50, que cubrirán en estampillas de timbre nacional que se adherirán al ejemplar de la resolución por la cual se imponga la multa. 

  


Artículo 11. Son aplicables a las multas que se señalan en este Decreto las disposiciones del artículo 16 del Decreto 161 de 1915. 

  


Artículo 12. Los fraudes y contrabandos en cualquier forma a los impuestos de consumo quedarán sometidos a las disposiciones del Código Fiscal. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 31 de marzo de 1915. 

  

JOSE VICENTE CONCHA 

  

El Ministro del Tesoro, 

  

jorge VELEZ