DECRETO1611915191501 script var date = new Date(29/01/1915); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LI. N. 15407. 2, FEBRERO, 1915. PÁG. 3.MINISTERIO DEL TESOROPor el cual se grava el consumo de algunos artículos, en desarrollo de la Ley 126 de 1914VigentefalsefalseHacienda y Crédito PúblicofalseDECRETO ORDINARIO02/02/191502/02/1915154072033

DIARIO OFICIAL. AÑO LI. N. 15407. 2, FEBRERO, 1915. PÁG. 3.

ÍNDICE [Mostrar]

RESUMEN DE MODIFICACIONES [Mostrar]

DECRETO 161 DE 1915

(enero 29)

Por el cual se grava el consumo de algunos artículos, en desarrollo de la Ley 126 de 1914

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de las facultades extraordinarias que le concede la Ley 126 de 1914, 

  

DECRETA: 

  

CAPITULO I

Disposiciones preliminares.


Artículo 1°. La organización de los impuestos de consumo que se establecen por el presente Decreto estará a cargo del Ministerio del Tesoro. Para tal efecto habrá en este Ministerio una Sección denominada Inspección Central de Impuestos de Consumo, compuesta de un Inspector, de un Contador, dos Oficiales Escribientes y un Portero Escribiente. 

  


Artículo 2°. La recaudación de estos impuestos estará en cada Departamento, Intendencia o Comisaría a cargo de la Administración de Hacienda Nacional respectiva. En cada uno de los Departamentos habrá una Inspección Seccional de Impuestos de Consumo, dependiente de la Inspección Central y adscrita a la respectiva Administración de Hacienda, compuesta de un Inspector, un Contador, un Portero Escribiente y tres Guardas. 

  

Podrán crearse Subinspecciones Provinciales o Municipales en centros comerciales importantes donde llegare a ser necesario. 

  

CAPITULO II

Tarifa.


Artículo 3º. Grávase el consumo de los artículos que en seguida se expresa con los siguientes impuestos: 

  

a) Dos centavos por cada paquete, caja o cualquiera otra clase de empaque que contenga cigarrillos de procedencia extranjera, o elaborados en el país con picadura de tabaco extranjero, que no pese más de treinta gramos, y un centavo más por cada quince gramos o fracción de exceso en el peso sobre los primeros treinta gramos. 

  

b) Ochenta centavos por cada kilogramo de tabaco en rama o para mascar o picadura de tabaco extranjero, que se dé a la venta para mascar, para pipas o en cualquiera otra forma. 

  

c) Un peso por cada kilogramo de cigarros de procedencia extranjera o fabricados en el país con tabaco extranjero. 

  

d) Diez centavos por cada botella, frasco o cualquier otra clase de envase, con peso no mayor de doscientos gramos, que contenga brandy, whisky, pousse- café, ginebra, ron o cualquiera otra clase de licor destilado extranjero de más de veintidós grados centesimales de alcohol, y diez centavos más por cada doscientos gramos o fracción de exceso en el peso sobre los primeros doscientos gramos. 

  

e) Dos centavos por cada kilogramo de peso, inclusive el envase, de vinos tintos o blancos de procedencia extranjera que no tengan más de quince gramos centesimales de alcohol, en pipas, barriles, canecas o damajuanas, o de levadura de cerveza, y el mosto de cebada u otra materia fermentada para hacer cerveza. 

  

f) Cinco centavos por cada kilogramo de peso, inclusive el envase, de vinos tintos y blancos de procedencia extranjera en los envases designados en el inciso anterior, que tengan más de quince grados centesimales de alcohol, sin exceder de veintidós, y de vinos tintos generosos, como Oporto, Moscatel, Málaga, Jerez, Vermouth, San Rafael, Bagnols y otros vinos semejantes, en pipas, barriles, canecas, damajuanas, garrafones o botellas comunes, y de cervezas de procedencia extranjera. 

  

g) Diez centavos por cada kilogramo de peso, inclusive el envase, de vinos tintos espumosos de procedencia extranjera, que no tengan más de veintidós grados centesimales de alcohol en botellas, frascos o cualquiera otro envase, o de cervezas- de jengibre, sidra y demás bebidas fermentadas similares. 

  

h) Veinte centavos por cada kilogramo de peso, inclusive envase, de vinos espumosos blancos y amarillos de procedencia extranjera, que no tengan más de veintidós grados centesimales de alcohol, en botellas, frascos o cualquier otro envase. 

  

i) Un peso por cada kilogramo de peso, inclusive el envase, de vino de Champagne. 

  

j) Cincuenta centavos por cada kilogramo de alcoholes perfumados, de fabricación nacional o extranjera, como agua divina, de Florida, Kananga, Génova, Bay-rum, lavanda o cualquiera otra clase de líquidos, pastas, cosméticos, dentífricos, polvos o agua de tocador cuyo precio al detall (sic) no exceda de diez pesos el kilogramo, comprendiendo en dicho precio y peso el envase. 

  

k) Dos pesos cincuenta centavos por cada kilogramo, inclusive el envase, de perfumería de fabricación nacional o extranjera cuyo precio de venta al detall (sic) exceda de diez peso, sin pasar de cincuenta pesos el kilogramo, excepto los jabones enumerados en la vigésimasegunda agrupación de la Tarifa de Aduanas. 

  

l) Cinco pesos por cada kilogramo de perfumería, de fabricación nacional o extranjera, inclusive envase, cuyo precio de venta al detall (sic) exceda de cincuenta pesos el kilogramo, excepto los jabones enumerados en la vigésimasegunda agrupación de la Tarifa de Aduanas. 

  

m) Veinte centavos por cada baraja de fabricación nacional o extranjera que no exceda de cincuenta y dos cartas; cualquier excedente se reputará como una baraja para los efectos del impuesto. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]

CAPITULO III

Método de recaudación.


Artículo 4°. La recaudación de estos impuestos se hará por medio de estampillas especiales, que tendrán ciento cuarenta y cinco milímetros de largo por veinte milímetros de ancho, y que llevarán grabado en un extremo el escudo nacional; en el otro, en números, el valor, y en el centro esta leyenda: República de Colombia, debajo de la cual llevará impreso, en letras más pequeñas, esta otra: Impuestos de consumo. Tales estampillas serán de distintos precios, distinguidas con los siguientes colores: 

  

De un centavo, en color verde. 

  

De dos centavos, en color azul. 

  

De cinco centavos, en color rojo. 

  

De diez centavos, en color violeta. 

  

De veinte centavos, en color gris. 

  

De cincuenta centavos, en color carmelita. 

  

De un peso, en color amarillo anaranjado. 

  


Artículo 5°. Las estampillas que correspondan al impuesto se adherirán a la tapa de la botella, frasco, caja, paquete o cualquiera otra clase de empaque o envase, o cubriendo el paquete en su mayor parte, de modo que sea menester inutilizar la estampilla para abrirlos. Toda estampilla adherida a artículos gravados con impuestos de consumo se anulará con sellos especiales de veinticinco milímetros de diámetro, que tendrán la siguiente leyenda: República de Colombia, Impuestos de consumo, y el nombre del lugar en que se ha recaudado el impuesto. 

  

CAPITULO IV

Existencias actuales.


Artículo 6°. Todo dueño o tenedor en la actualidad de existencia de artículos de los gravados por el presente Decreto, tiene la obligación de hacer por escrito una declaración por duplicado ante el Administrador de Hacienda de la capital del respectivo Departamento, Intendencia o Comisaría, antes del 15 de febrero próximo, en que conste: la cantidad, clase de envase y de artículos, peso y marca de bultos, si fuere el caso. Los bultos, si no se pagare el impuesto inmediatamente, se depositarán en la respectiva Administración de Hacienda, de donde sólo serán entregados, total o parcialmente, mediante el pago de los impuestos y después de haber sido estampillados, los artículos de acuerdo con las disposiciones de este Decreto. Si hubiere de pagarse inmediatamente el impuesto de todo o parte de las existencias, se estampillarán aquellas por las cuales se pague en el mismo lugar en que se hallen. 

  

La declaración y la verificación de las existencias que se encuentren fuera del lugar de la residencia de los Administradores de Hacienda, podrán éstos disponer que se lleve a cabo por conducto de los empleados de la Administración, o de la Inspección Seccional, o de algún empleado de Hacienda departamental o municipal. 

  

Parágrafo. La contravención a o (sic) dispuesto en el presente artículo hará que se consideren los artículos como contrabando, y que queden por consiguiente sometidos a lo prescrito en este Decreto, para el caso. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]

CAPITULO V


Artículo 7º. Los importadores de artículos gravados con impuestos de consumo harán una declaración por escrito a la Administración de Aduana la respectiva dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la en que se haya efectuado la introducción, en que conste el lugar a donde los destinen, el nombre del buque y la fecha de entrada, las marcas, números, cantidad y clase de bultos, contenido y peso detallado por bultos. Esta declaración se hará por triplicado, y cada ejemplar llevará una estampilla de timbre nacional de diez centavos. 

  

El Administrador de la Aduana pondrá a la declaración una nota al pie, en que conste la fecha de recibo y el número de orden que le corresponda. De los tres ejemplares de la declaración, uno quedará en la Aduana, para conservarlo allí, y los otros dos los remitirá por el correo inmediato, uno al Ministerio del Tesoro, y otro al Administrador de Hacienda del Departamento, Intendencia o Comisaría, adonde estén destinados los artículos. 

  

La demora en presentar la declaración hará incurrir al introductor, o a quien lo represente, en una multa de un peso diario, que se pagará en estampillas de timbre nacional, que se adherirán y anularán por el Administrador de la Aduana al ejemplar que se debe enviar al Ministerio del Tesoro, dejando constancia del hecho en la nota de anulación. 

  


Artículo 8°. Los artículos gravados con impuestos de consumo, que se destinen a lugares distintos del en que está la Aduana, quedarán depositados en los almacenes de ésta, hasta el día en que hayan de seguir para su destino; pero si permanecieren allí más de treinta días, después del reconocimiento, el introductor pagará como almacenaje veinticinco centavos diarios por cada mil kilogramos de peso, pago que hará en estampillas de timbre nacional, que adherirá el interesado y anulará el Administrador de la Aduana en el ejemplar de la guía de tránsito, que se debe enviar al Ministerio del Tesoro. 

  


Artículo 9°. Los artículos gravados con impuestos de consumo, que se transporten del puerto de introducción al lugar a que se hayan destinado, irán provistos de una guía de tránsito, que expedirá el Administrador de la Aduana respectiva, por cuadruplicado, guía en que conste el nombre del buque y la fecha de introducción, las marcas, números, cantidad y clase de bultos, contenido y peso detallado por bultos. Las guías de tránsito llevarán el mismo número de orden de la declaración de destino que haya hecho el introductor, y de los cuatro ejemplares se destinarán: uno para enviarlo por el primer correo inmediato a la expedición, al Ministerio del Tesoro; uno que se enviará también por el correo inmediato, al Administrador de Hacienda respectivo; uno que conservará la Aduana, y uno que se entregará al interesado, para que lo envíe anexo al conocimiento de embarque, carta deporte, o carta de remesa que constituye el contrato de transporte. Los bultos llevarán adheridos un tiquete impreso, en caracteres rojos, que diga: Tránsito, y que llevará el sello de la Aduana respectiva. 

  

La demora en la remisión de la guía al Ministerio del Tesoro y a la Administración de Hacienda respectiva, después de la salida del primer correo siguiente a la expedición de los artículos, hará incurrir al Administrador de la Aduana en una multa de un peso por cada día de demora, que se cubrirá en estampillas de timbre nacional, que se adherirán a la guía que debe enviar al Ministerio del Tesoro, y se anularán, dejando en ellas la correspondiente constancia. 

  


Artículo 10. Los remitentes de carga que contenga artículos gravados con impuestos de consumo, deberán dejar constancia expresa en el conocimiento de embarque, carta o porte o boleta de remesa del contenido de los bultos, y deben entregar al porteador, para que los anexe al ejemplar del documento de embarque que corresponde al vehículo que transporta la carga; la guía de tránsito que debe tener en su poder el Contador o conductor del vehículo la entregará junto con los bultos al consignatario. Los porteadores de carga que transporten bultos, sin percibir la guía correspondiente, incurrirán en una multa de cinco a veinte pesos por cada infracción. 

  


Artículo 11. Al llegar a su destino los bultos que contengan artículos gravados con impuestos de consumo, el destinatario dará aviso por escrito al Administrador de Hacienda respectivo, y acompañará la guía de tránsito correspondiente; de este aviso, que se dará por cuadruplicado, se enviará un ejemplar al Ministerio del Tesoro. Los bultos se depositarán en la Administración de Hacienda respectiva, en donde sólo serán entregados, total o parcialmente, mediante el pago del impuesto respectivo, y después de haber sido estampillados de acuerdo con las disposiciones de este Decreto. La demora de más de cuarenta y ocho horas en llenar esta formalidad, hará incurrir al interesado en una multa de un peso diario, que se cubrirá en estampillas de timbre nacional, que se adherirán al ejemplar que se envía al Ministerio del Tesoro, dejando constancia en la nota de anulación. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]

VI

Artículos fabricados en el país.


Artículo 12. Todo artículo de los gravados con impuestos de consumo, que se haya de dar al expendio en forma distinta de la en que fue importado, o que haya sufrido modificación, o que sea producto de fabricación especial, pagará el impuesto según la forma en que se dé al consumo. Los dueños de establecimientos en que se transformen o fabriquen tales artículos, podrán recibir las materias primas, previa la prestación de una fianza, en que se comprometan, dentro de un término prudencial, a hacer la declaración del caso, ante la respectiva Administración de Hacienda, de los artículos obtenidos de su industria, en que conste el peso, cantidad, clase de envase y de artículo, y precio al detall. (sic) 

  

VII

Disposiciones comunes a las existencias, los artículos importados y los fabricados.


Artículo 13. Los bultos que permanezcan más de diez días en los depósitos de las Administraciones de Hacienda, quedarán sujetos al pago de almacenaje, a razón de $3 mensuales por cada mil kilogramos de peso. 

  

Parágrafo 1° El almacenaje se pagará en estampillas de timbre nacional, que se adherirán y anularán al duplicado de recibo de los bultos que dé el interesado, y que ha de enviarse al Ministerio del Tesoro, dejando constancia del hecho en la nota de anulación. 

  

Parágrafo 2° Los tenedores de artículos gravados con impuestos de consumo, que tengan cantidades mayores de mil kilogramos, y deseen conservarlos en su poder, podrán depositarlos en almacenes propios, siempre que tales depósitos estén provistos de cerraduras triclaves, para que se conserve una llave por el Administrador de Hacienda, otra por el Inspector Seccional, y otra por el interesado. Podrán también conservarlos en su poder, previa la presentación de una fianza, a satisfacción del Administrador de Hacienda y del Inspector Seccional, para responder del pago oportuno de los impuestos y de las multas por contravenciones a las disposiciones de este Decreto. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 14. Los artículos gravados con impuestos de consumo, que se transporten de un lugar a otro de la República, llevarán adherido, en la parte exterior del bulto, un tiquete impreso en color azul, en que diga, en caracteres bien visibles: Consumo, que llevará el sello de la Oficina que lo expide, e irán provistos de una guía expedida por el Inspector Seccional del lugar de procedencia. La guía será recogida y cancelada por el Administrador de Hacienda del lugar del destino, y a falta de éste, por el Recaudador o Colector de Hacienda Nacional, departamental o municipal, y devuelta por el empleado que la anula, a la Administración de Hacienda que la expidió. De las guías que expidan las Administraciones de Hacienda darán aviso, por el primer correo, al empleado de Hacienda correspondiente del lugar del destino. El empleado que cancele la guía tiene derecho a un emolumento de cincuenta centavos, que pagará el interesado. La falta de guía si se refiere a artículos que tienen adheridas las estampillas correspondientes, hará incurrir al tenedor de los artículos y al portador de la carga en una multa de $0-50 a $10. Esta multa se cubrirá en estampillas de timbre nacional, que se adherirán al ejemplar de la Resolución por la cual se impuso la multa, que debe enviarse al Ministerio del Tesoro. Son aplicables al transporte de artículos que hayan pagado los impuestos de consumo, todas las prescripciones del artículo 9°. 

  


TEXTO CORRESPONDIENTE A [Mostrar]


Artículo 15. Todo artículo sujeto a gravamen de impuestos de consumo, que se encuentre fuera de las condiciones estipuladas para el tránsito o depósito destinado al consumo, y sin tener adheridas las estampillas de timbre correspondientes, será considerado como de contrabando, y, de consiguiente, será decomisado y vendido en pública subasta, en el lugar que designe el Ministerio del Tesoro. Del producto de la venta se deducirá: 

  

1° Los gastos de aprehensión y traslación de los bultos, y los que ocasione la venta en subasta pública. 

  

2° El valor de los impuestos de consumo defraudados, que se invertirá en estampillas que se adherirán a los artículos, en la forma en que se especifica en este Decreto. 

  

3° El valor de los derechos de importación que han debido pagar, si no se comprobare que fueron cubiertos. Este valor se remitirá a la tesorería General de la República; como reembolso del impuesto defraudado al Fisco. 

  

4° El 20 por 100 del remanente, deducidas las sumas anteriores, que se distribuirá entre los empleados de la Oficina recaudadora y de la Inspección Seccional que hayan aprehendido el contrabando, proporcionalmente a los sueldos de que gocen; y 

  

5° El excedente corresponderá al Fisco, o se distribuirá por partes iguales entre éste y el denunciante, si la aprehensión hubiere procedido de denuncio de algún particular o de un empleado de Hacienda, o Jefe de Aduanilla, departamental o municipal. 

  


Artículo 16. Las multas señaladas en este Decreto se conmutarán por arresto, a razón de un día por cada peso o fracción de peso, si el infractor se negare a cubrirla, pero en ningún caso el arresto podrá ser mayor de seis meses. 

  

VIII

Atribuciones de los Inspectores.


Artículo 17. El Inspector Central de impuestos de consumo y los Inspectores Secciónales no son Recaudadores. El expendio de las estampillas especiales estará a cargo de las Administraciones de Hacienda, pero la venta de éstas sólo se hará por orden, o con conocimiento del respectivo Inspector Seccional. 

  


Artículo 18. La Inspección Central llevará, en libros auxiliares, cuenta general a cada una las Inspecciones Seccionales, en que consten los impuestos recaudados, los almacenajes cobrados, las multas impuestas y los contrabandos aprehendidos, procurando establecer la mayor claridad, para la confrontación y comprobación de las operaciones de cada Inspección Seccional. 

  


Artículo 19. Los Inspectores Secciónales prestarán una fianza por la cuantía que se señale por el Ministerio del Tesoro, y a satisfacción de ese Ministerio, para responder del valor de principal y gastos y del impuesto correspondiente a los artículos que puedan quedar bajo su custodia en los depósitos oficiales. 

  


Artículo 20. Los Inspectores Seccionales llevarán en libros auxiliares: 

  

a) Cuenta de las entradas y salidas de artículos de los depósitos oficiales, en los de particulares, y en los garantizados con fianza, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 10. 

  

b) Cuenta pormenorizada de los multas impuestos que se y recauden. 

  

c) Cuenta detallada de los almacenajes que se cobren. 

  

d) Cuenta pormenorizada de las multas impuestas y recaudadas. 

  

e) Cuenta pormenorizada de los contrabandos aprehendidos, su producto y su distribución. 

  


Artículo 21. Los Inspectores Seccionales darán recibos a los dueños de artículos gravados con impuestos de consumo, de los bultos que reciban en depósito, y lo exigirán de ellos por los que les entreguen; de ambos se extenderá un duplicado que se remitirá al Ministerio del Tesoro. Estos recibos los expedirán sobre esqueletos que estarán en libros talonarios numerados, y llevarán cuenta de las entradas y salidas de bultos de cada depositante. 

  


Artículo 22. Los Inspectores Secciónales pasarán una vez al mes, o cuando se les ordene expresamente por el Administrador de Hacienda respectivo o por el Ministerio del Tesoro, una visita a los expendedores de artículos gravados con impuestos de consumo, con el fin de verificar existencias y de inspeccionar si están éstas garantizadas con fianza de depósito o si han pagado los impuestos correspondientes. Estas visitas las practicarán personalmente o comisionando a alguno de los empleados superiores cuando las atenciones del servicio se lo impidan. 

  


Artículo 23. Las atribuciones señaladas en este Decreto a los Inspectores Seccionales las ejercerán en las Intendencias y Comisarías los mismos Administradores de Hacienda. 

  


Artículo 24. En las visitas que tengan que practicar los empleados fuera del lugar de residencia, serán por cuenta de la Nación los gastos de traslación del empleado o empleados que hayan de practicarla. 

  

CAPITULO IX

Disposiciones varias.


Artículo 25. Los Gobernadores de los Departamentos, en su calidad de Agentes del Poder Ejecutivo Nacional, y los Intendentes y Comisarios, darán las órdenes necesarias a fin de que los empleados de Hacienda, Recaudadores y Jefes de Aduanillas Departamentales o Municipales coadyuven a la declaración de las existencias por sus dueños y a la fiscalización de la recaudación de la renta y persecución del contrabando. 

  


Artículo 26. Los que falsifiquen estampillas, o las introduzcan falsificadas, o contribuyan a sabiendas a la introducción de ellas, o las expendieren, sufrirán las penas señaladas en los artículos 353, 354 y 355 del Código Penal. Los que sustrajeren estampillas de la Litografía Nacional o usaren indebidamente de las fabricadas en ella sin que hayan sido emitidas legalmente sufrirán la mitad de la pena señalada en el artículo 353 del mismo Código. 

  


Artículo 27. Los Visitadores Fiscales, además de las visitas que deben practicar en las Administraciones de Hacienda Nacional, deben también practicarlas en las Inspecciones Secciónales, y en ellas revisarán los libros de cuentas, verificarán las existencias de artículos en los almacenes oficiales y en los de los particulares, que contienen artículos en depósitos, y de las diligencias que extiendan pasarán una copia al Ministerio del Tesoro. 

  


Artículo 28. Por el Ministerio del Tesoro se dictarán todas las medidas de reglamentación interna de las Oficinas encargadas de la Administración de estos impuestos, se harán fabricar las estampillas de que trata este Decreto, y se proveerá a las Administraciones de Hacienda de las cantidades que éstas necesiten. 

  

También se proveerá por el mismo Ministerio a las Inspecciones de los libros, esqueletos de recibos, de guías y cualquier otro que necesiten para la organización de esta renta. 

  


Artículo 29. Por decreto especial se abrirán los créditos extraordinarios al Presupuesto de gastos que sean necesarios para la cumplida ejecución de las disposiciones de este Decreto. 

  


Artículo 30. Los Gobernadores de los Departamentos harán publicar por bando el presente Decreto, a la mayor brevedad posible, en todos los Municipios que están bajo su jurisdicción. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 29 de enero de 1915. 

  

JOSE VICENTE CONCHA 

  

El Ministro del Tesoro, 

  

JORGE VELEZ