DECRETO551941194101 script var date = new Date(18/01/1941); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXXVI. N. 24568. 22, ENERO, 1941. PÁG. 7.MINISTERIO DE GUERRAPor el cual se dictan algunas disposiciones sobre infractores al servicio militarVigentefalsefalseDefensa NacionalfalseDECRETO ORDINARIO22/01/194122/01/1941245682237

DIARIO OFICIAL. AÑO LXXVI. N. 24568. 22, ENERO, 1941. PÁG. 7.

DECRETO 55 DE 1941

(enero 18)

Por el cual se dictan algunas disposiciones sobre infractores al servicio militar

ESTADO DE VIGENCIA: Vigente [Mostrar]

Subtipo: DECRETO ORDINARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, y 

  

Considerando: 

  

Que es preciso coordinar los medios de acción a fin de que todos los factores económicos y sociales, en cuanto puedan ser útiles y aprovechables, estén vinculados al Ejército y se pongan al servicio de la fuerza defensiva del país, dentro de los fundamentos de su estructura democrática; 

  

Que la "Cuota de Defensa Nacional" de que trata el artículo 26 del Decreto legislativo número 2020 de 1927, la cual oscila entre cinco y cien pesos, se cobra como compensación, a los conscriptos que no resultan favorecidos en los sorteos reglamentarios para prestar servicio en las filas del Ejército; a los eximidos de entrar en sorteo por causales de familia o por desempeñar empleos de período fijo y de elección popular, y a los que tengan incapacidad física para el servicio personal bajo banderas; 

  

Que la "Prima de Exención" a que se refiere el artículo 27 del mismo Decreto, graduada de cincuenta a trescientos pesos y considerada en sus diversas modalidades como un sustituto del servicio activo, se acepta, en calidad de rescate, a los conscriptos obligados a ingresar a filas en virtud de sorteo, cuando hay suficiente personal apto física y legalmente; y se les exige, con carácter de sanción, a los infractores al servicio militar si no hay manera de acuartelarlos o cuando las necesidades del servicio no hacen precisa su incorporación; 

  

Que en toda la República hay un sinnúmero de infractores, muchos de los cuales son inhábiles físicamente para servir en las filas y al mismo tiempo carecen de capacidad contributiva, de donde resulta la imposibilidad de aprovechar sus servicios personales en las fuerzas militares o de hacerles efectiva la prima de exención. Hay otros muchos que, devengando bajo sueldos o salarios y teniendo a su cargo obligaciones forzosas de familia, quedan gravados en notoria desproporción con sus recursos económicos, lo que les dificulta ponerse a paz y salvo con el Fondo de Defensa Nacional y origina graves inconvenientes para las clases media y proletaria, que constituyen la gran mayoría del pueblo colombiano; 

  

Que razones técnicas, económicas y sociales, unidas a motivos de equidad y de utilidad práctica, imponen la necesidad de acabar con esta situación irregular e indican la conveniencia de adoptar un justo medio para clasificar a los infractores que tengan causales de exención definitivas o transitorias aún cuando no las hubieren hecho valer oportunamente, en forma que tienda a facilitarles el cumplimiento de su obligación militar a la vez que no los deje sin el castigo a que se hicieron acreedores; 

  

Que es necesario llenar los vacíos que dejaron los artículos 1º y 2º del Decreto número 53 de 1937, en lo relacionado con la fijación de períodos de edades para su aplicación, plazos para el pago y sanciones, a fin de unificar el procedimiento, evitar diversas interpretaciones y procurar que guarden la debida correspondencia y armonía con otras disposiciones legales, 

  

decreta: 

  


Artículo 1º. Los infractores al servicio militar, nacidos en el periodo de 1907 a 1918 inclusive, cuya situación no encaje en el artículo 1º del Decreto legislativo número 53 de 1937, deberán clasificarse para el pago de la Cuota de Defensa Nacional elevada al doble, o sea que, en lugar de Prima de Exención, tendrán como pena un recargo del ciento por cien (100%) sobre el valor de la clasificación que les correspondería si no hubiesen infringido los reglamentos, cuando prueben hallarse en uno de los siguientes casos: ser casados y hacer de vida conyugal; ser viudos con hijos menores para mantener; ser huérfanos de padre y atender con su trabajo a las necesidades de su madre y hermanos; velar por sus padres pobres e inválidos o mayores de sesenta años; tener varias personas a su cargo, o padecer de incapacidad física para el servicio personal en filas. Para el pago se concede un plazo de tres meses a partir de la notificación personal o por edicto, y al vencimiento de este término empezarán a cobrarse sobre el total de los intereses acostumbrados del uno por ciento (1%) mensual. 

  

Parágrafo. Se consideran dentro de la presente disposición aunque no se encuentren en uno de los casos anotados los infractores de las mismas edades, cuyo sueldo o renta no exceda de sesenta pesos ($60.00) mensuales o su jornal no pase de dos pesos ($2.00) diarios. Los demás infractores que carezcan de los motivos de excusa enumerados seguirán pagando la Prima de Exención, pero tendrán derecho a que se les permita hacerlo por quintas o por décimas partes de sus asignaciones mensuales, pudiendo disfrutar de un plazo de tres meses sin intereses, los cuales empezarán a cobrarse del cuarto mes en adelante al uno por ciento (1%) mensual o por fracción de mes. 

  

Es entendido que este plazo no reza con los sorteados ni con los que vayan a salir del país, quienes deberán pagar inmediatamente después de notificados de su clasificación. 

  


Artículo 2º Acláranse los artículos 1º y 2º del Decreto número 53 de 1937, en el sentido de que se continúen aplicando así: el "artículo 1°.", a los infractores nacidos de 1907 a 1915 inclusive, que tengan salarios no mayores de un peso ($1.00) al día, hasta el 31 de diciembre del año en que cumplan los treinta y cinco de edad; y el "artículo 2º", a todos los varones colombianos nacidos de 1906 hacia atrás, hasta el treinta y uno de diciembre del año en que cumplan los cincuenta de edad. 

  

Unos y otros deberán pagar las cantidades de $5.00 y $2.00 que respectivamente les corresponden, dentro de un plazo máximo de tres (3) meses a partir de la notificación, pero si no lo hicieren, en vez de prima de exención tendrán los siguientes recargos sobre dichas sumas: 

  

a) El cincuenta por ciento (50%) cuando la demora exceda de tres meses sin pasar de seis; 

  

b) El ciento por ciento (100%) cuando la demora exceda de seis meses y no pase de nueve; y 

  

c) El recargo del inciso b), más los intereses sobre el total al uno por ciento (1%) mensual, cuando la demora pase de nueve meses. 

  


Afecta la vigencia de: [Mostrar]



Artículo 3º. Los infractores que demuestren estar cobijados por los artículos 1º y 2º del presente Decreto y que se encuentren pagando por contados, o que se les estén haciendo descuentos de sus sueldos o salarios a buena cuenta de la prima de exención en que fueron clasificados anteriormente, tendrán derecho a que se les dé por cumplida su obligación y se les expida libreta militar de segunda clase cuando la cantidad consignada o descontada fuere igual o mayor a la cuantía de la contribución pecuniaria con sus recargos e intereses establecidos en dichas disposiciones. Si lo pagado fuere menor, se completará lo que le falta; y en caso de que exceda, no habrá lugar a devolución de dinero. 

  


Artículo 4º. Autorízase a las Juntas Territoriales Municipales, y a las autoridades militares de segunda y tercera instancia que tengan asuntos de esta naturaleza en apelación o consulta, para reconsiderar y reponer, en forma que se amolden a las prescripciones que anteceden, las clasificaciones de los infractores favorecidos en el presente Decreto y que aún no hubieren pagado la totalidad de la prima de exención asignada en actas o providencias anteriores. 

  


Artículo 5º. En armonía con el precepto contenido en el artículo 4º del Decreto número 53 de 1937, todo individuo, sea o no infractor, que no tenga peculio o renta proveniente de capital propio, ni sueldo o salario procedente de su trabajo personal, será clasificado sobre la base de las entradas de su padre cuando éste derive una renta o sueldo mínimo de mil doscientos pesos ($1.200.00) anuales. De lo contrario, el interesado quedará de hecho comprendido en el artículo 1º del mismo Decreto si fuere infractor, y si no lo fuere pagará la suma de dos pesos ($2.00). Esta misma cantidad ($2.00) se cobrará en lo sucesivo por concepto de todo duplicado o reposición de libreta. Cuando el individuo dependa de un curador, paga de acuerdo con la renta producida por el capital o patrimonio en administración, tomando como base el último año de la renta referida. 

  


Artículo 6º. A los remisos, o sea aquellos individuos elegidos en sorteo reglamentario para ingresar al servicio del Ejército y que no se presentaron en la época del acuartelamiento respectivo, se les clasificará para pagar prima de exención en cuanto sean aptos y no sean necesarios para completar los contingentes incorporables bajo banderas. Todo remiso o infractor podrá ser acuartelado, mientras esté pendiente de pago, cuando así lo exijan las necesidades del servicio, ya que éstas priman sobre cualquiera otra consideración. 

  


Artículo 7º Este Decreto, que rige desde su fecha, tendrá aplicación preferente sobre las disposiciones que le sean contrarias. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 18 de enero de 1941. 

  

EDUARDO SANTOS 

  

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, 

  

Carlos LLERAS RESTREPO 

  

El Ministro de Guerra, 

  

José Joaquín CASTRO M.