200Corte ConstitucionalCorte Constitucional20030040148CC-SENTENCIAC471C202005/11/2020CC-SENTENCIA_C_471_C_2020_05/11/2020300401632020Recurso de extracto: LA LIMITACIÓN ESTABLECIDA EN LA ELECCIÓN DEL FISCAL DEL SINDICATO SE AJUSTA AL ARTÍCULO 39 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA, ACORDE CON EL CONVENIO 87 DE LA OIT, EN GARANTÍA DE LA PARTICIPACIÓN DE LAS MINORÍAS EN EL CONTROL INTRAORGÁNICO DE LA ASOCIACIÓN SINDICAL
CONSTITUCIONALIDAD05/11/2020Alejandro Linares CantilloCÓDIGO SUSTANTIVO DEL TRABAJOD-13579Identificadores20030232053true1349077original30204325Identificadores

Fecha Providencia

05/11/2020

Fecha de notificación

05/11/2020

Magistrado ponente:  Alejandro Linares Cantillo

Norma demandada:  CÓDIGO SUSTANTIVO DEL TRABAJO


Recurso de extracto:

LA LIMITACIÓN ESTABLECIDA EN LA ELECCIÓN DEL FISCAL DEL SINDICATO SE AJUSTA AL ARTÍCULO 39 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA, ACORDE CON EL CONVENIO 87 DE LA OIT, EN GARANTÍA DE LA PARTICIPACIÓN DE LAS MINORÍAS EN EL CONTROL INTRAORGÁNICO DE LA ASOCIACIÓN SINDICAL

1. Norma demandada

CÓDIGO SUSTANTIVO DEL TRABAJO

Adoptado por el Decreto Ley 2663 del 5 de agosto de 1950 ‘Sobre Código Sustantivo del Trabajo’, publicado en el Diario Oficial No. 27.407 del 9 de septiembre de 1950, en virtud del Estado de Sitio promulgado por el Decreto Extraordinario No. 3518 de 1949

Artículo 391. ELECCIÓN DIRECTIVAS

1. La elección de directivas sindicales se hará por votación secreta, en papeleta escrita y aplicando el sistema de cuociente electoral[1] para asegurar la representación de las minorías, so pena de nulidad.

2. Modificado por la Ley 50 de 1990, art. 54. La junta directiva, una vez instalada, procederá a elegir sus dignatarios. En todo caso, el cargo de fiscal del sindicato corresponderá a la fracción mayoritaria de las minoritarias.

2. Decisión

Declarar EXEQUIBLE la expresión “En todo caso, el cargo de fiscal del sindicato corresponderá a la fracción mayoritaria de las minoritarias” contenida en el numeral 2° del artículo 391 del Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el artículo 54 de la Ley 50 de 1990, por los cargos analizados en esta sentencia.


Afectaciones realizadas: [Mostrar]


3. Síntesis de los fundamentos

En esta ocasión, la Corte se pronunció sobre una demanda interpuesta contra la expresión: “En todo caso, el cargo de fiscal del sindicato corresponderá a la fracción mayoritaria de las minoritarias” prevista en el numeral 2° del artículo 391 del Código Sustantivo del Trabajo. En opinión del accionante, dicho precepto vulnera lo dispuesto en los artículos 38 y 39 de la Constitución Política y 3° del Convenio No. 87 de la OIT, por limitar de forma desproporcionada el derecho de asociación, el derecho de asociación sindical y el principio de autonomía sindical, en la elección libre de sus representantes.

La Corte concluyó que la norma bajo examen se ajusta a los preceptos constitucionales invocados, toda vez que se trata de una limitación razonable que se sustenta en la salvaguarda de la participación y el pluralismo a favor de las minorías, que a su vez asegura el control intra orgánico que, en términos de independencia y como expresión del sistema de frenos y contrapesos al interior de las organizaciones sindicales, debe brindar el cargo de fiscal del sindicato. Todo lo anterior con miras a impulsar la realización de los principios democráticos, como restricción legal válida que admite el inciso 2° del artículo 39 de la Constitución y que resulta acorde con las directrices del Comité de Libertad Sindical, al interpretar de forma armónica los artículos 3 y 8 del Convenio 87 de la OIT.

4. Salvamento y aclaraciones de voto

La magistrada CRISTINA PARDO SCHLESINGER salvó el voto puesto que, a su juicio, de los principios que orientan la parte orgánica de la Constitución Política no se deduce que los órganos de control deben estar en manos de las minorías.

Si bien el pluralismo y el respeto de las minorías son valores constitucionales, la designación de los cargos unipersonales que cumplen funciones de control se rigen por el principio mayoritario.

Así pues, los principios democráticos que acoge la Constitución que nos rige, a juicio de la magistrada, no implican que el fiscal de los sindicatos sea elegido por la fracción mayoritaria de las minorías.

Para la magistrada, las funciones que cumple el fiscal dentro del sindicato, al tenor del artículo 369 del Código Sustantivo del Trabajo, implican que todo giro de recursos y orden de pago deba necesariamente contar con la autorización suya. De esta manera, la administración misma del sindicato, asociada a su gestión económica, debe ser autorizada por él.

De igual modo, para la magistrada Pardo este nivel de capacidad decisoria en manos de los miembros minoritarios del sindicato no se compadece con la regla por excelencia de la democracia: aquella de las mayorías.

Los magistrados ANTONIO JOSÉ LIZARAZO OCAMPO y GLORIA STELLA ORTIZ DELGADO se reservaron la posibilidad de presentar aclaraciones de voto acerca de algunas de las consideraciones en que se fundamenta esta providencia.



[1] Aparte tachado declarado inexequible mediante sentencia C-466 de 2008 (M.P. Jaime Araujo Rentería)