Ir a la encuesta de percepción

DECRETO37671949194911 script var date = new Date(29/11/1949); document.write(date.getDate()); script falsefalseDIARIO OFICIAL. AÑO LXXXV. N. 27192. 17, DICIEMBRE, 1949. PÁG. 5.MINISTERIO DE TRABAJOpor el cual se reglamenta la Ley 77 de 1948; el funcionamiento de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo; el inciso 2° del artículo 8° de la Ley 95 de 1946; el artículo 9° del Decreto-Ley 320 de 1949, y se dictan otras disposiciones.VigentefalsefalseTrabajofalsefalseDECRETO REGLAMENTARIOfalse17/12/194917/12/19492719210135

DIARIO OFICIAL. AÑO LXXXV. N. 27192. 17, DICIEMBRE, 1949. PÁG. 5.

DECRETO 3767 DE 1949

(noviembre 29)

por el cual se reglamenta la Ley 77 de 1948; el funcionamiento de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo; el inciso 2° del artículo 8° de la Ley 95 de 1946; el artículo 9° del Decreto-Ley 320 de 1949, y se dictan otras disposiciones.

ESTADO DE VIGENCIA: [Mostrar]

Subtipo: DECRETO REGLAMENTARIO

El Presidente de la República de Colombia, 

  

en uso de sus facultades legales, 

  

DECRETA: 

  


Artículo 1° La Sección de Medicina e Higiene Industrial, que funcionaba como dependencia del Departamento Nacional del Trabajo, tendrá funciones propias de acuerdo con la Ley 77 de 1948 y se denominará Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo. 

  


Artículo 2° La Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo, por conducto de su Jefe, además del cumplimiento a las órdenes emanadas del Ministro del ramo y de la dirección y manejo del personal que por Decreto número 2094 de 15 de julio de este año se le adscribe, tendrá las siguientes funciones y atribuciones: 

  

a) Hacer cumplir en el campo industrial las disposiciones de sanidad general, en colaboración con el Ministerio de Higiene. Para tales efectos, corresponde a los funcionarios de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial: dirigir las campañas de sanidad general del campo industrial y velar por el cumplimiento de las normas generales, dictadas por el Ministerio de Higiene y demás autoridades sanitarias. 

  

Los funcionarios del Ministerio de Higiene, de las Direcciones Departamentales y Municipales de Higiene y de las Secretarías de Asistencia Social, solicitarán la intervención de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial y de sus dependencias seccionales, en los problemas de orden sanitario del campo industrial que se les presenten, con el fin de que, por estas oficinas se dicten las providencias a que haya lugar. 

  

Asimismo, los Ingenieros Sanitarios oficiales prestarán su colaboración a los funcionarios de las Oficinas de Medicina e Higiene Industrial cuando ellas soliciten su cooperación técnica. 

  

b) Vigilar el cumplimiento de las disposiciones sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, dictar las providencias tendientes a las campañas de previsión de los riesgos profesionales y readaptación de los lesionados. Para la eficacia de la vigilancia a que se refiere este ordinal, la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial revisará las providencias dictadas por las autoridades administrativas del trabajo, sobre enfermedades profesionales y accidentes del trabajo; 

  

c) Reglamentar la duración de la jornada de trabajo y las labores peligrosas o insalubres, de conformidad con el artículo 3° de la Lev 6 de 1945; 

  

d) Vigilar el cumplimiento de las disposiciones sobre el trabajo de las mujeres y la protección de menores en las industrias; 

  

e) Practicar exámenes periciales de los trabajadores particulares, solicitados por los Juzgados y Tribunales del Trabajo de la Nación; 

  

f) Servir de cuerpo técnico de consulta respecto de providencias sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, cuando así lo solicite la parte interesada; 

  

g) Absolver las consultas de carácter general sobre medicina del trabajo, que le sean formuladas por las entidades particulares y oficiales; 

  

h) Clasificar las consecuencias de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales, no comprendidas en las tablas de valuación vigentes, y elaborar las que sean necesarias, de acuerdo con la Ley 6ª de 1945 y demás disposiciones que rijan sobre la materia; 

  

i) Dictar las providencias tendientes a la organización de los servicios médicos en las empresas oficiales y particulares; 

  

j) Practicar visitas a los establecimientos de trabajo de la Nación, con el fin de estudiar sus condiciones sanitarias y dictar las providencias a que haya lugar; 

  

k) Elaborar las estadísticas Médico-Sociales del Trabajo, en coordinación con la Sección de Bioestadística del Ministerio de Higiene. En consecuencia, y para los efectos de este numeral, la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial dictará las providencias conducentes a la elaboración de estadísticas Médico-Sociales en las empresas particulares y oficiales, y podrá solicitar la presentación de los cuadros elaborados, para los fines indicados antes; 

  

1) Organizar campañas de divulgación y propaganda en cualquiera de sus formas sobre medicina industrial prevención y seguridad del trabajo; 

  

m) Organizar cursos de especialización en medicina del trabajo de una duración no menor de tres (3) meses, en colaboración con la Facultad Nacional de Medicina y demás Facultades del ramo existentes en el país, y debidamente autorizadas por el Gobierno; 

  

n) Asesorar al Ministerio y a la justicia del trabajo, previa petición de los mismos, en el estudio y solución de los problemas relacionados con la medicina del trabajo e higiene industrial; 

  

o) Vigilar v hacer cumplir la disposición del inciso 2° del artículo 8° de la Ley 95 de 1946. 

  


Artículo 3° La Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio de Trabajo, tendrá las secciones y personal determinados en el Decreto 2094 de 15 de julio de 1949. 

  


Artículo 4° Los médicos seccionales de Medicina e Higiene Industriales tendrán las siguientes funciones; 

  

a) Practicar visitas periódicas, acompañados de sus respectivos Secretarios, a los establecimientos de trabajo con el fin de estudiar sus condiciones necesarias y comprobar el cumplimiento de las disposiciones sobre sanidad general y en especial de las contenidas en los respetivos reglamentos de higiene. 

  

De cada visita practicada se levantará un acta que será firmada por el médico, el secretario y el representante del establecimiento visitado. 

  

b) Exigir a las empresas industriales la presentación del Reglamento de Higiene ordenado por la Resolución número 2 de 1946 de la Dirección Nacional de Medicina e Higiene Industrial, revisarlos y enviarlos para su aprobación a la Dirección una vez que comprueben la exactitud de sus disposiciones; 

  

c) Dictar las providencias tendientes a sancionar las empresas que violen las disposiciones de carácter social, relacionadas con la Medicina e Higiene Industrial; 

  

d) Vigilar el cumplimiento de las disposiciones sobre accidentes del trabajo, enfermedades profesionales y las que se relacionan con el trabajo de menores y protección de la maternidad en las industrias; 

  

e) Hacer cumplir las disposiciones emanadas de la Dirección Nacional de Medicina e Higiene Industrial sobre organización de campañas de divulgación y propaganda, relacionadas con la medicina industrial, prevención de riesgos profesionales y seguridad del trabajo; 

  

f) Solicitar de las empresas oficiales y particulares de su jurisdicción la presentación de cuadros estadísticos para la elaboración de las estadísticas médico sociales del trabajo y enviarlas a la Dirección Nacional de Medicina e Higiene Industrial mensualmente con un informe sobre las labores desarrolladas; 

  

g) Emitir los conceptos periciales que les soliciten los funcionarios administrativos del trabajo y los de la Jurisdicción Especial del Trabajo. 

  


Artículo 5° Los Inspectores de Medicina e Higiene Industrial tendrán las siguientes funciones: 

  

a) Servir de Secretarios de los médicos industriales seccionales; 

  

b) Acompañar a los médicos seccionales, o a los médicos visitadores, en las visitas de inspección que practiquen; 

  

c) Practicar visitas a los establecimientos industriales, por delegación del médico seccional, con el fin de verificar el cumplimiento de las disposiciones y providencias dictadas sobre sanidad industrial; levantar un acta del resultado de la visita la cual será firmada también por el representante de la empresa. Todas las actas se llevarán en un libro especial y serán numeradas. 

  

d) Cumplir las comisiones que le confieran los médicos seccionales y rendir los informes correspondientes. 

  


Artículo 6° Las empresas prestarán todas las facilidades de transporte a los funcionarios industriales para el cabal cumplimiento de sus funciones, cuando el caso lo requiera. 

  


Artículo 7° Los médicos de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial colaborarán con los Inspectores del Trabajo, en el cumplimiento del ordinal n) del artículo 1° del presente Decreto, en la solución de las reclamaciones por prestaciones sociales relacionadas con las alteraciones de la salud de los trabajadores, cuando esas reclamaciones se hallen en la etapa conciliatoria, ya sea en los casos individuales o en los conflictos colectivo del trabaje que se presenten. 

  


Artículo 8° Para los efectos del artículo anterior, los Inspectores del Trabajo, al conocer, en la etapa conciliatoria, de una reclamación por prestaciones sociales sobre alteraciones de la salud, por accidentes del trabajo, o por enfermedades profesionales, convocarán audiencias y exigirán a las partes, la presentación de las pruebas y antecedentes sobre la reclamación y propondrán un acuerdo entre ellas para solucionar el problema amistosamente. Si se obtiene acuerdo, se levantará un acta en la cual se contraerá el compromiso entre las partes de solicitar el examen del reclamante y acatar el concepto técnico de los médicos de la Oficina de Medicina e Higiene Industrial, el cual se producirá en armonía con las normas legales o convencionales vigentes. 

  

En caso de disparidad entre el concepto del médico oficial y el del médico o médicos particulares que hayan intervenido en la reclamación, va sea por parte de la empresa o del trabajador, el Inspector del Trabajo adicionará el acta en el sentido de someter el problema a la decisión de la Dirección Nacional de Medicina e Higiene Industrial. Para tales, fines, enviará el expediente completo, con una copia del acta suscrita, a la Dirección y ésta tiene la obligación de emitir concepto dentro del término de quince (15) días, a partir de la fecha del recibo del expediente. 

  

Parágrafo. Las empresas estarán obligadas a suministrar al médico industrial todos los elementos de juicio que necesite para el estudio del caso presentado a su consideración, tales como historia clínica, radiografías, exámenes de laboratorio, exámenes y conceptos de especialistas. Cuando tales elementos no existan y los médicos industriales no cuenten con laboratorios oficiales donde recurrir, las empresas tienen la obligación de costear el valor de los exámenes que los médicos consideren indispensable exigir para mayor eficacia en sus estudios y dictámenes. 

  


Artículo 9° Los médicos dependientes de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial, servirán también de asesores técnicos de las Comisiones de Conciliación y Arbitraje y de los demás organismos similares, en los problemas relacionados con la medicina e higiene industrial. En consecuencia, los presidentes de dichas comisiones, de acuerdo con las partes, someterán al estudio del respectivo médico industrial, los expedientes completos para que dictaminen con base en ellos y en el examen del paciente. 

  

El concepto del médico industrial podrá ser consultado a la Dirección Nacional de Medicina e Higiene Industrial, cuando así lo solicite alguna de las partes y siempre y cuando que exista disparidad entre el concepto del médico oficial y el del médico o médicos particulares que hayan intervenido en la solución del problema. El presidente de las comisiones enviará a la Dirección Nacional de Medicina e Higiene Industrial el expediente completó y aquélla debe decidir dentro del término de quince (15) días contados desde la fecha de recibo de aquél. 

  


Artículo 10. Los laboratorios oficiales que funcionen en el país prestarán su colaboración a la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo y atenderán preferencialmente los servicios que ésta les solicite. 

  


Artículo 11. Las providencias de carácter general o especial, dictadas por la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial, relacionadas con el desarrollo de sus funciones, y en particular de las indicadas en el artículo 2° de la Ley 77 de 1948, serán sometidas a la aprobación del Ministerio del Trabajo. 

  


Artículo 12. Los empleados de los bancos tienen, de conformidad con el inciso 2° del artículo 8° de la Ley 95 de 1946, derecho a servicio médico y hospitalario en caso de enfermedad, costeado por los respectivos establecimientos bancarios. 

  

De conformidad con el ordinal i) del artículo 2° de este Decreto, la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo y las Oficinas Seccionales, velarán por el cumplimiento por parte de los establecimientos bancarios de esta disposición y dictarán las providencias tendientes a la organización de los servicios médicos y hospitalarios a que ella se refiere. 

  


Artículo 13. Los empleados de los Bancos, de conformidad con el artículo 8° de la Ley 95 de 1946 y el 9° del Decreto Ley 320 de 1949, al cumplir veinte (20) años de servicio continuo, cualquiera que sea su edad, tendrán derecho a una pensión de jubilación equivalente a las dos terceras partes del sueldo del mes en que se cumplan los veinte (20) años de servicio. La pensión de jubilación se reconocerá a la terminación del servicio y su monte no se afectará por los aumentos de sueldo hechos después de los veinte (20) años de servicio. En cambio, por el tiempo excedente de este lapso, los empleados tendrán derecho al auxilio de cesantía, liquidado de acuerdo con las normas legales sobre la materia. 

  


Artículo 14. Las infracciones a cualquiera de las disposiciones de la Ley 77 de 1948 o a cualquiera de las normas del presente Decreto se castigarán con multas de cincuenta a quinientos pesos moneda corriente, que impondrán el Director y el Subdirector de la Oficina Nacional de Medicina o Higiene Industrial, los Médicos e Inspectores Seccionales. Los apremios podrán consistir en multas sucesivas hasta por doscientos pesos ($ 200) por cada vez, y las multas ingresarán al Instituto Colombiano de Seguros Sociales. En las mismas sanciones incurrirán quienes desobedezcan traten de burlar las providencias que dicten los funcionarios industriales. 

  


Artículo 15 Las providencias y resoluciones que dicten los funcionarios de la Oficina Nacional de Medicina de Higiene Industrial del Ministerio del Trabajo, son revisables en las formas siguientes: 

  

a) Las del Director de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial, por el Ministro del Trabajo; 

  

b) La de los Médicos Seccionales e Inspectores, por el Director de la Oficina Nacional de Medicina e Higiene Industrial. 

  

Parágrafo. Las revisiones se efectuarán en virtud de apelación que los interesados interpongan contra las resoluciones y providencias, sin perjuicio del recurso de reposición que los mismos interesados puedan interponer ante el funcionario que pronunció la providencia o resolución, todo con sujeción al procedimiento señalado en los artículos 8°, 9° y 10 de la Lev 12 de 1936. 

  

Comuníquese y publíquese. 

  

Dado en Bogotá a 29 de noviembre de 1949. 

  

MARIANO OSPINA PEREZ 

  

El Ministro del Trabajo, Evaristo SOURDIS-El Ministro de Higiene, Jorge CAVELIER